.

.

lunes, 6 de agosto de 2018

“Hay demasiadas lagunas”

Militares y vecinos del centro de Caracas tienen desconfianza de la versión oficial anunciada por el gobierno en relación a los hechos acaecidos en la avenida Bolívar


El atentado contra el presidente Nicolás Maduro tiene muchas aristas sueltas, aseguran militares retirados. Las fallas en los anillos de seguridad, que solo protegieron al mandatario y dejaron de lado a la primera dama Cilia Flores, y la rapidez con la que las autoridades afirmaron que se trataba de un atentado son elementos que generan dudas en el general del Ejército (r) Gonzalo García Ordóñez

“Hay demasiadas lagunas”, opina. Agregó que los oficiales en formación se salieron de control cuando les dieron la orden al primer grupo de que se dispersaran, pero todos corrieron. “Esas unidades están muy bien entrenadas porque actúan perfectamente en actos de restablecimiento del orden público, pero aquí no lo demostraron”, afirmó.
Enrique Prieto Silva, general de división (r) de la GNB, expuso que los anillos de seguridad debieron desplegarse para proteger a todo el mando militar. “Hubo demasiadas fallas. Y eso le dice a Maduro que no puede exponerse tanto. Se violaron todos los principios de seguridad”, destacó.
Agregó que no debió realizarse un acto militar en la avenida Bolívar, porque tiene muchos flancos que permiten que ataques como estos se originen.
Vecinos del centro de Caracas también ponen en duda la versión oficial. Los habitantes de la parroquia Santa Rosalía consideran que el gobierno preparó este acontecimiento para desviar la atención de los problemas que hay en el país. “¿Cuándo han hecho un evento militar en esta avenida? Primera vez. Eso fue preparado”, dijo una habitante de las Residencias Lecuna.
Una mujer del edificio Don Eduardo, en el que hubo la explosión el sábado, relató que en el pasillo del piso 1 se vio sangre, pero no sabe dónde se encuentran los propietarios del apartamento.
Los vecinos del sector narraron que primero vieron un aparato que chocó contra el edificio y se incendió, y explotó. Desmintieron que se haya tratado de una bombona, porque el edificio tiene gas directo. Ese estallido retumbó en varias residencias que se encontraban incluso a tres cuadras.
Detallaron que minutos después llegaron la GNB y el Sebin fuertemente armados, abrieron todos los carros e incluso apuntaron en la cabeza a un niño de 10 años de edad que llevaba una bombona de gas. Los vecinos lo protegieron y lo metieron en una de las residencias cercanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.