.

.

lunes, 26 de junio de 2017

ANC tiene sus límites pero no se respetarán


Experto afirma que la ANC
Experto afirma que la ANC "tampoco tiene un poder absoluto"

Andreina Domínguez U.
adominguez@bloquedearmas.com

Voceros del oficialismo dejan entrever que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) impulsada por el Gobierno será una entidad con todo tipo de facultades. Un órgano que a todas luces podrá disolver el Parlamento, destituir a la Fiscal General de la República, entre otras acciones.
Sin embargo, Jesús María Casal, abogado constitucionalista asegura que "una verdadera Constituyente" apegada a la actual Carta Magna tiene límites establecidos.



"En una democracia constitucional no puede concebirse ningún poder absoluto. La ANC tampoco tiene un poder absoluto", expone.
El jurista hace mención a la propia teoría del poder constituyente, la cual debe respetar la octava base comicial del proceso de 1999 propuesta por el entonces presidente Hugo Chávez Frías y que se repite hoy en día en la base décimo primera.
El referido artículo establece que "una vez instalada la Asamblea Nacional Constituyente como poder originario deberá dictar sus estatutos de funcionamiento, teniendo como límites los valores y principios de la historia republicana, así como el cumplimiento de los tratados internacionales, acuerdos y compromisos válidamente suscritos por la República".
Destaca que debe asumir "el carácter progresivo de los derechos fundamentales de los ciudadanos y las garantías democráticas".
"Significa, entonces, que no pueden tomarse decisiones que menoscaben los derechos humanos, los tratados internacionales. Deben respetar se las garantías democráticas y la tradición republicana", explica el experto.
Destaca el especialista que parte de las garantías democráticas y los derechos humanos, "es el Estado de Derecho" por lo tanto la ANC no puede ser un ente de concentración de poderes. Para Casal lo que debe hacer la ANC, según el artículo 347 constitucional, es crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución. Posteriormente, ésta sería aprobada o no por el pueblo mediante un referendo.
"A partir de estos límites, sostengo que la ANC no puede ser un órgano de concentración de poderes, solo puede adoptar algunas medidas para protección de su propio trabajo, el procedimiento de la Constituyente pero el eje de su trabajo es redactar una nueva Constitución", insiste.
Pleno poder. Pese a ello, el abogado advierte que tanto el presidente Nicolás Maduro, como algunos miembros de la Comisión presidencial de la ANC, han dicho claramente que será un órgano “plenipotenciario” que incluso podría disolver la Asamblea Nacional, dictar leyes constitucionales, remover a la Fiscal y adoptar medidas para abordar la crisis económica.
Siendo así, el experto en leyes estima que la Constituyente se convertiría en una especie de “co-gobierno” por un tiempo indefinido, "lo que es muy grave. Esta situación que no tenga un plazo fijado es algo peligroso y también la desnaturaliza por completo", refiere.
Si se instala la ANC, "ese órgano va a pretender un pleno poder", apunta Casal.
“Poder y más poder”. Gabriel Reyes, politólogo, afirma que una ANC tiene en principio "todo el poder que le da el pueblo" por el hecho de ser la encargada de redefinir las nuevas reglas del juego, por ello es importante que sea la ciudadanía quien apruebe si se celebra o no y bajo qué términos.
El analista recuerda que la Constitución, conocida también como el "contrato social", "es el documento que rige la reglas de convivencia de los ciudadanos, la conformación del Estado. "En otras palabras, es la que define la prioridad en cuanto a los deberes y derechos de los ciudadanos".
Ante ello, explica que el hecho de que exista un grupo de personas con la autoridad suficiente para establecer esas reglas del juego les otorga prácticamente un poder infinito "en términos de un alcance no acotado" para que decidan lo que es conveniente para restituir el país.
A juicio de Reyes, una ANC puede limitar o eliminar cualquier derecho. "La constituyente no tiene límites, puede cambiar nuestras vidas como lo decidan. Es una instancia burocrática y aún la gente no está entendiendo la magnitud de esto, es algo grave", apunta.
El analista político lamenta que Maduro pretenda construir una mayoría sobre la base de una minoría comprometida. "Lo que está sucediendo es que hay un gobierno que quiere cambiar las reglas del juego sin respaldo dimensionando la capacidad de una minoría para gobernar sobre la mayoría".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.