viernes, 7 de julio de 2017

Empresarios: Es necesario consultar al pueblo sobre el futuro de su nación


La inminencia de la elección de los constituyentes el próximo 30 de julio mantiene en tensión al gremio empresarial, para el que la ANC agudizará los problemas que afronta el país, por lo cual apoyan la iniciativa de la MUD de convocar a un plebiscito.


El presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, aseguró que “el país requiere un cambio de rumbo rápido, completo y muy distinto al que lo rige ahora, para frenar la espiral de destrucción en la que se encuentra Venezuela”. A su juicio, ese cambio comenzará con la consulta que se realizará el domingo 16 de julio.
“Visto que el Ejecutivo nacional no tiene la intención de rectificar ni la comprensión de cómo habría que hacer esa rectificación, pensamos que es fundamental un cambio de autoridades”, declaró Olalquiaga. Afirmó que Conindustria considera que el plebiscito es necesario para permitir que el pueblo decida si quiere reconocer la constituyente de Nicolás Maduro, sobre la participación de la Fuerza Armada Nacional y sobre el cambio de las autoridades.
Señala que la constituyente sería perjudicial: “Primero, porque se estará irrespetando la Constitución vigente; gran parte de los problemas que padecemos existen porque no se ha actuado bajo el ámbito de la carta magna y porque el Ejecutivo ha destruido el sector privado. Y, además, se agudizará la crisis, ya que los constituyentes son los mismos que han estado en cargos que contribuyeron a la crisis”.
Fedecámaras también apoya la consulta popular. El presidente de la federación, Francisco Martínez, afirmó: “Estamos alineados perfectamente en que el proceso constituyente es inconstitucional y que hay que buscar, a través de cualquier mecanismo, el restablecimiento del hilo constitucional y que se escuche al pueblo venezolano”. Martínez calificó el plebiscito de importante para que la voluntad popular pueda expresarse. “Después de escuchar a la población hay que actuar en consecuencia”.
El presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios, Aquiles Hopkins, considera que una decisión tan importante, como cambiar la carta magna, debe ser consultada a la población. “Es lo que tuvo que haber hecho el Consejo Nacional Electoral. La voz del pueblo debe ser escuchada, y la gestión de la asamblea nacional constituyente no está permitiendo que el poder originario se exprese”. Coincidió en que la ANC no solucionará los problemas: “La solución está en respetar y hacer cumplir la Constitución vigente y la soberanía agroalimentaria”.
Ayer, la junta directiva de Asoquim emitió un comunicado en el que también rechaza la propuesta de Maduro: “Para solucionar los problemas que afectan a nuestro sector, a la economía, y a la sociedad en general, no se requiere la redacción de una nueva Constitución que insista o que profundice el mismo modelo que ha originado esta situación”. De efectuarse, “podría generar mayor precariedad  económica y social, en lugar de corregir los problemas económicos”.

La junta directiva señaló: “En los últimos dos años, en promedio, 80% de las empresas ha manifestado caídas de producción sostenida, al punto de que el sector trabaja en la actualidad a 30% de su capacidad instalada”. Agregó que los industriales venezolanos exigen el cumplimiento de lo establecido en el artículo 112 de la Constitución, que establece que “el Estado promoverá la iniciativa privada garantizando la creación y justa distribución de la riqueza, así como la producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de la población la libertad de trabajo, empresa, comercio e industria”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.