domingo, 30 de julio de 2017

María Corina Machado: Maduro quedó aislado adentro y afuera (+Video)

Foto: Wladimir Campos
Foto: Wladimir Campos

Arnoldo arcaya
aarcaya@bloquedearmas.com
Es una mujer luchadora. Siente que a la “dictadura” le queda poco. Valora el coraje del pueblo venezolano y le pide que continúe en las calles. Sueña con la reconstrucción del país y tiene entre ceja y ceja los principales problemas que deberá atacar un gobierno de transición: abastecimiento de alimentos y medicinas; seguridad ciudadana para todos; la crisis económica; y las “mafias” que “dominan el territorio nacional”.



María Corina Machado está al frente de Vente Venezuela, fue diputada de la Asamblea Nacional y no le tiembla el pulso para criticar al gobierno nacional. Ya se enfrentó al expresidente Hugo Chávez en pleno Parlamento, ahora su meta es que salga Nicolás Maduro y “su combo”.
¿Qué le depara a Venezuela para mañana?
Hay dos opciones: en libertad o en sublimación popular total. En cualquier caso, haga lo que haga (el presidente Nicolás) Maduro está claro que la transición es irreversible y que esto que estamos viviendo no lo para nadie.
Los venezolanos salimos hace más de 116 días conscientes de que la dictadura había cerrado todas las vías institucionales: desconocimiento de la Asamblea Nacional y bloqueo del Referendo. Decidido a imponer el totalitarismo en el país. Salió un país con hambre, no sólo de comida sino de dignidad. Salimos mucho antes de que plateara la constituyente. La constituyente la planteó 30 días y 29 muertos después de que se comenzara la rebelión popular. Nuestra lucha no es para parar la constituyente, sino para salir de la dictadura y reconstruir el país.
En caso de instalarse la Asamblea Nacional Constituyente, ¿cuál es escenario que avizoran?
Llevamos más de 116 días de rebelión que han dejado más de 105 muertos, más de 15 mil heridos y más de 4 mil 600 detenidos. Cosas que sólo ocurren en el peor totalitarismo extremo.
Hemos vivido todo eso, pero también hemos tenido logros. Nunca la sociedad venezolana ha estado tan unida como ahora. Sindicatos, gremios, campesinos, estudiantes, todas las cámaras, las ONG de derechos humanos, todo el país está unido y de pie; más de 90% de los venezolanos están diciendo “Maduro, tienes que irte ya”.
La posición de la comunidad internacional hace unos meses era impensable. El mundo le ha advertido al Gobierno lo que significa su pretensión de erradicar la República.
El chavismo se fractura. A la misma gente que ha estado de ese lado le extendemos los brazos, porque hay gente buena y demócrata. Hay que decirles: vamos a reconstruir el país junto.
 También hemos logrado que Maduro quede en un callejón sin salida, con o sin Constituyente esto se acabó.

