.

.

jueves, 22 de junio de 2017

En un año, familias pagaron cuatro veces más por la cesta alimentaria


En mayo del año pasado era muy difícil para una familia poder reunir los 226.462,17 bolívares que costaba la canasta alimentaria, medición llevada por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros. Pero la situación empeoró y en mayo de este año, para cubrir la misma canasta se necesitaron 990.918,92 bolívares: 4,3 veces más.


Los informes que publica el Cendas respaldan las quejas de millones de consumidores que a diario ven como todos los rubros de la cesta alimentaria aumentan de precio, mientras sus sueldos van perdiendo capacidad de compra.
El reporte del Cendas, de mayo del año pasado, indicaba que para que una familia de cinco miembros pudiera pagar la cesta de alimentos debía reunir 15 salarios mínimos, (ubicado en 15.051,15 bolívares). Desde entonces el sueldo subió en cuatro ocasiones, pero aunque las familias empezaron a recibir más billetes, no pudieron comprar más.
El Cendas refiere que el mes pasado las familias debían reunir 15,2 salarios mínimos (65.021 bolívares) para poder pagar por los 58 alimentos que integran la cesta alimentaria. Es decir, que el sueldo cubría apenas 6,6% de la canasta.
Los informes también precisan que el precio de la canasta ha subido por el aumento de todos los rubros que la integran: carnes y sus preparados; grasas y aceites; pescados y mariscos; raíces, tubérculos y otros; salsa y mayonesa; cereales y productos derivados; frutas y hortalizas; azúcar y sal; café; leche, quesos y huevos; y granos.
Uno de los grupos que más subió fue el de carnes y sus preparados, estaba en 55.522,72 bolívares en promedio y subió a 206.283,62 bolívares. El Cendas detalla que en mayo de 2016 un kilo de carne de primera estaba en 4.207,89; mientras que el mes pasado subió a 15.289,06 bolívares. Aún cuando está regulado en 250 bolívares, según la Superintendencia de Precios Justos.
El grupo leche, quesos y huevos fue otro de los que más repuntó. En mayo del año pasado el cartón de huevos (30 unidades) estaba en 1.423,00 bolívares, mientras que en igual mes de este año subió a 13.851,43 bolívares, a pesar de estar regulado en 420 bolívares.
Además, el rubro de frutas y hortalizas también tuvo un alza importante. La cebolla, por ejemplo que costaba 1.470 bolívares el kilo pasó a 4.167,57 bolívares el kilo. Mientras que el kilo de pimentón, que se conseguía en 1.572,27 bolívares, llegó el mes pasado a 5.334,86 bolívares.
Más caro. Oscar Meza, economista y director del Cendas afirmó que desde que miden la canasta alimentaria, no habían visto una situación tan dramática como la de ahora. “Todos los días a la gente le toca usar la imaginación para ver qué puede comer para no irse con hambre al trabajo. Por todos lados se ve la necesidad. La gente siente mucho desespero, mucha angustia”.
Coincidió en que el aumento de la tasa de cambio del Dicom y el alza del dólar paralelo pueden hacer que los precios de los alimentos continúen en ascenso.
Meza estima que en diciembre la canasta alimentaria puede llegar a 3,17 millones de bolívares. Mientras el salario mínimo posiblemente ascienda a 100.000 bolívares, y el bono de alimentación a 233.333 bolívares. “Lo que creo es que la caída del consumo es tan brutal, que puede ser una variable que evite que los precios suban más de lo que pudieran”.
A finales de 2015, el entonces vicepresidente Jorge Arreaza informó que el precio regulado del cartón de huevos (30 unidades) era de 420 bolívares. Desde entonces el Ejecutivo no revisó el precio. Sin embargo, el mes pasado cada huevo costaba 460 bolívares, pues el cartón llegó a 13.851,43 bolívares, según el Cendas.

En un recorrido realizado por supermercados y mercados municipales, que realizó El Nacional, a inicios de este mes, el precio del cartón de huevos estaba entre 14.000 y 15.000 bolívares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.