martes, 1 de agosto de 2017

Disidentes chavistas piden enfrentar la instauración del totalitarismo


La disidencia chavista hizo un llamado a enfrentar la instauración de un Estado totalitario, a través de la asamblea constituyente.
El politólogo y dirigente político Nícmer Evans calificó el proceso del domingo como “la mayor estafa electoral de la historia”. Indicó que se requiere una acción conjunta que salga al paso a lo que tildó como una neodictadura del siglo XXI. “Este proceso lo que hizo fue terminar de crear las condiciones para instaurar un totalitarismo al que solo se le puede enfrentar si se articulan los actores políticos que se le oponen”, expresó.

Enfatizó que esta articulación solo podrá hacerse partiendo del reconocimiento de la incapacidad que han tenido los políticos para poder confrontar la instauración de una dictadura: “Todos los que somos oposición a Nicolás Maduro, seamos de izquierda, de centro o de derecha, aislados o articulados de manera segmentada, demostramos no ser capaces de hacer frente a lo que sabíamos que se venía”.
Pidió se haga una profunda reflexión: “No es un problema de discusión ideológica, sino de sobrevivencia”.
Destacó que se debe contar con los sectores populares. “Sin ellos no se va a generar ningún cambio. La gente está en contra del gobierno de Nicolás Maduro, pero tiene temor, porque no siente confianza en la dirección política”, dijo.
El mayor general (r) Clíver Alcalá Cordones explicó que el fraude quedó a la vista de los funcionarios de menor rango de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana: “Los que estaban en los centros electorales, desgastándose, con poca alimentación, atendieron un proceso que no contó con presencia popular. Los resultados, que no tienen nada que ver con la realidad, dejaron la mentira a la vista de todos”.
Repudió la violencia en el proceso. “En la historia contemporánea del país no se había visto esa cantidad de muertos en unas elecciones. El proceso de instauración de la constituyente se acompañó del derramamiento de sangre”, afirmó.
La ex defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, advirtió que las elecciones fueron una estafa a las bases del Partido Socialista Unido de Venezuela: “Hay tristeza en el seno de la militancia. Es muy difícil aceptar que una Constitución que fue votada masivamente vaya a ser derogada, luego de un acto de violencia y de poca transparencia como el que transcurrió este domingo”.
Dijo que hay coincidencias entre el chavismo democrático y la Mesa de la Unidad. “No se trata de una suma a la causa ideológica, sino de una lucha por la restauración de la República”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.