domingo, 5 de noviembre de 2017

¡Se perdió esa plata! BCV dejó vencer el swap de 90 toneladas de oro

(Foto Efe)
(Foto Efe)

El Banco Central de Venezuela no renovó el swap (empeño) de 90 toneladas de oro monetario de las reservas internacionales que firmó el año pasado con el Deutsche Bank y que implicó un préstamo de 1,2 millardos de dólares en efectivo, por lo que el banco alemán decidió ejecutar la fianza y quedarse con todo el metal.
Por Blanca Vera Azaf / El Nacional 

 
La transacción original implicó una valoración de 1,7 millardos de dólares del oro monetario, la cual incluía una garantía para Venezuela de 400 millones de dólares que el BCV recibió al vencerse el canje y que, según fuentes ligadas al instituto emisor, están siendo utilizadas para la amortización de los compromisos de deuda externa cuyos vencimientos se registran en este momento.
Entre octubre y noviembre de este año los compromisos de pago entre las obligaciones de Petróleos de Venezuela y la República sumaban 3,5 millardos de dólares. La semana pasada se pagaron con retraso 842 millones de dólares de capital del bono Pdvsa 2020 y 41 millones de dólares del cupón (tasa de interés) del Pdvsa 2037.
Los restantes 2,6 millardos de dólares incluyen la cancelación de 1,12 millardos de dólares del vencimiento del bono de la petrolera estatal 2017, que fue la parte que no pudo canjearse en la operación impulsada por el ex presidente de Pdvsa Eulogio del Pino, con los tenedores de este papel en 2016.
Las primeras negociaciones para empeñar oro monetario de las reservas internacionales las impulsó el Banco Central de Venezuela a finales de 2015, entonces Nelson Merentes era su presidente, pero fue en el primer trimestre de 2016 cuando se cristalizaron las primeras negociaciones con bancos internacionales. A estas instituciones financieras se les ofreció oro monetario de las reservas para ser utilizado como garantía de préstamos en efectivo y así poder recibir dinero en efectivo para financiar las importaciones de alimentos.
Cuando se conoció la noticia de la negociación con Deutsche Bank analistas señalaron que el empeño en sí no implicaba un deterioro del patrimonio de la nación. Sin embargo, alertaron que el peligro estaría en que ese empeño no se cancelara a tiempo y se perdiera el oro.
Una fuente cercana al instituto emisor señaló que el hecho de que el banco alemán ejecutara la garantía del swap no ha sido motivo de preocupación en el directorio del BCV, pues ante la escasez de recursos para la cancelación de los compromisos de deuda vieron como un “respiro, poder contar con la garantía de 400 millones de dólares en efectivo que devolvería el banco alemán”.
Otra fuente ligada al Ministerio de Economía y Finanzas aseguró que hace varias semanas personas vinculadas al entorno del titular de ese despacho, Simón Zerpa, hicieron especial hincapié en que la renovación de este y otros swaps sería muy complicada, debido a la aplicación de las sanciones económicas por las que atraviesa el país. De allí que dentro del petite comité que constituye el entorno de Zerpa existiera el convencimiento desde hace un tiempo de que ese oro era irrecuperable ante las actuales circunstancias financieras.
La fuente añadió que es muy probable que los restantes empeños de oro monetario también se venzan sin renovación y las instituciones financieras con las que se firmaron los acuerdos ejecuten la garantía e incluyan en sus activos este oro.
Hay que recordar que el oro monetario de las reservas internacionales se resguardó por décadas en el Banco de Inglaterra, pero en 2011 el presidente Hugo Chávez, asesorado por el entonces ministro de Planificación Jorge Giordani, decidió repatriar el oro monetario en una operación que se llamó “Oro Patrio”. En las arcas del banco inglés solo quedó un remanente del metal.
En el punto de cuenta que entregaron al entonces presidente de la República, Giordani y Merentes para solicitar la repatriación del oro, se informaba que las reservas en oro ascendían a 365 toneladas y agregaba que en el exterior había 211,35 toneladas (que representaba 11 millardos de dólares a la cotización de la época) y en las bóvedas del BCV 154,47 toneladas (7,2 millardos de dólares al valor del momento).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.