lunes, 19 de junio de 2017

“La presión de calle debe seguir hasta haber disposición clara a negociar”


“La presión de calle debe seguir hasta que haya una disposición clara a negociar”, afirmó Benjamín Scharifker, rector de la Universidad Metropolitana. Aseguró que entre gobierno y oposición se debe llegar a algún arreglo mínimo que permita avizorar una salida al conflicto, y no cree que se dé por la vía de la confrontación.


Dijo que las condiciones no están dadas para una salida negociada: “El gobierno piensa que puede sobrevivir, no se siente amenazado. No queda más remedio que seguir haciéndole presión para convencerlo de que la gente no quiere seguir viviendo en estas condiciones”.
Subrayó que los estudiantes forman parte del sector más creíble de la población. “Cuando un muchacho sale a la calle porque quiere garantizar su futuro eso tiene más credibilidad que si yo después de unos cuantos años de vida digo lo mismo. Por eso el papel que juegan es importantísimo para la construcción de una patria mejor, aparte de que exponen sus vidas porque la represión es brutal”, puntualizó.
Advirtió que a las universidades les tocaba orientar a la población en la búsqueda de la verdad sobre la base del análisis de la realidad y no sobre lo que diga una ideología. Por ello, valoró como sumamente importante la participación en el Frente para la Defensa de la Constitución y la Democracia, que ya se ha instalado en los principales municipios y estados del país con la participación de gremios, sindicatos, ONG, activistas sociales y centenares de personas de la sociedad civil. 
Scharifker indicó que querían dejar claro lo fraudulento de la convocatoria a una asamblea nacional constituyente: “El gobierno ha convocado de una manera equívoca, con un procedimiento inadecuado, porque la Constitución es muy clara al especificar que quien puede hacer la convocatoria es el ciudadano, no el presidente de la República ni ninguna otra instancia como se ha pretendido”.
Aseguró que las bases comiciales no son democráticas. “Violan el principio de universalidad en el cual el voto de las personas tiene el mismo valor”, destacó.
Alertó además que las elecciones sectoriales presentan registros poco claros, que no han sido auditados.

Muchas de las casas de estudio autónomas ya se han sumado a esta cruzada: la Universidad Central de Venezuela, la Católica Andrés Bello, la Metropolitana, la Universidad de Carabobo, la Universidad de los Andes, la Universidad de Oriente y la Universidad del Zulia. “A las casas de estudio no les corresponde tomar partido en la diatriba política, pero sí toca ofrecer soluciones y mantener los espacios abiertos a la discusión de todas las ideas, a la búsqueda de la verdad y a la formación de las personas”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.