martes, 13 de junio de 2017

Convocatoria a paro nacional debe pensarse dos veces


Foto: Archivo
Foto: Archivo

Redacción Diario 2001
Desde la dirigencia opositora se anuncia preparativos para convocar una “huelga nacional permanente”. Sin embargo, analistas consultados coinciden en que, ante la coyuntura política, social y económica que atraviesa el país, no sería una medida conveniente ni favorable para el pueblo venezolano.
“Creo que se trata de un llamado exploratorio. Una acción como esa, en este contexto país, con grave escasez, es como fuerte para la población; allí el tema sería quién aguantará más esa actividad, refiere el politólogo Luis Salamanca.



Explica que la tensa situación se continúa percibiendo en las calles del país, donde ninguna de las principales fuerzas políticas ha logrado imponerse de manera definitiva. En otras palabras, “ni el Gobierno ni la oposición ha sacado reivindicaciones importantes, ninguno de los sectores logra imponerse sobre el otro“, comenta el experto.
“Por un lado, el Gobierno sigue dando respuestas al movimiento de protestas pero no logra detenerlo y por otro parte, la gente se mantiene en las movilizaciones canalizando sus penurias, pero tampoco alcanza sus objetivos definitivos”, añade.
Para Salamanca un “paro nacional de actividades” es en otras palabras , un paro de lo poco que anda en la economía. Un escenario que generaría una situación aún más critica a los temas de inflación y escasez. “En ese aspecto hay que pensarlo bien”, asegura.
En este sentido, el analista trae al recuerdo el paro petrolero del 2002-2003, el cual, según él, “el Gobierno de entonces, logró superar. “Si se realiza ese paro para forzar la salida de Maduro hay que medirlo con mucho cuidado porque el Gobierno va a aguantar mientras los militares lo sostengan. Si hacen un paro tradicional al estilo de 2002 diría que no es conveniente”.
Carlos Raúl Hernández, doctor en Ciencias Políticas manifiesta su rotundo desacuerdo ante un presunto llamado a huelga nacional. A su juicio, es “insistir en el enfoque equivocado de creer que el gobierno debe salir por la vía de la fuerza”.
“La verdad es que no conozco en la historia ningún caso de huelgas generales que hayan terminado con gobierno, en general lo que han producido es grandes fracasos, masacres, muertes, violenta. Es decir, ningún triunfo positivo. No veo ninguna motivo para que en Venezuela vaya a haber una excepción”, expone.
Según Hernández es necesario enfocarse en ganar terreno por la vía electoral o por la negociación a través de un acuerdo de gobernabilidad para que exista una verdadera reconstrucción en el país.
Alerta. Por otra parte, Luis Salamanca advierte que una protesta de esta magnitud -en términos de medición de fuerza- el Gobierno podría actuar con expropiaciones y medidas radicales como lo ha hecho en el pasado. “Ese es otro elemento que deben evaluar porque ante la amenaza de colectivos, milicias de cerrar empresas, si éstas se unen a la convocatoria, puede hacer que sectores no se sumen si el paro es indefinido”, sostiene.
En todo caso, Salamanca sugiere que sería apropiado y eficaz convocar un paro cívico par el día 30 de julio, en caso de que se llegara a celebrar las elecciones para la Constituyente, porque demostraría el poco respaldo que tiene Maduro electoralmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.