viernes, 10 de noviembre de 2017

Alfredo Romero: Asamblea Nacional está en deuda con los presos políticos

Fachada del Palacio Federal Legislativo
Fachada del Palacio Federal Legislativo

Aunque cuenta con legitimidad de origen, reconocimiento internacional y las herramientas constitucionales para actuar, el parlamento sigue sin impulsar el proyecto de amnistía que el Foro Penal Venezolano presentó. Lo denuncia el abogado que dirige el organismo, Alfredo Romero, en conversación exclusiva con Reporte Católico Laico.

 
“Se habla mucho de amnistía, pero la propia AN frenó esa posibilidad”, según estima el especialista en leyes al recordar que ese Poder está en la capacidad de “dictar no solamente una ley sino un decreto, de manera directa, como se lo propusimos en una oportunidad”.
En este aspecto, recuerda Romero que “es una herramienta que pueden usar, sin incurrir en otras dilaciones, y finalmente considerar el proyecto que les entregamos, que está muy bien analizado y argumentado”.
Pero ese proyecto ya lo presentaron…
-No. Ellos (los diputados) lo cambiaron por completo y modificaron lo que les presentamos. Creemos desde el Foro que es momento de rectificar.
¿Cuenta el parlamento con los mecanismos de ley para actuar?
-La AN tiene las herramientas legales. Todavía las tiene, de conformidad con la Constitución. Al menos con respecto a la actual, que está en plena vigencia.
¿Qué ocurrió con la propuesta de 2016?
-En ese año se les propuso un proyecto redactado por varios juristas y con la revisión de activistas de derechos humanos; así como de todo un equipo de especialistas. Y de alguna forma liderado por el Foro Penal Venezolano. Tenía la opción de impulsarlo vía ley o como decreto, de lo que nosotros éramos partidarios. Pero el que presentaron era totalmente distinto al que les entregamos.
¿Estuvieron de acuerdo con las reformas al proyecto de amnistía?
-Ese cambio fue inesperado. Fue irregular y nos sentimos incómodos con esa decisión. En esta ocasión se podría discutir el decreto y aprobarlo, pero tomando en cuenta el proyecto inicial, el cual gozaba de una sólida evaluación técnica bastante apropiada e importante para que pudiese ser aprobada; al menos según la óptica y a efectos del trabajo que el Foro realiza.
¿Hay la posibilidad de rectificar?
-¡Claro, tienen la absoluta potestad de hacerlo!
¿Qué hace falta?
-Deben asumir sus competencias constitucionales que tienen de manera continua, ¡asumirlas ya! El pueblo entero está esperando reacciones de la AN que impliquen conectarse con la gente.
¿Cómo ve el Foro Penal al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) cuyos magistrados fueron juramentados en la sala de la Organización de Estados Americanos?
-La acción del TSJ es sumamente importante, pero ¿qué valor podemos darle si la institución que fue la que lo nombró –en este caso, la Asamblea Nacional- no le da el valor real? Necesitamos un camino a los efectos legales para poder conducirnos, y es algo que aún luce dudoso.
Desde el punto de vista legal, el Parlamento debería…
-Nos gustaría ver una resolución o un decreto en el cual de manera formal autentiquen las actuaciones del Tribunal Supremo de Justicia, porque creo que eso le daría mayor fortaleza a fin de poder tener un efecto real de acuerdo con las decisiones que ellos apliquen.
¿Se agotaron ya las opciones o existen realmente caminos viables ante la compleja situación política legal venezolana?
-Yo creo que aquí no se trata solo de retórica: de hablar y de acudir a un acto. Se trata de aplicar una serie de herramientas legales: pueden aprobar un acuerdo en el que se respalde de forma oficial el organismo (TSJ) o un decreto en el que se establezcan funciones.
Hoy día pudiesen constituir incluso una Comisión de la Verdad, que tiene además funciones por encima de la Fiscalía o de la Defensoría del Pueblo. Se dicta a través de una ley como ha pasado en otros países. Y les podría otorgar potestades específicas a las personas que estén en ese equipo para la solución de determinados temas.
¿Considera que hay voluntad política para ello?
-Creo que si se considera que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) es ilegítima -como se ha dicho-, aunque resulta evidente que hay doble discurso, la Asamblea Nacional debe asumir entonces esa legitimidad que le corresponde y realizar por lo menos las actuaciones con base en las competencias que le otorga la Constitución.
La AN puede constituir una Comisión de la Verdad. ¿O es que van a esperar a respaldar la Comisión de la Verdad de la Asamblea Nacional Constituyente?, que con tanta insistencia han calificado muchos de ilegítima. Creemos que hace falta coherencia.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.