lunes, 3 de abril de 2017

Venezuela, Bolivia y Nicaragua denuncian “golpe de estado institucional en la OEA” interrumpiendo inicio de sesión



Diego Pary, embajador boliviano ante la Organización de Estados Americanos Foto: Juan Manuel Herrera/OAS
Diego Pary, embajador boliviano ante la Organización de Estados Americanos
Foto: Juan Manuel Herrera/OAS
Bolivia, Venezuela y Nicaragua lamentaron y catalogaron de “golpe de estado institucional en la OEA” el inicio a la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos.


El embajador boliviano Diego Pary, suspendió unilateralmente la sesión más temprano y luego, al incorporarse, afirmó que “es lamentable que un país amigo hoy asuma de manera golpista la presidencia del Consejo Permanente”, respecto al inicio de la sesión por parte del embajador de Honduras.
“Se ha dado un golpe institucional a la presidencia del Consejo permanente, Bolivia no acepta que agredan su soberanía”.
Del mismo modo, aseguró que desconocieron también al vicepresidente el embajador de Haití.
“Le acaban de dar un golpe de Estado a Bolivia y Haití. Es un abuso que se hable de Venezuela sin nuestro permiso”, sentenció el embajador venezolano Samuel Moncada.
A petición de México, hubo un receso para informar a todos los países que no están presentes en la sala del Consejo de que se va a llevar a cabo la reunión, que fue convocada el viernes cuando la presidencia del Consejo la ocupaba Belice y a solicitud de 20 países.
La canciller de Argentina, Susana Malcorra, abrió el debate leyendo el comunicado emitido el sábado desde los países del Mercado Común del Sur (Mercosur), en donde aplicaron la cláusula democrática a Venezuela.
“Hemos dado el proceso de la aplicación de la cláusula democrática del Mercosur sin que ello implique la destitución de Venezuela del organismo”, dijo antes de la interrupción.
Más temprano
La Organización de Estados Americanos (OEA) se prepara para iniciar la sesión sobre Venezuela, que será presidida por Honduras ante la ausencia de Bolivia, presidente del Consejo Permanente y que suspendió esa reunión de manera unilateral esta mañana.
El asesor jurídico de la OEA, Jean Michel Arrighi, explicó que la sesión puede comenzar porque hay quórum (un tercio de los 35 Estados miembros, es decir, al menos 12) y que, al no estar el presidente (Bolivia) ni el vicepresidente (Haití), le corresponde presidirla al embajador titular con más antigüedad en la organización, Leónidas Rosa Bautista, de Honduras.
A petición de México, ahora hay un receso de 15 minutos para informar a todos los países que no están presentes en la sala del Consejo de que se va a llevar a cabo la reunión, que fue convocada el viernes cuando la presidencia del Consejo la tenía Belice y a solicitud de 20 países.
Los representantes de los países miembros de la OEA se encontraban reunidos este lunes por la tarde y podría realizar la sesión de emergencia convocada para analizar la crisis en Venezuela, aún cuando el representante de Bolivia, quien pasó a presidir el Consejo permanente este sábado, había anunciado que el encuentro había sido suspendido, reseña El Nuevo Herald.
Fuentes en la Organización de Estados Americanos dijeron a el Nuevo Herald que la decisión de Bolivia había incomodado a un nutrido grupo de delegaciones, y que éstas estaban proponiendo realizar el encuentro sin la moderación del embajador boliviano Diego Pary.
La congregación de los países miembros estaba siendo transmitida en vivo por la página de Internet de la organización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.