martes, 27 de febrero de 2018

“El gobierno es responsable de la terrible situación”


La Academia Nacional de Ciencias Económicas advierte que “ante la desidia puesta de manifiesto por quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones en materia económica mientras se deterioran aceleradamente las condiciones de vida del venezolano”,  se pone en evidencia  que “se persiguen objetivos que responden a intereses divorciados de la misión básica que debe tener todo gobierno, que es la de mejorar el bienestar de su población”.

Los académicos sostienen, en un comunicado, que es “imperdonable que ante la dimensión de la tragedia que embarga a los venezolanos” ninguna medida económica de importancia haya sido tomada en la dirección adecuada.  “El gobierno parece conformarse con los incrementos por decreto del salario mínimo y el reparto de comida subsidiada que apenas llega a una parte de la población, para atender estas penurias”.
La institución denuncia “la responsabilidad central del gobierno encabezado por Nicolás Maduro en la terrible situación que hoy atraviesan los venezolanos”. Sin embargo, afirma que Venezuela tiene con qué salir adelante. “La renuencia a tomar las medidas para que ello ocurra solo consigue explicación en la prosecución de objetivos políticos subalternos de quienes hoy dirigen el Estado, con consecuencias funestas para la población. Que las políticas del gobierno obedezcan a fines contrarios al interés nacional es absolutamente inaceptable”.
Los académicos recuerdan que a principios de enero más de 100 economistas, entre ellos integrantes de la institución, firmaron laCarta abierta al presidente Nicolás Maduro, en la que expusieron el deterioro económico del país basado en el informe que el gobierno entregó a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, en cifras del Banco Central de Venezuela con respecto a la expansión de los agregados monetarios y a los cálculos de la inflación elaborados por la Comisión Permanente de Economía y Finanzas de la Asamblea Nacional.
“Durante el ejercicio de la presidencia de Nicolás Maduro se ha producido una caída de más de un tercio en el ingreso por habitante, el colapso de las inversiones y una hiperinflación desatada por los elevados y reiterados déficits públicos, financiados con emisión de dinero sin respaldo por parte del BCV”, indican.
Desde 2006 ha habido un “abultado servicio de la deuda externa contraída por el sector público que ha impedido atender las importaciones que se requieren”. También mencionan el colapso de  Petróleos de Venezuela, reflejado en la caída de la capacidad de producción y refinación. Además, refieren que los mercados de crédito internacionales cerrados y el estado de default selectivo han generado que el sector externo de Venezuela se encuentre “estrangulado”.
“Se ha producido un empobrecimiento acelerado de la población, que cobra un número creciente de vidas por inanición y por las secuelas que acarrea la severa desnutrición, así como la falta de medicamentos y el deterioro de los hospitales, en la salud del venezolano”.
La academia afirma que las condiciones de vida del venezolano “van a empeorar todavía más de no adoptarse cuanto antes medidas que abatan la hiperinflación, unifiquen el tipo de cambio y liberen al aparato productivo de los controles que lo asfixian”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.