¿Está diciendo que viene la caída de Maduro?
Con la Constituyente, no tengo duda que lo que haría es terminar de acelerar su partida.
En ese caso, hay quienes hablan de una guerra civil
He escuchado muchas voces hablando de eso. Cuidado. En Venezuela no hay una guerra civil, en Venezuela hay una guerra contra los civiles. Aquí no hay dos pueblos hermanos disparándose uno contra otro. Aquí hay un régimen criminal y mafioso disparándole a un pueblo desarmado.
Si Maduro insiste en imponer la violencia lo que vendrá es la sublevación popular, total y definitiva. Hay que tener mucho cuidado porque hay quienes alertan con este escenario de guerra civil con el ánimo de buscar aplacar y apaciguar a un pueblo que está de pie. A esta altura nadie nos va a detener. Nosotros no tenemos armas, las armas las tienen ellos. Lo que sí tenemos es poder, el poder de la gente cuando decide cambiar.
La oposición ha denunciado que hay personas que saldrán a votar porque se sienten amenazadas, hay empleados públicos que temen ser despedido, ¿cuál es tu mensaje hacia ellos?
Hay gente que dice combate el miedo con más miedo. La constituyente lo que pretende es que la gente tenga más hambre e irán contra quienes tengan propiedades -quioscos, panaderías, carnicerías y hasta quienes trabajen como mototaxistas les quitarán su moto. Quieren que olvidemos de la propiedad privada, se acabó la libertad de expresión, se acabó el derecho de la Asamblea Nacional. Eso aterroriza.  Pensar que ni podrás darle educación libre a tus hijos. No hemos visto la catástrofe humanitaria que sería si ellos imponen su visión de sociedades. Es la Cuba comunista en Venezuela.
A los empleados públicos no les puedo decir si esto va a durar un día, dos días, no sé cuántos días, lo que sí estoy convencida que es la etapa final y mientras más venezolanos asumamos en conjunto y estemos dispuestos a llegar al límite de nuestra fuerza, de nuestra energía, de nuestra convicción, más rápido saldremos de esto e iniciaremos la reconstrucción del país.
¿Cómo está la situación de las Fuerza Armada con respecto al Gobierno?
Complicadísima, como todo el país. Son venezolanos con papá, mamá, hermanos, esposos e hijos. El caos de la comida y la salud les pega a ellos también. A eso le agregas que como militares tienen información y saben lo que está ocurriendo en el país en cuanto a la penetración de la guerrilla, la penetración del narcotráfico, la entrega de la soberanía.
Hay zonas bastas del territorio nacional las cual la Fuerzas Armadas no pueden garantizar la presencia y el ejercicio de la autoridad. ¿Puede haber algo más humillante para un militar que venga un militar de otro país a darle órdenes? Los militares saben lo que está ocurriendo. ¿Cómo está nuestro ejército comparado con el ejército de Colombia? Todo esto ha sido intencional, porque una Fuerza Armada nacional e institucional jamás hubiera permitido la entrega de la soberanía a Cuba.
Hoy dentro de las Fuerzas Armadas hay una gran conciencia de lo que está en juego. Si, los tienen seguidos, perseguidos e infiltrados, eso te demuestra que la mayoría está en desacuerdo, porque si estuvieran tan seguro no los estarían persiguiendo y amenazando. Ha llegado la hora, hoy es la prueba final para ver de qué lado están, del lado de la Constitución o del lado de la tiranía; del lado del pueblo de Venezuela o del lado del dictador. Llegó la hora final.
Lo militares tienen que bajar las armas no puede acatar órdenes que impliquen disparar a una sociedad desarmada.
Cuando se le terminen de voltear los militares el gobierno va a caer absolutamente. En un país que avanza, en una sociedad que avanza, no hay otro camino.
Los pilares de los que se apoya de este régimen son muy precarios. Este es un pacto de mafias que tienden a lucir estable y fuertes, pero en el fondo son muy frágiles. Entre los pilares fundamentales tenían la plata y se la robaron toda, arruinaron el país. Tenían la complicidad internacional, el mundo se volteó, los dejaron solos. Tenían los otros órganos de poder público, y fíjate lo que ha ocurrido, la propia Fiscal General de la República se pronunció, ¿quién hubiera creído eso posible hace tres meses?
¿Y dentro de la colisión de Maduro? ¿Tiene actores del chavismo estén en contra lo que está pasando?
El apoyo a esta altura es mínimo. Hay algunos que sienten que su única opción es la radicalización, ellos saben los delitos que han cometido, saben lo que han hecho. Además, el pueblo venezolano que puede permanecer afecto al oficialismo también entiende que esta situación hay que pararla de una vez por todas. Maduro ha quedo aislado afuera y adentro.
Nosotros tenemos que hablar hoy en día de la Venezuela que necesita una coalición ética en todos los aspectos ideológicos y sectores sociales.
Lo que ha ocurrido en estos años, la historia lo analizará. Esta es la mayor penetración y destrucción de mafias en una sociedad. Han penetrado los organismos de los poderes públicos, las Fuerzas Armadas, el sector financiero, el sector productivo, las universidades. Las mafias han penetrado todo.
Estamos enfrentando todo eso, es una lucha existencial, es una lucha dura. Estamos viviendo los días más difíciles, más dolorosos, más peligrosos, porque son los últimos días de la tiranía.
Hoy la fuerza la tenemos. La única solución para salir del drama del hambre, la violencia y la miseria es que Maduro y su régimen salgan y venga un gobierno de transición, porque la gente que está pidiendo la salida de Maduro, al día siguiente está pidiendo medicinas, y hay que dárselas. Viene una reconstrucción total.
¿Siguen vigentes los postulados de “La Salida”?
Más que nunca. Además, ahora es un mandato con  7.600.000 de votos atrás.
¿Venezuela está preparada para una transición?
Vamos a vivir la transición más complicada en la historia de la humanidad, con una crisis humanitaria, gente muriéndose de hambre y falta de medicinas. Una crisis de seguridad interna con grupos paramilitares y bandas criminales que han sobrepaso las fuerzas de seguridad del Estado. Con una crisis económica que nadie sabe la magnitud que tiene, y con un sistema de mafias que están jugando con contra.
Esto no es un tema solo de los venezolanos, porque cuando Maduro y Padrino López se llenan la boca hablando de la injerencia extranjera, uno dice “¿y la guerrilla colombiana, las Farc, el ELN, los carteles de la droga, los cubanos y los grupos islámico? ¿Eso no es injerencia en el territorio venezolano?
¿Estarían dispuestos a compartir el poder en el CNE, en el TSJ, para abrir paso para una negociación que dé pie para unas elecciones para este año?
Nosotros compartimos la posición de muchas personas que vienen de muchos sectores ideológicos que firmemente han dicho: hay que respetar la Constitución. La Constitución dice cómo se deben designar a los rectores y magistrados. Esto no es un tema de cuotas, si de verdad a esta altura creemos que los magistrados y los rectores se van a repartir por cuotas de partidos y sectores entonces no hemos aprendido nada. Creemos que deben estar hombres y mujer íntegros que cumplan con los requisitos constitucionales y que no le reportan a ningún interés políticos partidista. Eso es lo que creemos y ese es el cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.