sábado, 25 de noviembre de 2017

Suben a 305 los muertos por el ataque contra la mezquita en Egipto, 27 de ellos niños

Familiares de las víctimas de la bomba y asalto a la mezquita Rawda de Sinaí del Norte se sientan frente al hospital de la Universidad del Canal de Suez en la ciudad portuaria oriental de Ismailia el 25 de noviembre de 2017, donde fueron llevados a recibir tratamiento tras el ataque mortal del día anterior . El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, prometió el 24 de noviembre responder enérgicamente después de que los atacantes mataran al menos a 235 fieles en la atestada mezquita en la intranquila provincia de Sinaí del Norte, el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED
Familiares de las víctimas de la bomba y asalto a la mezquita Rawda de Sinaí del Norte se sientan frente al hospital de la Universidad del Canal de Suez en la ciudad portuaria oriental de Ismailia el 25 de noviembre de 2017, donde fueron llevados a recibir tratamiento tras el ataque mortal del día anterior .  / AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED

Al menos 305 personas murieron, entre ellas 27 niños, y 128 resultaron heridas en el ataque terrorista perpetrado ayer contra una mezquita frecuentada por sufíes en el norte del Sinaí, en el noreste de Egipto, según un último recuento de la Fiscalía General egipcia.


El ataque, que todavía no ha sido reivindicado, en la mezquita Al Rauda, en Bear al Abd, al oeste de Al Arish -capital del norte del Sinaí-, se produjo en el inicio del sermón del viernes -día sagrado para los musulmanes- cuando los fieles se vieron sorprendidos por “entre 25 y 30 elementos takfiríes (radicales)” que, según la fiscalía, izaron “la bandera del Dáesh”, acrónimo en árabe del grupo yihadista Estado Islámico (EI).
La fiscalía, citada por la agencia oficial de noticias MENA, aseguró que los radicales se colocaron en frente de la puerta del templo sagrado y en sus doce ventanas, y comenzaron a disparar de forma “indiscriminada” con armas de fuego automáticas contra los fieles que rezaban.
Además, precisó que “los takfiríes llegaron a la zona en cinco vehículos todoterreno”, y quemaron un total de siete coches que pertenecían a las personas que participaban en el ritual sagrado.
Según los testigos escuchados por la fiscalía en dos hospitales de Ismailiya, (norte) y cerca de donde ocurrió el suceso, escucharon fuertes disparos fuera de la mezquita, así como fuertes explosiones.
Justo después, los radicales entraron a la mezquita Al Rauda “algunos enmascarados, y otros no, con mucho pelo y barba, y llevando armas de fuego automáticas. Y algunos con una bandera negra que ponía No hay más Dios que Alá y Mahoma su profeta”, la profesión de fe para los musulmanes, indicaron los testigos a la fiscalía.
Los atacantes iban ataviados con ropa de camuflaje militar y con camisetas negras, agregaron.
La fiscalía egipcia encontró grandes charcos de sangre alrededor de los cuerpos en el centro de la mezquita y también en los cuartos de baño.
Por último, la institución ha ordenado llevar a cabo las investigaciones necesarias por el cuerpo de seguridad competente con el fin de arrestar a los acusados de perpetrar el crimen y tomar las medidas legales.
Egipto comenzó hoy un duelo nacional de tres días por las víctimas del ataque.
En la provincia del Norte del Sinaí, donde está vigente desde 2014 el estado de emergencia, opera la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), llamada Wilayat Sina, que se ha atribuido la mayoría de los atentados ocurridos en los últimos años en el país.
Desde el pasado diciembre, Egipto ha vivido una serie de atentados contra los cristianos coptos y el país se encuentra en estado de emergencia desde abril por los ataques contra dos iglesias coptas en el delta del Nilo. EFE

Los egipcios se reúnen alrededor de las ambulancias después de un ataque con arma de fuego y bombardeo sobre la mezquita de Rawda cerca de la capital de la provincia de El-Arish, en el norte del Sinaí, el 24 de noviembre de 2017. Atacantes armados mataron al menos a 235 feligreses en un ataque con bomba y pistola contra la mezquita atestada en la intranquila provincia del norte de Sinaí, en el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / -
Los egipcios se reúnen alrededor de las ambulancias después de un ataque con arma de fuego y bombardeo sobre la mezquita de Rawda cerca de la capital de la provincia de El-Arish, en el norte del Sinaí, el 24 de noviembre de 2017.
Atacantes armados mataron al menos a 235 feligreses en un ataque con bomba y pistola contra la mezquita atestada en la intranquila provincia del norte de Sinaí, en el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / –

