miércoles, 26 de julio de 2017

“La huelga general es política porque los trabajadores rechazan la ANC”


Los trabajadores del sector público y privado del país iniciarán hoy una huelga general nacional para exigir al gobierno de Nicolás Maduro el cumplimiento de la orden del pueblo señalada en las tres preguntas de la consulta popular del 16 de julio, reiteró Iván Freites del comité organizador de la acción laboral.


“La huelga es política porque los trabajadores rechazan la intención gubernamental de imponer una asamblea nacional constituyente que eliminará todos los derechos ciudadanos y laborales consagrados en la Constitución”, destacó el directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela.
Sobre la duración de la acción sindical, el representante de la Futpv precisó: “La huelga se mantendrá activa hasta que se concrete el cumplimiento del mandato del pueblo del 16 de julio. Se trata de una actividad política y civilista porque la población en general puede acompañar a los trabajadores durante todo el tiempo que dure esta protesta”.
Freites explicó que la huelga es un derecho fundamental establecido en el convenio 87 de la Organización Internacional de Trabajo, la carta magna, la Ley Orgánica del Trabajo y la Carta Interamericana de los Derechos Humanos.
Destacó que todo está listo para efectuar la huelga en el sector privado y público, y se espera una alta participación de trabajadores, especialmente los del Estado, pues ellos cuentan con la protección de la OIT solicitada por el movimiento sindical y que la organización le comunicó al gobierno en una carta.
Elvis Villalobos, dirigente sindical del sector eléctrico, aseguró que el suministro de energía no será afectado con la huelga. “Debido a las características de nuestro trabajo y no porque estemos de acuerdo o no con el gobierno, nosotros no podemos parar el servicio, aunque algunos compañeros han dicho que sí ejercerán el derecho a huelga”, indicó.
Aplican el 1x10. Los organismos del Estado obligan abiertamente a los trabajadores a aportar 10 votantes en la elección de la asamblea nacional constituyente del próximo domingo, advirtió Marlene Sifontes, dirigente del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato. “En su desespero por tener electores, el oficialismo extendió la práctica del 1x10”, dijo.
Refirió que Fadess recibió denuncias sobre que los jefes y supervisores del Seniat, Pdvsa, Ministerio de Finanzas, Ipasme, Metro de Caracas, entre otros, dejan en el escritorio o entregan al trabajador la planilla con 10 líneas en blanco para colocar nombre, cédula y teléfono de los votantes.
“Los funcionarios son amenazados con atenerse a las consecuencias si no llenan la planilla, a lo que se suma la orden de llevar a los anotados a los centros de votación”, precisó.
Sifontes señaló que en muchos organismos descontaron el día de salario y del bono de alimentación a los empleados que faltaron el 21 de julio cuando se realizó el paro cívico de la oposición. “Esto es muy injusto porque los trabajadores no podían ir a su sitio de labor por el paro de transporte. Además, el Metro y el Metrobús tampoco operaron plenamente ese día”.

Un dirigente sindical del Metro de Caracas, que pidió no mencionar su nombre, indicó el despido de cinco trabajadores el fin de semana porque fueron vistos en la consulta popular del 16 de julio. “En la empresa hay infiltrados que se encargan de seguir al personal y observar quién mostrará su lealtad al gobierno con la constituyente”, dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.