viernes, 29 de septiembre de 2017

Empresas del Estado son una hemorragia




Foto: Archivo
Foto: Archivo

Jesús M. Gambús|redaccion@bloquedearmas.com
El Estado empresario ha salido con las tablas en la cabeza en el balance hecho por la ONG Transparencia Venezuela, tras un año de seguimiento al experimento iniciado por el presidente Hugo Chávez.


A lo largo de las diferentes consideraciones sobre el protagonismo oficial en 8 áreas, saltan las palabras "corrupción, malversación, peculado, sobornos, tráfico de influencias, clientelismo, nepotismo y corrupción política".
El exámen precisa que el aparato creado desde el Palacio de Miraflores pasó de 74 empresas públicas en 2001 a 526 en 2017, para "disponer de inmensas sumas de dinero, sin controles internos y externos y sin posibilidad de ser sometido al escrutinio público".
La EPE (Empresas Propiedad del Estado) extienden hoy sus influencias en el sector petrolero, manufacturero, agroalimentario, financiero y eléctrico, con "manejo discrecional y poco transparente de enormes sumas de dinero, en perjuicio de la nación y sus ciudadanos".
Pésima inversión. Lo que se vendió como una herramienta para el despegue del país tiene en la realidad otra consideración, según se observa en el estudio.
Transparencia califica la iniciativa gubernamental como una "pésima inversión a corto y mediano plazo", pues "los pobres resultados financieros registrados han obligado al Estado a inyectarles recursos desde el Presupuesto Nacional".
Pdvsa es de todos. En este contexto se indica que, Petróleos de Venezuela (Pdvsa) , "a gran financista de la expansión del Estado empresario", está en situación de endeudamiento, lo que coincide, según la investigación, con los datos presupuestarios publicados por la misma firma en octubre de 2016, en la que se estimaban pérdidas por Bs. 775, millardos.
El giro en la administración de la empresa se planteó en 1999. Tres años más tarde, por falta de recursos presupuestarios, el Ejecutivo tomó el control directo, para encauzarla a actividades paralelas a las que llevaron a fundarla en 1975. Así se despidió a gran parte de su personal calificado, para sustituirlo por personal sin experiencia laboral y con un escaso control financiero.
Los grandes perdedores: Es la sociedad venezolana la víctima de la estructura institucional que comenzó a gestarse bajo las directrices del entonces presidente Hugo Chávez, puntualiza la investigación de Transparencia. .
"En relación a la promoción del desarrollo y el estímulo a la producción local, los datos del Producto Interno Bruto (PIB) por habitante, expresan una caída acumulada del 35% desde el último trimestre de 2013 hasta junio de 2017", indica el seguimiento de la acción oficial.
Se complementa el dato de Transparencia con la fotografía de la balanza comercial, que refleja "mayor dependencia de las importaciones y disminución de la cantidad y variedad de productos de exportación",
Bancos inigualados: De acuerdo a los datos de Transparencia, no existe igualda de condiciones en el mercado porque la banca estatal , a gusto de las normativas y mandatos del poder Ejecutivo, comparte competentes ventajas en el aparato empresarial y financiero.
Además, el desempeño de la banca estatal es proporcional a a los indicadores suministrados por la privada: creciente oferta monetaria,y altísima inflación.
Sin contar la insuficiente explicación de los cambios efectuados porintervención y liquidación hacia ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.