Familiares de las víctimas de la bomba y asalto a la mezquita de Rawda en el norte de Sinaí esperan afuera del hospital de la Universidad del Canal de Suez en la ciudad de Ismailia el 25 de noviembre de 2017, donde fueron llevados a recibir tratamiento tras el ataque mortal el día anterior . El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, prometió el 24 de noviembre responder enérgicamente después de que los atacantes mataran al menos a 235 fieles en la atestada mezquita en la intranquila provincia de Sinaí del Norte, el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED
Familiares de las víctimas de la bomba y asalto a la mezquita de Rawda en el norte de Sinaí esperan afuera del hospital de la Universidad del Canal de Suez en la ciudad de Ismailia el 25 de noviembre de 2017, donde fueron llevados a recibir tratamiento tras el ataque mortal el día anterior .
El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, prometió el 24 de noviembre responder enérgicamente después de que los atacantes mataran al menos a 235 fieles en la atestada mezquita en la intranquila provincia de Sinaí del Norte, el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED

Familiares de las víctimas de la bomba y asalto a la mezquita Rawda de Sinaí del Norte se sientan frente al hospital de la Universidad del Canal de Suez en la ciudad portuaria oriental de Ismailia el 25 de noviembre de 2017, donde fueron llevados a recibir tratamiento tras el ataque mortal del día anterior . El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, prometió el 24 de noviembre responder enérgicamente después de que los atacantes mataran al menos a 235 fieles en la atestada mezquita en la intranquila provincia de Sinaí del Norte, el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED
Familiares de las víctimas de la bomba y asalto a la mezquita Rawda de Sinaí del Norte se sientan frente al hospital de la Universidad del Canal de Suez en la ciudad portuaria oriental de Ismailia el 25 de noviembre de 2017, donde fueron llevados a recibir tratamiento tras el ataque mortal del día anterior .
El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, prometió el 24 de noviembre responder enérgicamente después de que los atacantes mataran al menos a 235 fieles en la atestada mezquita en la intranquila provincia de Sinaí del Norte, el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED

Familiares de las víctimas de la bomba y asalto a la mezquita Rawda de Sinaí del Norte se sientan frente al hospital de la Universidad del Canal de Suez en la ciudad portuaria oriental de Ismailia el 25 de noviembre de 2017, donde fueron llevados a recibir tratamiento tras el ataque mortal del día anterior . El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, prometió el 24 de noviembre responder enérgicamente después de que los atacantes mataran al menos a 235 fieles en la atestada mezquita en la intranquila provincia de Sinaí del Norte, el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED
Familiares de las víctimas de la bomba y asalto a la mezquita Rawda de Sinaí del Norte se sientan frente al hospital de la Universidad del Canal de Suez en la ciudad portuaria oriental de Ismailia el 25 de noviembre de 2017, donde fueron llevados a recibir tratamiento tras el ataque mortal del día anterior .
El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, prometió el 24 de noviembre responder enérgicamente después de que los atacantes mataran al menos a 235 fieles en la atestada mezquita en la intranquila provincia de Sinaí del Norte, el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED

Familiares de las víctimas de la bomba y asalto a la mezquita Rawda de Sinaí del Norte se sientan frente al hospital de la Universidad del Canal de Suez en la ciudad portuaria oriental de Ismailia el 25 de noviembre de 2017, donde fueron llevados a recibir tratamiento tras el ataque mortal del día anterior . El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, prometió el 24 de noviembre responder enérgicamente después de que los atacantes mataran al menos a 235 fieles en la atestada mezquita en la intranquila provincia de Sinaí del Norte, el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED
Familiares de las víctimas de la bomba y asalto a la mezquita Rawda de Sinaí del Norte se sientan frente al hospital de la Universidad del Canal de Suez en la ciudad portuaria oriental de Ismailia el 25 de noviembre de 2017, donde fueron llevados a recibir tratamiento tras el ataque mortal del día anterior .
El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, prometió el 24 de noviembre responder enérgicamente después de que los atacantes mataran al menos a 235 fieles en la atestada mezquita en la intranquila provincia de Sinaí del Norte, el ataque más mortífero del país en la historia reciente. / AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.