jueves, 2 de noviembre de 2017

Mantener las tumbas mata cualquier sueldo (+Fotos)




Foto: Jacob Atircopy Osorio
Foto: Jacob Atircopy Osorio

Katherine Abreu | r2001@bloquedearmas.com
Los venezolanos conmemoran el Día de los Fieles Difuntos y visitan los camposantos para depositar ofrendas, realizar oraciones y rendir honores a los familiares y amigos que dejaron el plano terrenal.
Pero lo que es una tradición espiritual, de intentar mantener vivo el recuerdo de aquellos que han muerto, se ha convertido en una carga económica para las familias venezolanas, ya que preservar una tumba en buen estado, colocar una lapida, comprar flores, representan un dolor en el bolsillo, dados los altos costos de esos productos.


En un recorrido realizado por con el equipo del Diario 2001 se constató que los costos sólo de mantenimiento de los sepulcros en los distintos camposantos del Área Metropolitana de Caracas oscilan 300 mil y 500 mil bolívares anuales, dependiendo del cementerio donde se encuentre sepultado el familiar.
En el cementerio del Este los encargados se negaron a revelar las tarifas en servicios generales, sin embargo, usuarios detallaron que para servicios de jardinería y limpieza en las áreas verdes, deben también pagar entre 350 mil a 500 mil bolívares anuales.
Fabiola Hernández -quien visitaba la tumba de su hermano en La Guairita- detalló que al momento de acordar el precio de la parcela con los operadores de venta, les fijan las tarifas de mantenimiento con paquetes de pagos mensuales o anuales. “El año pasado se pagaba entre 10 mil o 20 mil. Ahora mantener una tumba cuesta más de 200 mil bolívares”, señaló.
Hernández cuestionó que una persona asalariada no puede costear los pagos de mantenimiento en los cementerios. “Si una persona gana alrededor de 300 mil mensuales no pueden seguir manteniendo las tumbas y la gente se ve obligada a abandonarlas por lo costoso”, dijo.
Aseguró que la gente intenta mantener los sarcófagos por su cuenta “pagando vacunas”, a los trabajadores de los cementerios.
En el camposanto la Puerta, ubicado en la redoma de Hoyo de la Puerta, los precios de servicios son más económicos. Las tarifas de mantenimiento cuestan 150 mil bolívares y los paquetes rentables para el cliente.
La promotora Hilda Urbina expresó que buscan los mejores paquetes y los precios con promoción, pues son una empresa nueva que tiene 3 años en el mercado. Indicó que dentro de los promociones se hacen descuentos por la cantidad de familiares afiliados.
Las flores son lujo. Todos los visitantes quieren depositar ofrendas en las tumbas como símbolo del recuerdo a los difuntos, sin embargo, señalan que hasta comprar unos ramos de flores cada año se vuelve más costoso.
Precisaron que los ramilletes varían entre los 30 mil y 80 mil bolívares, según su tamaño y el tipo de flores que escoja el cliente.
Mario Sifuentes -quien visitaba la tumba de su madre en el cementerio de la Puerta- señaló compró dos ramos de flores en la zona del cementerio del Sur a 30 mil bolívares cada uno. Expresó que los locales comerciales cercanos, cobran entre 60 mil y 80 mil bolívares.
Cristóbal Aguilera -visitaba la tumba de su padre en el cementerio del Sur- indicó que le tocó comprar un ramillete de 10 mil bolívares porque el ramo sobrepasaba su presupuesto del día para hacer llevar un detalle.
Contó que al adornar con flores costosas las tumbas, son presas fáciles para los choros. “Más de una vez gastamos en ramos grandes y bonitos para que después los roben y revenden afuera del cementerio. Ahora sólo compramos ramilletes sencillos y más baratos”, afirmó.
Cremaciones y nichos. Si alguien decide no sepultar a su familiar y optar por la cremación, deberá cancelar entre 800 mil y 1 millón 200 mil bolívares, dependiendo del cementerio que escoja.
Ahora, si una persona no ha sido previsiva y tiene que adquirir una parcela para enterrar a un familiar, debe de preparar su bolsillo, porque en la actualidad las tarifas, en el cementerio del Este, oscilan entre 8 millones y 15 millones de bolívares, sin contar los gastos funerarios.
Si por el contrario, decide ir al cementerio la Puerta, en Baruta, encontrará precios más bajos, pero igual de caros, dado que las parcelas van desde los 2 millones a 5 millones de bolívares.
Sobre las cremaciones precisaron que en el Este cobran 1 millón 2 mil y que en cementerios como el de El Junquito se pagan 800 mil bolívares.
Abandonados. La gente desea que sus seres queridos estén sepultados en un lugar tranquilo, en donde puedan visitar su morada para recordar los momentos que vivieron juntos y rendirles culto. Sin embargo, quienes van de visita al cementerio de Sur, sólo encuentran abandono, desidia, delincuencia y hasta evidencias de practicas de hechicería.
Los usuarios de ese camposanto denuncian que algunos de los sepulcros han sido profanados para robar restos humanos, o simplemente se encuentran desasistidos llenos de escombros, con abundancia de maleza y montañas de tierra.
En cuanto a los cementerios privados, las personas denuncian que no se cumple debidamente con el manteni- miento por el cual pagan. En ambos casos no reciben respuestas a sus denuncias en los cementerios.
Mantener las tumbas mata cualquier sueldo
Mantener las tumbas mata cualquier sueldo
Mantener las tumbas mata cualquier sueldo
Mantener las tumbas mata cualquier sueldo
Mantener las tumbas mata cualquier sueldo
Mantener las tumbas mata cualquier sueldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.