lunes, 18 de diciembre de 2017

Corrupción e improvisación frenan expansión del Metro


metro
Los retrasos en la ejecución de las obras de ampliación del Metro de Caracas han sido una constante en los últimos 18 años. El diseño proyectado en 1978 preveía para 2010 la construcción de 6 líneas que contribuirían a descongestionar la ciudad y a mantener la calidad de los tramos operativos.


 Entre estas destaca la Línea 5, que debía comenzar su desarrollo en 2006, ser entregada completa en 2010 y que permanece paralizada desde 2015, cuando la obra fue abandonada por la constructora Odebrecht, afectada por un caso de corrupción con implicaciones continentales.

El plan maestro del subterráneo metropolitano que trasladaría a usuarios desde La Rinconada, en el extremo suroeste de la ciudad, a El Hatillo, en el sureste, ha sufrido varias modificaciones desde su concepción, debido a problemas de factibilidad, la última en 2006. Estos cambios han acarreado el trazado de nuevos tramos, la eliminación de ramificaciones en 2011, cuando C. A. Metro de Caracas presentó un mapa en el que incluían los trayectos definitivos; 6 líneas para el área metropolitana de Caracas, además de conexiones a ciudades satélites, a través del Metro de Los Teques y el Metro de Guarenas-Guatire. 

También se agregó un sistema de transporte terrestre; el BusCaracas o Línea 7, abierto a la operación comercial en 2012, luego de 4 años de retraso. Hoy, de los 57,6 kilómetros proyectados hace 11 años, solo 40 metros están operativos.
Desde 1999 el gobierno le asignó progresivamente a Odebrecht la construcción de las líneas 3, 4 y 5, además del Metro de Los Teques y el Metro de Guarenas-Guatire; sin embargo, solo ejecutó las 2 primeras. Desde 2014, la constructora con sede en Brasil está envuelta en un escándalo de corrupción en el que se reveló que Venezuela fue el segundo país que más sobornos recibió para conseguir contratos con el Estado; 98 millones de dólares fueron depositados a altos funcionarios gubernamentales entre 2006 y 2015, afirmó Marcelo Odebrecht, ex presidente de la empresa.

Actualmente, de todas las obras asignadas a la constructora, solo el Metro de Los Teques presenta un avance significativo.

Cuando Odebrecht inició la construcción de la Línea 5, en 2007, aseguró que tendría un costo total de 1.100 millones de dólares. Diseñada con 9 estaciones, desde Zona Rental a La Urbina, debía estar totalmente operativa en 2010, de acuerdo con el plan maestro original, actualmente posee solo 2 estaciones activas: Zona Rental y Bello Monte, restan por construir otras 7.

En 2011 Haiman El Troudi, entonces ministro de Transporte, aseguró que la obra sería entregada en 2012 para descongestionar hasta 40% de la sobredemandada Línea 1; esto no se cumplió y en julio de ese mismo año se fijó 2014 como fecha definitiva de entrega, como parte de las promesas de campaña del candidato Hugo Chávez. Sin embargo, estos trabajos están paralizados desde marzo de 2015, reveló Luis Bustillos, ex obrero de la construcción, quien aseguró que el avance de la obra apenas alcanzó 28,79%.

“Solo se pudieron terminar Zona Rental y Bello Monte, el resto está en estudio de suelos. Las topas están paradas desde hace más de tres años. Los túneles se usan como depósito de cabillas, madera, rieles, topas y aceite”, expuso.
Una investigación de la Comisión Permanente de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional, fechada en junio y presentada ante la plenaria en agosto pasado, reveló un sobreprecio de 1.201% en las obras de la Línea 5, indicó Melva Paredes, diputada a la AN por el estado Aragua y una de las coordinadoras de la investigación. También señaló que en el caso de la Metro Caracas-Guarenas-Guatire el sobreprecio se calcula en 744%, aun cuando no está abierta ni una sola de las cinco estaciones prometidas.


Líneas huérfanas. La Línea 6 está totalmente paralizada actualmente y se desconoce información oficial del estatus del proyecto; este trayecto uniría la estación La Rinconada de la Línea 3 con la estación Zoológico de la Línea 2. El BusCaracas fue presentado como Línea 7, aunque expertos en sistemas de transporte masivo, como Celia Herrera, rechazan esta denominación, por cuanto es un bus de tránsito rápido. Esta obra pasó por una serie de rediseños, aumentos de presupuesto, responsables y prórrogas para su puesta en marcha.

En 2008 se prometió que estaría lista en 2009, pero fue entregada el 3 de octubre de 2012. Tuvo un incremento de 289% respecto del presupuesto asignado originalmente. Actualmente tiene fallas operacionales, debido al abandono de las estaciones y la disminución de la flota de autobuses de fabricación china. Estaciones como El Socorro, La Hoyada y El Cristo no cuentan con iluminación y el sistema de cobro fue desmantelado en 2015.
40%  se descongestionaría la Línea 1 del Metro de Caracas, según Haiman El Troudi, ex ministro de Transporte, si estuviese totalmente en funcionamiento a Línea 5, que fue diseñada como tramo paralelo y de movilidad hacia el sureste. 
28,79%  es el avance de la ejecución del proyecto de la Línea 5  del Metro de Caracas,  cuyos trabajos están paralizados desde marzo de 2015, reveló Luis Bustillos, quien fuera uno de los 500 trabajadores de la obra.

Cronología
La Línea 5 del Metro de Caracas fue proyectada en 1978 para estar 100% operativa en 2010, actualmente solo funciona 2,70% del tramo de 14,8 kilómetros.
En 2007 empezó la construcción del Metro de Guarenas-Guatire, que conectaría el Metro de Caracas con los municipios Plaza y Zamora del estado Miranda; hoy, 10 años después, las obras están abandonadas.
El BusCaracas, bautizado por la C. A. Metro de Caracas como Línea 7, fue entregado con 3 años de retraso, el 3 de noviembre de 2012.
√A la fecha no hay información sobre el proyecto de expansión del subterráneo estancado en su desarrollo desde 1991, pese a las modificaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.