jueves, 22 de junio de 2017

BCV dialoga con prestamista Nomura para vender notas en busca de liquidez


La gente camina cerca de los billetes venezolanos ampliados y exhibidos en el edificio del Banco Central de Venezuela en Caracas, Venezuela. 23 de mayo 2017. La primera subasta del nuevo sistema cambiario de Venezuela, conocido como Dicom, arrojó un tipo de cambio de 2.100 bolívares por dólar, dijo el miércoles el Banco Central. REUTERS/Carlos Barria
La gente camina cerca de los billetes venezolanos devaluados y en tamaño gigante, exhibidos en el edificio del Banco Central de Venezuela en Caracas, Venezuela. 23 de mayo 2017 REUTERS/Carlos Barria
El Banco Central de Venezuela (BCV) está en conversaciones con el prestamista japonés Nomura para vender notas que posee en su portafolio a cambio de liquidez, dijeron el jueves el diputado opositor Ángel Alvarado y una fuente del sector financiero, reseña Reuters.


La discusión se produce pocas semanas después que Nomura participó junto al banco estadounidense Goldman Sachs en una controvertida compra de bonos venezolanos valorados en 2.900 millones de dólares.
La negociación involucra dos notas emitidas por el banco japonés con un valor facial de 710 millones de dólares, que mantiene en cartera el Banco Central, dijo una fuente financiera local conocedora de las negociaciones. Los títulos emitidos en 2008 y atados al riesgo de incumplimiento de pagos vencen en 2018 y 2023.
“El Gobierno sigue en una estrategia desesperada de remate de activos”, dijo el diputado Ángel Alvarado a Reuters. “Ahora Nomura está recomprando notas que tiene el Banco Central a precios de gallina flaca”, agregó el legislador, sin aportar mayores detalles sobre las condiciones de la operación.
Nomura declinó comentar sobre la operación.
En oferta
El instituto emisor viene ofreciendo buena parte de su portafolio de títulos para conseguir efectivo rápido y con ello cubrir pesados compromisos financieros este año y el próximo, que superan sus reservas de unos 10.000 millones de dólares.
La oposición venezolana, en tanto, inició una campaña para disuadir a firmas de Wall Street de financiar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que ha cosechado la condena internacional por supuestos abusos de poder y violaciones a los derechos humanos.
Sin embargo, Nomura parece dispuesto a enfrentar las críticas a cambio de cerrar un atractivo negocio. Un operador financiero en Nueva York, familiarizado con las conversaciones, también indicó que el banco prevé recomprar a un fuerte descuento las notas.
“La negociación puede cerrarse tan pronto como la semana que viene”, dijo el agente, que solicitó reservar su nombre por no estar autorizado para comentar del caso.
Según un documento visto por Reuters, una de las propuestas era que el BCV entregara una nota por 390 millones de dólares emitida por Nomura al 2018 y con un cupón de 6,75 por ciento, a cambio de otra nota al 2022 y una porción de efectivo.
Desde el año pasado, Nomura discute acuerdos financieros con autoridades de Venezuela utilizando como garantía papeles en manos del BCV.
Las notas de Nomura forman parte de una cartera de títulos con un valor facial de unos 2.500 millones de dólares que el instituto emisor busca negociar con firmas en Wall Street, afirmó una fuente financiera conocedora de esos activos.
Por Corina Pons/Reuters

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.