jueves, 1 de marzo de 2018

The New York Times: ¿Puede Venezuela ser salvada?


“Sus seguidores se cuestionan que la riqueza de su familia lo aísla de la crisis económica; que la policía secreta que rodea su hogar lo protege del aumento del crimen; y no pueden evitar preguntarse si Leopoldo López finalmente se dio por vencido”, así reseñó un trabajo del periodista Wil S. Hylton publicado en The New York Times sobre la situación de Leopoldo López y de Venezuela

En el trabajo periodístico “¿Puede Venezuela ser salvada?”, Hylton resaltó los hechos que han impactado políticamente a la oposición venezolana y al coordinador nacional de Voluntad Popular. Señaló la posición del dirigente opositor frente a las decisiones que se deben tomar  para lograr un cambio político. 
"Necesitamos aumentar todas las formas de presión. Cualquier cosa, cualquier cosa que tenga que suceder para producir una elección libre y justa ", dijo Lopéz. 
El periodista detalló los acontecimientos de la política nacional y describió las condiciones de Leopoldo López en su arresto domiciliario. Mostró las dificultades que tiene el líder opositor para comunicarse y las restricciones a las que ha sido sometido.
Indicó que hay ciudadanos que se cuestionan la condición de López y su postura debido a su ausencia en la vida política y pública del país. Sostuvo que muchos tienen dudas sobre las condiciones de López y que otros consideran que no se ha pronunciado porque la situación no le afecta. Sin embargo, el opositor recalcó que su silencio se debe a las dificultades que tiene para comunicarse con los venezolanos.
“‘La situación es muy delicada. Puede que esté en el límite de volver a prisión’”, le dijo López al periodista.
Wil S. Hylton comentó que el aspecto del dirigente de la tolda naranja varió durante las entrevista que le realizó de manera clandestina; a veces podía salir con un simple suéter y un poco despeinado y en otras ocasiones se mostró con una camisa de la Universidad de Oxford y unos lentes negros que revelaban que pasó la noche leyendo.
“Mientras hablaba, me di cuenta de lo que realmente habíamos estado hablando todos estos meses, de lo que había estado tratando de comunicar a través de este portal desde su silencio. Nunca fue realmente sobre el futuro de Venezuela o el papel que esperaba jugar. No se trataba de ambición política o el próximo capítulo de la historia. Fue algo fundamental que surgió en comentarios improvisados. Fue algo que aprendió en prisión sobre la historia en la que siempre estamos”.
El trabajo periodístico finalizó narrando la relación que ha creado el preso político con sus custodios y su postura sobre los funcionarios policiales, que también enfrentan la situación económica de Venezuela.
“Durante varios meses la policía secreta había venido a su puerta cuatro veces al día para fotografiarlo con una copia del periódico del día. Últimamente, López había invitado a los agentes y hasta habló con uno durante más de dos horas, ofreciéndole un trozo de torta del cumpleaños de su hija y hablando sobre la crisis inflacionaria y la reciente masacre de un pequeño grupo rebelde"
"Hemos desarrollado, no diría una buena relación, sino una relación”, finalizó López.
Lea el trabajo completo aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.