.

.

domingo, 2 de julio de 2017

Canciller de Argentina: La democracia en Venezuela está violentada


A pedestrian holds a tear gas mask as he walks past a graffiti that reads "Dictatorship? You know!" during a rally against Venezuelan President Nicolas Maduro's government in Caracas, Venezuela June 22, 2017..  REUTERS/Christian Veron
Un grafiti en un muro de Caracas REUTERS/Christian Veron
 
El flamante canciller Jorge Faurie lleva un ritmo de trabajo frenético. Es que el reto que se impuso no es sencillo: materializar en hechos concretos la “inserción en el mundo” que consiguió Susana Malcorra. El objetivo del ministro de Relaciones Exteriores es traducir esa frase en inversiones y nuevos negocios para la Argentina.
Por SANTIAGO DAPELO | LA NACIÓN | ARGENTINA/El Nacional


Diplomático de carrera, Faurie sabe que llegó al más alto honor que tenía en su camino y lo quiere aprovechar al máximo. En ese camino, habla de continuidad, pero marca una diferencia sobre un tema sensible, que generó tensión entre la Casa Rosada y su antecesora: la situación en Venezuela. En una entrevista con La Nación, lejos de la prudencia de Malcorra, Faurie expresa con mayor dureza la posición de la Argentina: “La democracia en Venezuela está violentada; hoy no es sostenible decir que hay más tiempo”.
-Si bien hace solo 20 días que asumió el cargo, ¿cuál es su primera impresión?
-Es sumamente positiva porque comprobé que el país ha vuelto a ocupar un lugar de relieve y en algunos casos protagónico en la región y en el mundo.
-¿Qué le pidió el presidente?
-A ver… un trabajo rápido, eficaz y sobre todo que consolidemos esta inserción de la Argentina en el mundo para un incremento sobre todo de la colocación de su producción. Y así generar fuentes de mayor trabajo acá e inversiones para consolidar esas fuentes de trabajo.
-¿Está preparada la Cancillería para estos desafíos?
-Tenemos condiciones para hacerlo, pero tenemos que organizarnos para hacerlo de esta manera.
-¿Eso implica algún tipo de reestructuración?
-Estamos tratando de aliviar el proceso decisorio de manera tal que sea más rápida la respuesta. Los desafíos que tiene el mundo hoy son, por razones tecnológicas, muy demandantes. La idea es que la Cancillería esté adecuada. Pero nuestro objetivo principal es pensar qué es lo que Argentina necesita respecto del mercado y cómo nos adecuamos para ofrecer esa respuesta.
-¿Habrá un control más estricto sobre las embajadas?
-No es una cuestión de premios o castigos, sino de fijar objetivos y ver cómo los alcanzamos. Soy demandante en que todos pongan su mejor esfuerzo. En este momento la prioridad número uno de la Cancillería es lograr más mercado para nuestros productos.
-El sello de Malcorra, según el presidente, fue la inserción del país en el mundo después de años de aislamiento. ¿Coincide con que el país estuvo aislado durante la última década?
-Sin duda. Fue una época de un aislamiento que nos empobreció y nos limitó.
-¿Cuál es el principal desafío que se planteó usted?
-Mi objetivo es consolidar la presencia de la Argentina en el mundo, pero con hechos. Porque una cosa es abrirla, pero otra es conseguir resultados.
-¿Cuáles son las prioridades?
-Estamos haciendo todo el esfuerzo por cerrar un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. Pero a nivel bilateral tenemos en marcha negociaciones con Colombia, México y el diálogo con la Alianza del Pacífico. Tenemos que consolidar todo esto. También se han abierto posibilidades comerciales con Estados Unidos.
-¿Es posible que se firme un acuerdo con la UE este año?
-Es una gran expectativa. Sería una señal muy importante que tienen que dar la Unión Europea y el Mercosur frente a un momento en que algunos líderes hablan de cerrarse sobre sus intereses. La Argentina lo hizo por 12 años y no produjo ningún resultado más que el achicamiento del aparato productivo y el empobrecimiento de la sociedad.
-Inversores, embajadores y empresarios deslizan que las elecciones de octubre son un condicionante para el arribo de inversiones. ¿Es así?
-El gobierno está dando los pasos en función de hacer reformas que signifiquen una adecuación del país a lo que está viviendo el mundo. Tomá el ejemplo de la OCDE, estar ahí nos permitirá vincularnos con mayor credibilidad ante los principales socios de la economía mundial.
-¿Cómo definiría lo que ocurre en Venezuela?
-Venezuela es una llaga.
-Las declaraciones de Maduro de esta semana, donde advirtió que responderá con las armas, no deja mucho margen de negociación. ¿Qué puede hacer la comunidad internacional?
-Tenemos que seguir insistiendo para que se sienten a dialogar. Tratar de que el gobierno venezolano se persuada que las armas no son una solución. Pero es la sociedad venezolana la que debe actuar, nosotros vamos a ayudar para que encuentren un punto de diálogo.
-Con la salida de Malcorra del ministerio da la sensación de que hay más armonía entre el discurso que emana de la Casa Rosada y la Cancillería sobre el régimen de Maduro. ¿Es así?
-Hoy no es sostenible decir que hay un tiempo más para esperar. La democracia está completamente alterada y violentada.
-¿Qué hace falta para que Gran Bretaña se siente a la mesa de negociación por las islas Malvinas?
-Uno se sienta a discutir temas sensibles cuando tu interlocutor está atraído a ese debate. Debemos pensar en una relación que sea también más rica. Tenemos un contencioso de soberanía en el cual los dos países conocemos exactamente el sentido y la expectativa. Nuestra mirada ahora es de enriquecer la relación.
-¿Qué representa el traspaso de la Presidencia que la Argentina recibirá de Alemania en la próxima reunión del G-20 para nuestro país?
-Es una gran oportunidad. Estamos sentados a la mesa con los grandes líderes del mundo. Además, nos dará una gran visibilidad.
-¿Cuándo definirá las designaciones de las embajadas de Estados Unidos, Francia, Paraguay?
-Todavía estamos trabajando en los nombres; será en el corto plazo.
-¿Cuánto le molesta que digan que fue menemista?
-No soy peronista ni radical. He trabajado en las administraciones porque el sentido de una diplomática es estar al servicio del Estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.