.

.

jueves, 2 de agosto de 2018

El gobierno restringe información sobre inundaciones


Familias en sectores afectados por la crecida de los ríos Orinoco y Caroní en los estados Amazonas y Bolívar, permanecían atrapadas ayer a la espera de ser trasladadas a refugios, mientras el nivel de las aguas crecía, de acuerdo con versiones de allegados a esas zonas. El primer afluente, el más importante del sur, alcanzó 17,40 msnm en Ciudad Bolívar, es decir, subió 8 centímetros con respecto al nivel registrado el martes. Sin embargo, no se pudieron obtener detalles oficiales de los perjudicados ni de los ríos, como los reportados el martes.


El gobierno giró instrucciones a los jefes de Protección Civil de esas regiones en el sentido de no suministrar información hasta nuevo aviso. “Por instrucciones del Ministerio de Relaciones Interiores no podemos suministrar ningún dato oficial hasta que el ministro Néstor Reverol dé un reporte del fenómeno hidrometeorológico y de las condiciones de los afectados”, afirmó un funcionario destacado en Bolívar, y otros mantuvieron sus celulares apagados.
En el municipio Caroní, el secretario de Gestión Ciudadana, Roy Quiaragua, reiteró la versión. “El ministerio ha centralizado las informaciones porque como estamos en la pugna política, personeros de la oposición han agarrado eso como bandera para hacer su feria, y queremos darle mucha seriedad al asunto. No salimos de la capacidad de asombro de que quieran convertir estas calamidades para ellos hacer su show mediático. El Ministerio de Relaciones Interiores ha ordenado que ellos mismos serán los que darán el boletín oficial sobre lo concerniente a las afectaciones”, dijo al medio Correo del Caroní.
Hasta el martes, había casi 3.000 familias damnificadas en la ciudad de Puerto Ayacucho y zonas aledañas, en el estado Amazonas, de acuerdo con los reportes oficiales, debido al desbordamiento del río Orinoco que desde hacía una semana presentaba niveles de alerta amarilla, y el Caroní desbordó sus aguas, debido a las fuertes lluvias que han caído en el sur del país. En esa localidad, hasta el viernes, había 404 viviendas y 1.484 personas aquejadas por las inundaciones. Muchas de ellas fueron trasladadas a refugios temporales ubicados en las parroquias Chirica, Dalla Costa, Cachamay y Simón Bolívar, de acuerdo con el registro difundido por medios locales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.