jueves, 1 de junio de 2017

OEA deja en "stand by" debate sobre Venezuela





Foto: Archivo
Foto: Archivo

Redacción 2001|r2001@bloquedearmas.com
La Organización de Estados Americanos (OEA) suspendió ayer por consenso la reunión de consulta de cancilleres sobre Venezuela ante la falta de acuerdos sobre las dos propuestas de declaración presentadas.
Luego de una larga discusión y de un receso, los representantes de los países miembros decidieron cancelar el encuentro, y deberán acordar ahora una fecha para otra reunión de consulta de cancilleres sobre el mismo tema a celebrarse antes de la Asamblea General de la organización, que tendrá lugar entre el 19 y el 21 de junio en Cancún, México.


Durante el encuentro, los discursos de los miembros de la OEA se concentraron en el deseo del grupo en colaborar con la solución a la crisis venezolana y la importancia de celebrar un diálogo “serio”, “renovado” entre el Gobierno y la oposición. Al tiempo que se reconoció que serían los venezolanos en dar las señales de entendimiento y reconciliación nacional, también se destacó la legitimidad y responsabilidad de la OEA en coadyuvar al “impasse” político, social y humanitario.
“No podemos quedarnos con los brazos cruzados. La indiferencia no es opción para nosotros”, marcó el canciller de Brasil, Aloysio Nunes.
Las exposiciones dejaron espacio para mostrar la preocupación de las ministras de Relaciones Exteriores de Argentina, Panamá y Colombia en la convocatoria a una Asamblea Constituyente, entre otros temas.
La canciller colombiana, María Ángela Holguín, señaló que “el proceso de la Constituyente en este momento es negativo para el país”.
Tras el desarrollo de la reunión en Washington quedaron sobre la mesa dos propuestas, por una parte la promovida por Canadá, EEUU, México, Perú y Panamá y por la otra la defendida por los países del Caricom.
En la primera se solicita al presidente Nicolás Maduro “el cese” de la Asamblea Constituyente “en la forma en que está concebida actualmente”, la liberación de los “presos políticos” y un calendario electoral con observación internacional.
En el otro extremo está el borrador a considerar, tiene el sostén de los países del Caribe que promueven una declaración más suave.
“No me da la gana una dictadura igualita a la cubana”; “Americanos, actúen para devolver el hilo constitucional a Venezuela”, así coreó un grupo de venezolanos llegado de Miami, Georgia, Virginia o el mismo Washington frente a la sede de la OEA.
“Hemos venido para decirle a los miembros de la OEA que nos han dado un ‘no’ que hasta cuándo van a ser cómplices del régimen de Maduro”, dijo a Efe Jani Méndez, que pertenece a la Asociación de Madres y Mujeres Venezolanas en el Exterior (Amavex).
A su lado protesta Andrea Hernández, una cubana que salió de la isla hace más de cuarenta años “huyendo del comunismo” y ahora pide “el apoyo de la región contra un Gobierno que está oprimiendo al ciudadano”.
Como ella, Alejandro Molero, tampoco pertenece a una organización pero hoy protesta en la OEA para “que la comunidad internacional reaccione” porque “el silencio es complicidad”.
Los tres explican que esperan “un autobús” que llega desde Atlanta y más manifestantes a lo largo del día, por lo que creen que la protesta podría superar el centenar de personas.
 “No queremos otra dictadura”
“No me da la gana una dictadura igualita a la cubana”; “Americanos, actúen para devolver el hilo constitucional a Venezuela”, así coreó un grupo de venezolanos llegado de Miami, Georgia, Virginia o el mismo Washington frente a la sede de la OEA.
“Hemos venido para decirle a los miembros de la OEA que nos han dado un ‘no’ que hasta cuándo van a ser cómplices del régimen de Maduro”, dijo a Efe Jani Méndez, que pertenece a la Asociación de Madres y Mujeres Venezolanas en el Exterior (Amavex).
A su lado protesta Andrea Hernández, una cubana que salió de la isla hace más de cuarenta años “huyendo del comunismo” y ahora pide “el apoyo de la región contra un Gobierno que está oprimiendo al ciudadano”.
Como ella, Alejandro Molero, tampoco pertenece a una organización pero hoy protesta en la OEA para “que la comunidad internacional reaccione” porque “el silencio es complicidad”.
Los tres explican que esperan “un autobús” que llega desde Atlanta y más manifestantes a lo largo del día, por lo que creen que la protesta podría superar el centenar de personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.