lunes, 9 de julio de 2018

En Prado de María no hay a quien llamar



Foto: Archivo | Referencial
Foto: Archivo | Referencial

Susana Mora | smora@bloquedearmas.com 
Los servicios públicos en Venezuela cada vez se encuentras más deteriorados y el sector Prados de María no es la excepción.


El equipo del Diario 2001 realizó un recorrido por la zona y habló con los habitantes de la populosa parroquia El Cementerio, quienes colocaron sus quejas en cuantos a la escasez servicios públicos y la total falta de atención por parte de las autoridades.
Luis Sánchez comentó que tienen más de tres meses sin agua en el sector, y que pese a la situación las personas han optado por destapar una alcantarilla, de esta manera con un tobo y una cuerda sacan agua del acueducto, haciendo su respectiva cola para poder obtenerla. La otra manera que él utiliza es por medio de un amigo que tiene una camioneta, busca agua por el lado de la Cota y así logran transportar el líquido.
Sánchez añade que el problema principal que existe en su zona es la del agua, viendo como una posibilidad trancar las calles debido a la urgencia que tienen por la falta de atención del Estado en cuanto a lo que le compete.
El problema de la basura también afecta a Prados de María. Luis añade que el camión pasa a recogerla cada 3 o 4 días. Las autoridades competentes no están pendientes del residuo en las calles. El ciudadano comentó que la esquina de la calle siempre estaba limpia, pero de un tiempo para acá comenzaron a haber deshechos, hasta que una persona decidió tomar la iniciativa de quemarla, pero de igual manera siguieron botando los desperdicios. Supra es el que se encarga de que las calles en El Cementerio se encuentren limpias, pero este pasa "una vez a la cuaresma".
Cuando se le preguntó a Sánchez en cuanto a la seguridad de la zona, su respuesta inmediata fue "aquí a cada ratico roban, esto es una guillotina". Añadió que hace 15 días le robaron a un muchacho su teléfono, disparándole en el estómago. Cuando son las 8:00 de la noche las calles ya parecen un desierto, porque las personas deciden resguardase en sus hogares temprano debido a la grave inseguridad que se esta viviendo en Prados de María y en cualquier sitio del país. Además que no pasa patrullaje.
El transporte público también es una calamidad, ya que pasa una camioneta de vez en cuando y el precio del pasaje varía, a veces cobran 5 mil y otras 10 mil. Además, como las vías del sector se encuentran en tan pésimo estado, con huecos en casi todos lados, las busetas tuvieron que cambiar su ruta porque les era imposibles transitar por la avenida principal.
La calle donde se encuentra el terminal de Expresos Occidente está intransitable. Los comerciantes dicen que las ventas han bajado porque los carros no pueden pasar por allí sin dañarse.
Roberto Benito, habitante de la zona reiteró el problema del agua que pasa tres meses sin llegar y cuando viene tiene un color amarillo, y al hervirla se pone peor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.