miércoles, 6 de septiembre de 2017

Poder de compra del salario mínimo integral cayó a la mitad en agosto


Una de las pocas medidas económicas que suele tomar el gobierno nacional es la de decretar varios aumentos del salario mínimo y del bono de alimentación durante el año. Sin embargo, pese a que los trabajadores constantemente reciben mayores ingresos, el dinero cada vez les alcanza para comprar menos.


En agosto de 2016 el ingreso mínimo integral (salario más bono) estaba en 57.531,15 bolívares, mientras que el mes pasado el monto ascendió a 250.531,56 bolívares. Es decir, que en un año los trabajadores cobraron cuatro veces más, pero el dinero alcanzó para comprar apenas la mitad.
“El mes pasado el poder de compra del ingreso mínimo integral cayó 50% en comparación con el mismo mes del año previo, es una cifra bastante alta. En agosto de 2016 el gobierno decretó uno de los aumentos del bono de alimentación más altos”, afirmó Henkel García, analista financiero y director de la firma Econométrica.
Reiteró que uno de los factores que incide en la pérdida del poder de compra es la caída en la oferta de bienes. “En el mercado cada vez hay menos productos disponibles y cuando eso sucede la probabilidad de que el poder de compra caiga es alta”.
El especialista recordó que la producción nacional lleva varios años en picada como consecuencia de las políticas adelantadas por el gabinete económico. De hecho, cifras de Conindustria indican que la industria nacional opera a apenas un tercio de su capacidad instalada.
García agregó que durante algunos años se pudo mantener la oferta de bienes, porque se cubrían las deficiencias con importaciones, pero cuando empezaron a escasear las divisas, el gobierno optó por recortar la asignación de dólares y cayó el número de compras en el extranjero.
El especialista insistió en que para poder proteger la capacidad adquisitiva de los trabajadores, es necesario que se tomen medidas orientadas a lograr que la producción aumente.
CIFRAS:
14,8 salarios mínimos se necesitaron en julio para cubrir la canasta alimentaria, que ascendió a 1,4 millones de bolívares.
25.000bolívares es el monto máximo que permiten retirar en algunos bancos. Alcanza para menos de 500 gramos de queso amarillo
Disminuidos. La caída del poder de compra se hace más evidente al comparar lo que se podía adquirir en enero con el billete de mayor denominación y lo que se puede obtener ahora.
En enero de este año, cuando empezaron a circular las nuevas piezas del cono monetario, con un billete de 20.000 bolívares se podía comprar 1 kilo de jamón de pavo y 1 kilo de queso amarillo. Pero los precios se han disparado tanto que ahora con el mismo billete solo es posible adquirir cerca de 350 gramos de jamón de pavo. El kilo de las marcas más reconocidas oscila entre 50.000 bolívares y 60.000 bolívares.
García precisó que comparado con la inflación, en lo que va de año el billete de 20.000 bolívares ha perdido cerca de 80% de su valor.
En el caso del billete de 10.000 bolívares, a inicios de este año alcanzaba para comprar 2 kilos de carne de segunda. En este momento alcanza cuando mucho para medio kilo. En los mercados 1 kilo de carne oscila entre 20.000 bolívares y 30.000 bolívares.
En enero el billete de 5.000 bolívares permitía comprar un cartón de huevos (30 unidades). En este momento solo sirve para adquirir cerca de 5 huevos. El cartón ya supera los 30.000 bolívares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.