jueves, 14 de septiembre de 2017

Frente al alcohol la mujer es el sexo débil




Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Nayzai Saavedra | nsaavedra@bloquedearmas.com
El alcohol presenta otro desafío más para la salud de las mujeres. Aun en cantidades pequeñas, el alcohol las afecta de manera diferente que a los hombres. Y el beber en exceso es, de alguna manera, mucho más arriesgado para las mujeres, así lo indica el Instituto Nacional sobre el abuso del alcohol y el alcoholismo (NIH).


Cada vez son más las mujeres que trabajan y obtienen sus propios ingresos, por lo que son más independientes. Esto puede conducirlas a un estilo de vida que incluya el consumo de alcohol.
Como en el caso de las demás drogas, sus efectos dependen de muchos factores: el peso corporal, la estatura, la rapidez en la manera de beber, la presencia de alimento en el estómago, entre otras.
Lo que sucede. Se podría comparar al hombre y la mujer con dos envases en los que se haya vertido agua. En uno más y en otro menos (hombre vs. mujer) y luego se vierte la misma cantidad de un colorante en ambos envases. En el “envase hombre”, el colorante se verá más diluido que en el “envase mujer”. Esto mismo sucede con el alcohol.
Para hacerlo más explícito, si un hombre y una mujer consumen la misma cantidad de alcohol en el mismo lapso de tiempo y se mide su aliento con un alcoholímetro, la mujer tendrá un puntaje más alto que el hombre.
Por eso, los expertos explican que un trago para una dama suele tener el mismo efecto que dos tragos para un caballero: el límite sería de máximo tres a cuatro unidades de alcohol al día para los hombres y de dos a tres para las mujeres.
El alcohol es metabolizado de manera diferente por hombres y mujeres, básicamente por tres razones orgánicas: la cantidad de agua en el cuerpo (la de ellas es menor en comparación con hombres del mismo peso), la distribución de grasas y, sobre todo, la presencia de una enzima específica en el estómago , que está virtualmente ausente en el de las mujeres: la alcohol-hidrogenasa.
Además, justo antes o durante la menstruación, los efectos son mayores.
La Dietary Guidelines define como consumo moderado de alcohol no es más que una bebida al día para las mujeres y no más de dos bebidas al día para los hombres.
En exceso. Otro estudio llevado en Rusia y cuyos resultados fueron publicados en Estados Unidos, señaló que una de las repercusiones más peligrosas son los daños cerebrales producidos por el exceso de alcohol, los cuales aparecen mucho antes en las damas que en los hombres; reiterando que aunque las mujeres ingieran menos cantidad de alcohol, los efectos son mayores y permanecesn durante más tiempo en su organismo.
Las mujeres presentan mayores complicaciones nutricionales y metabólicas. “Tienen hasta cinco veces más posibilidades de ser obesas en comparación con los hombres”, agregaron los investigadores.
Otro problema asociado a esta adicción es la depresión. Un 23% de los participantes tuvo signos notables de esta enfermedad, y las que encabezaron esta prueba fueron las mujeres. Además de que aumenta el riesgo de cáncer de seno.
“Las mujeres que beben más de lo recomendado son 1,2 veces más propensas a desarrollar cáncer de seno, y tienen entre 1,2 y 1,7 veces más posibilidad de contraer cáncer de boca y garganta. Eso sin contar la fatiga, el sobrepeso, los problemas circulatorios y la depresión”, afirmó la escritora experta en nutrición Rose Prince.
Además, las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar hepatitis alcohólica (inflamación del hígado) y de morir por cirrosis.
Por lo tanto, el cerebro de una mujer y otros órganos están expuestos a más alcohol y más de los subproductos tóxicos que se producen cuando el cuerpo descompone y elimina el alcohol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.