jueves, 2 de noviembre de 2017

Reestructuración de la deuda externa: Qué significa y cuáles son sus consecuencias

En la imagen billetes de 100 dólares en el banco OTP en Budapest. 23 de noviembre 2011. El dólar tocó el martes un máximo de una semana, impulsado por compras técnicas y por la incertidumbre antes de una serie de elecciones en Europa este año. REUTERS/Laszlo Balogh
En la imagen billetes de 100 dólares en el banco OTP en Budapest. 23 de noviembre 2011. El dólar tocó el martes un máximo de una semana, impulsado por compras técnicas y por la incertidumbre antes de una serie de elecciones en Europa este año. REUTERS/Laszlo Balogh



Nicolás Maduro ordenó iniciar el pago del capital del bono de la estatal petrolera Pdvsa 2017 que vence en la jornada y “decretó” una reestructuración de la deuda externa que prosigue al vencimiento del jueves.
Pero… ¿Cuáles implicaciones trae esta nueva reestructuración? ¿Es factible? ¿Cómo es el proceso? La Patilla.com pulsó las opiniones de los economistas Asdrúbal Oliveros y José Guerra y ambos coincidieron en que no es posible un escenario de este tipo.


Oliveros afirmó que una reestructuración de la deuda externa venezolana podría significar más sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro, porque se activan cláusulas de default y demandas contra el Estado.
Consideró que dadas las características de la deuda venezolana, y en el escenario de sanciones que vive el país es muy difícil reestructurar la deuda, por lo que cuestionó la capacidad del gobierno de ir a este proceso.
“En un proceso normal de reestructuración tú cambias un bono por otro, pero en el contexto actual de Venezuela, en el escenario de sanciones que vive el país, en muy difícil reestructurar la deuda. Es un proceso complicado. Se puede querer reestructurar la deuda, la cosa es que pueda”, afirmó.
Asimismo indicó que las declaraciones de Maduro no apuntan a un escenario claro, y esto va a generar “desertismo el mercado y el sector lo podrá interpretar de múltiples maneras”.
Sostuvo que es un proceso es extremadamente complejo, que no afectará solamente puede afectar al gobierno Maduro, sino a próximos gobiernos.
Por su parte, el presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, diputado José Guerra indicó que lo consecuente es intercambiar bonos viejos por unos nuevos, es decir, en lugar de vencerse en 2018, 2019 y 2020 se vencerán en 2025, 2026 y 2027, por ejemplo.
Explicó que si se emiten nuevos bonos, esto debe pasar por la AN para un nuevo financiamiento y recalcó que no podría darse una reestructuración sin la venia del Parlamento.
“Pero hay otro problema ahí, no veo tan factible la reestructuración porque para emitir nuevos bonos los bancos americanos no los pueden comprar. Los fondos con capital americano no pueden comprarlo por las sanciones de Trump” finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.