miércoles, 29 de marzo de 2017

Plantearon en la OEA necesidad de restablecer la democracia en Venezuela


El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americans sesionó ayer para discutir la crítica situación de Venezuela. La mayoría de las participaciones de los embajadores planteó la necesidad de restaurar la democracia en Venezuela, lo que pasa por liberar a los presos políticos, establecer un cronograma electoral y recuperar la institucionalidad reconociendo la independencia de los poderes.
Pidieron se insistiera en un diálogo abierto y constructivo que permita que todas las voces sean escuchadas, con plazos determinados y procesos que admitan la evaluación de resultados.


Jennifer May Loten, embajadora de Canadá, presentó un documento en el que se emplaza a la OEA a concretar una hoja de ruta, pero el documento no se sometió a votación. “Este texto es el cimiento para una resolución que se preparará en los próximos días y fijará el mecanismo con el que la OEA dará seguimiento a la situación en Venezuela”, explicó a los periodistas el embajador mexicano en la OEA, Luis Alfonso de Alba, al término de la reunión, señaló la agencia EFE.
“El documento se limita a emplazar a la OEA a seguir examinando opciones, con la participación de todas las partes en Venezuela, para apoyar el funcionamiento de la democracia y el respeto al Estado de Derecho dentro del marco constitucional venezolano”. Además en el texto se indica la necesidad de encontrar propuestas concretas para definir un curso de acción “que coadyuve a identificar soluciones diplomáticas, en el menor plazo posible, en el marco institucional de nuestra organización y a través de consultas incluyentes con todos los Estados miembros”.
Luis Almagro, secretario general de la Organización, indicó que no era intervencionista la defensa de la democracia. “Debemos demostrar nuestro compromiso con el pueblo de Venezuela. No podemos olvidarlo”. Dijo que el orden constitucional debía ser restaurado con urgencia.
“Nos sumamos a los reclamos por la liberación de los presos políticos, la separación de poderes y la asistencia a la crisis humanitaria. Los pasos que hemos dado son gigantescos”. Subrayó que valoraba la convocatoria del Consejo Permanente y que respaldaba las acciones que se consideraran para ayudar a Venezuela. “No respaldamos ninguna invasión. Nuestra acción es lo opuesto a un golpe de Estado”.
Estrategia. Después de una hora de dilaciones por parte de los representantes de Venezuela, Nicaragua y Bolivia, comenzó la sesión extraordinaria. Samuel Moncada, representante alterno de Venezuela en la OEA, señaló que la reunión convocada sin el consentimiento de Venezuela era de carácter intervencionista y que por lo tanto no debía ocurrir. Advirtió que los países miembros de la organización habían recibido presiones de Estados Unidos. “Los Estados no pueden discutir lo que quieran, no hay base legal. Si sigue este debate, nosotros protestamos la naturaleza y entendemos que discuten sobre nuestros asuntos internos sin tener nuestro consentimiento. De aquí en adelante están violando la carta de la OEA”.
En su disertación fue apoyado por los representantes de Nicaragua y Bolivia que rechazaron la convocatoria, e indicaron que vulneraba la autonomía de Venezuela.
Moncada intervino una vez más al final de la sesión y descalificó a quienes lo adversaron. “No podemos entender que ninguno de los países que aprobó la sesión tiene buena voluntad con Venezuela”. Fue agresivo y luego de indicar que lo que había hecho el secretario general era una “burla” atacó a los representantes de Brasil, Colombia, Canadá, México y Estados Unidos.
“Buena parte de lo que ha ocurrido aquí es por presiones de los poderosos que han hecho lo imposible para que lleguemos hasta aquí. Lo que sucedió ayer con Marcos Rubio, que amenazó con sanciones a los países de esta organización, es gravísimo”. Afirmó que toda la sesión había sido orquestada por el gobierno de Estados Unidos.
El representante de México, Luis Alfonso Alba, dio lectura a un documento previo que fue aprobado por 14 países en los que especifican que deben agotarse los esfuerzos diplomáticos, antes de proceder a la suspensión de Venezuela. “Reiteramos que el diálogo y la negociación son la vía idónea para llegar a soluciones duraderas a los problemas que afronta el hermano pueblo venezolano”.
De Alba recalcó que era urgente que se atendiera de manera prioritaria la liberación de los presos políticos, se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional y que se establezca un calendario electoral. “Reiteramos nuestra disposición a colaborar con el pueblo y el gobierno de Venezuela en toda aquello que pueda contribuir a una solución de los desafíos políticos, económicos y sociales en ese país”.
El Consejo Permanente tomó nota de las participaciones. Se levantó la sesión sin ninguna votación.

20 votos a favor
La sesión extraordinaria del Consejo Permanente se extendió por espacio de 3 horas. Estaba convocada para las 2:00 pm, pero comenzó con retraso de una hora. Solo a las 4:00 pm se eligió el orden del día. Anteriormente los embajadores de Venezuela, Nicaragua y Bolivia trataron de impedir infructuosamente que iniciara la sesión hasta que finalmente se pasó a la votación. El orden del día fue aprobado con los sufragios a favor de Santa Lucía, Uruguay, Argentina, Barbados, Bahamas, Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay y Perú. Saint Kitts y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Bolivia, Dominica, Ecuador, El Salvador, Haití, Nicaragua, República Dominicana y Venezuela. Se abstuvieron Trinidad y Tobago, y Antigua. Granada estuvo ausente.

Las voces en el Consejo Permanente
Jennifer Loten, embajadora de Canadá
“No podemos dejar que continúe esta situación de erosión de los derechos humanos en Venezuela. Hay ausencia de valores y principios democráticos”. Exigió elecciones sin demora.
Rogelio Sotela Muñoz, embajador de Costa Rica
“Deseamos ver a Venezuela crecer con estabilidad”, indicó. Explicó que Venezuela vive una profunda crisis y mostró preocupación por el debilitamiento institucional. “No podemos ser indiferentes”.
Ana Rosa Valdivieso, embajadora de Perú
Pidió liberar a los presos políticos. Alertó sobre el aumento de las tensiones sociales. Pidió la integración de un grupo de países amigos que permitan atender la crisis humanitaria.
Andrés González, embajador de Colombia
“La crisis que afecta al hermano pueblo de Venezuela constituye un desafío para todos nosotros y la organización”, indicó. Fue claro en señalar que la solución atañe a los venezolanos.
Kevin Sullivan, embajador de Estados Unidos
Llamó a actuar con urgencia. Exigió que el gobierno cumpla con la Constitución. Citó a Franco de Vita: “La libertad es un derecho fundamental para todos los seres humanos”.
Elisa Ruiz Díaz, embajadora de Paraguay

“El pueblo venezolano tiene derecho a la democracia, y el gobierno tiene que defenderla y promoverla”. Subrayó que era urgente la liberación de los presos políticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.