lunes, 11 de septiembre de 2017

Esposa de Goicoechea en la ONU: ¿Por qué le permiten a Arreaza mentir aquí?

WhatsApp Image 2017-09-11 at 9.24.02 AM

La esposa del preso político Yon Goicoechea, Rosaura Valentini, le respondió al canciller venezolano Jorge Arreaza luego que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU le diera el derecho de palabra para denunciar, en Ginebra (Suiza), la persecución política, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas ejecutadas por el gobierno de Nicolás Maduro.



Nota de Prensa

“Mi esposo ha estado encarcelado por un año, aun cuando el tribunal que lleva su caso sentenció su libertad hace más de 10 meses (…) En septiembre de 2016 fue interceptado por funcionarios de la policía política. Le amarraron los brazos y le cubrieron la cara. Fue encerrado en una celda sin luz ni ventilación natural. En el suelo había comida infestada de gusanos y trozos de ropa con excrementos humanos. Según Yon, fue como si lo hubieran enterrado vivo”, denunció Valentini.
Ante esta denuncia, Valentini le preguntó al Consejo de Derechos Humanos de la ONU: “¿Por qué al ministro Jorge Arreaza se le permite mentir ante este Consejo de Derechos Humanos cuando en nuestro país la dictadura de Maduro encarcela a quienes defienden esos derechos? ¿Por qué permiten que Venezuela sea miembro de este Consejo?, ¿Qué está haciendo este Consejo por los oprimidos y por quienes están muriendo de hambre en mi país?”.
Minutos antes, Arreaza en su derecho de palabra en la ONU defendió a Nicolás Maduro y aseguró que el único país que debe ser investigado por violar los derechos humanos es Estados Unidos y denunció que sobre Venezuela se hacen acusaciones sin pruebas y sin ningún tipo de rigor metodológico.
Sin embargo, Valenti recordó durante su intervención no solo la violación de derechos humanos cometidos en contra de su esposo Yon Goicoechea, sino también recordó la situación del dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López quien está bajo arresto domiciliario y pasó 3 años y medios aislado en una cárcel militar. “Además de nuestro alcalde Antonio Ledezma que fue sacado a empujones de su despacho, del despacho que ganó con la mayoría popular, sin siquiera un procedimiento previo. Daniel Ceballos, David Smolansky, Warner Jiménez, Alfredo Ramos, Delson Guarate y Ramón Muchacho, son ejemplos de los muchos alcaldes presos, perseguidos y destituidos por la dictadura. También hay concejales, como José Vicente García, electo por el voto popular, que está preso en la celda frente a la de mi esposo”.
Es por esta razón que la esposa de Goicoechea resaltó la importancia que tiene que la comunidad internacional alce la voz para exigir respeto a los derechos humanos en Venezuela. “Es hora de que todos los países representados en la ONU se solidaricen con la causa democrática venezolana y dejen de voltear para otro lado y escudarse en la diplomacia”.
Por último, informó sobre la crisis humanitaria que se registra en el país marcado por escasez de medicinas, insumos médicos y comida, denunciando los datos recogidos en la encuesta ENCOVI 2016 que señala que “uno de cada dos niños sufre algún grado de desnutrición y 93% de la población manifiesta dificultades para adquirir alimentos. En cifras del propio Ministerio de Salud, la mortalidad infantil ha retrocedido a niveles de 1950 y en nuestros hospitales mueren decenas de personas al día por enfermedades de sencilla curación, dada la falta de medicamentos esenciales”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.