.

.

jueves, 30 de agosto de 2018

El ajuste baja un bojote de santamarías


Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Zulay Camacaro
La hiperinflación, reconversión monetaria, los operativos de la Sundde en los comercios obligándolos a bajar los precios de la mercancía, el aumento del salario mínimo, han hecho que muchos comercios hayan cerrado sus puertas.
En un recorrido por algunos sectores de Caracas se pudo constatar el cierre de un considerable número de establecimientos.



A lo largo de la avenida San Martín un buen número de negocios se encuentran con la santa maría baja, comerciantes cercanos a los establecimientos comentaron la razón o tiempo de cierre.
Friomigjem Capital, una empresa de regrigeración comercial e industrial está cerrada. “No han abierto en toda la semana. Es un negocio nuevo, debe tener dos meses. Desde el lunes no han abierto”, dijo Jorge, empleado en un negocio cercano.
Por el mismo sector una tienda “de chinos” que vendía cosméticos, artículos de higiene personal y limpieza, está cerrada. “La Sundde les cayó el jueves, le hicieron bajar los precios y vender todo. El dueño dijo que ya no vienen más o se van 6 meses a China”, dijo un comerciante de un local cercano.
Otra tienda del mismo ramo, al lado de la anterior, sufrió la misma suerte. Este jueves la Sundde los obligó a bajar los precios. “Ese abre por ratos, hay días que no viene, debe ser por falta de mercancía. Ha ido reduciendo el local. Creo que pronto cerrará”, afirmó el sueño de un local cercano.
Cerca de ahí hay otro negocio con la santa maría abajo. “Ese negocio está cerrado hace un año. Ese negocio se llamaba El Águila, era muy conocido, vendía ropa. Ellos están en el país, vienen de vez en cuando a ver el local. Creo que están pensando en ver si las cosas mejoran”, dijo Manuel Pestana en un restaurante cercano.
Una venta de motos Bera permanece cerrada. “Eso tiene rato, años cerrado Ni idea de por qué cerraron. El dueño siempre viene por ahí, da una vuelta y se va”, dijo un empleado en un negocio cercano.
Comercial Fattah está cerrado. “Tiene cucho tiempo cerrado., como 10 meses.Le pregunté, ¿cuándo vas a venir?. Me dijo que cuando mejore la cosa”, indicó el encargado de una tienda cercana, quien también comentó sobre otro local contiguo, igualmente cerrado.
Asia América. Ese tiene un año cerrado, s la misma situación. Vendía línea blanca, será que ya no tiene la misma capacidad de reposición de mercancía”, dijo Carlos Torres.
La Tintorería Bucare cerró temporalmente y en su santamaría hay un letrero que dice: “Señores, clientes no podemos seguir prestando servicio por causas ajenas a nuestra voluntad. Vamos a cerrar por 3 semanas, abrimos el 3 de septiembre y sólo para despacho los días martes y jueves de 8:00 am a 3:00 pm”.
Por el centro una ferretería cerró sus puertas. “Está cerrado por el cambio a Soberano. Abren de a ratos. Van a ver qué pasa”, dijo José Pérez.
Comercializadora El Pino. Zapatería y talabartería.“Tiene tiempo cerrado por la crisis y no sé desde hace cuanto tiempo”, dijo Juan.
Cierre técnico. El ex director Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Caracas, Víctor Maldonado, “se puede decir que el sector empresarial está en un quiebre técnico”. Esta situación ha generado que los empresarios se comporten de cierta manera. Algunos piensan “me voy y cierro la empresa”. Otros “me quedo con los pocos trabajadores que puedo pagar” y otros mantienen las puertas abiertas de sus negocios pese a la situación.
Para Maldonado las medidas económicas implementadas buscan destruir el sistema de mercado. “Ese es el pensamiento de los comunistas y de los regímenes totalitarios”.
En cuanto al cierre de empresas en el país dijo el economista que “muchas no levantarán sus Santa Marías hasta tener claro cuál es el panorama. De todas, todas, habrá desempleo. Es como una especie de ‘palo encebado’ en el sentido de que es una prueba difícil de superar. Las empresas ni siquiera tienen un flujo de caja suficiente para enfrentar el aumento salarial. El Ejecutivo emprendió una razia sobre los comercios. Habrá empresas resistentes que sobrevivirán a este caos, pero las pequeñas y medianas empresas no podrán”.
Gremios. La presidenta de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui, señaló que solo durante el último año han tenido que cerrar entre un 35 y 40% de los comercios que funcionaban en el país debido a los graves y cuantiosos problemas económicos que atraviesa la nación.
A pesar de no contar con una cifra concreta ante la ausencia de datos ofrecidos por el BCV, Uzcátegui aseguró que estos números no se alejan de la realidad dado a las múltiples encuestas e investigaciones que han llevado a cabo desde la organización gremial.
Uzcátegui expresó que “no es el comerciante el que determina al final el precio de los productos, es una oferta que hoy en día es insuficiente para la demanda que tiene el país”, a la vez que indicó que lamentablemente es “el usuario final quien debe pagar todos los costos de la cadena de distribución que aumentan constantemente debido a las malas políticas económicas” implementadas por el Estado.
“Aunque parezca mentira”, los comerciantes “no se sienten cómodos aumentando los precios”, porque ahuyentan a los consumidores, su razón de ser”, añadió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.