.

.

jueves, 2 de agosto de 2018

Trump mantiene a Maduro: EEUU compra (y paga) el 45% de la producción de petróleo de Venezuela


Referencial. Balancín en un pozo petrolero en Lagunillas. Estado Zulia. REUTERS/Isaac Urrutia


A medida que la producción petrolera de Venezuela cae a 1 millón bpd, las exportaciones a Estados Unidos suben. Los analistas estiman que los refinadores estadounidenses continuarán importando incluso con la producción declinando.Las importaciones estadounidenses ahora representan el 45% de la producción total de Venezuela.

Por Brian Scheid en S&P Global Platts | Traducción libre del inglés por lapatilla.com
En febrero, las importaciones estadounidenses de crudo venezolano promediaron menos de 409.500 bpd una disminución de casi 50% en menos de un año que llevó a los niveles de importación venezolanos a mínimos no vistos por refinadores estadounidenses desde una huelga petrolera en el 2003. Pero en lugar de ser otra muesca en la lenta desaparición del crudo venezolano de las refinerías de la costa estadounidense del Golfo de México, febrero puede haber establecido un piso. Las importaciones de crudo venezolano a Estados Unidos han aumentado a lo largo de este verano, llegando a casi 587.200 bpd en junio, un incremento del 43% desde febrero, según datos de Aduanas de Estados Unidos. EEUU importó aproximadamente 530.300 barriles por día de crudo venezolano en julio, según datos preliminares de aduanas.


Esta recuperación que tiene lugar en la costa estadounidense del Golfo, está ocurriendo incluso cuando la producción petrolera venezolana cayó a 1,3 millones de bpd en junio, una caída de producción de 1,1 millones de bpd desde diciembre de 2015, según la última encuesta S & P de Global Platts. La Administración de Información de Energía de EEUU pronostica que la producción de petróleo venezolano caerá por debajo de 1 millón de barriles por día para fines de este año y luego caerá a alrededor de 700,000 bpd para fines de 2019.
Pero incluso en medio de este declive, los analistas creen que las importaciones estadounidenses de crudo venezolano, que en junio representaron más del 45% de la producción total del país, se mantendrán relativamente estables.
“Estados Unidos es actualmente el cajero automático ATM para Venezuela”, dijo Joe McMonigle, analista de Hedgeye Risk Management.

Con la proximidad de un mercado de refinación (de la Costa del Golfo) orientado en gran medida al manejo de crudo más pesados, Venezuela no tiene un mercado más atractivo para sus exportaciones de petróleo. Y con la producción mexicana de crudo estancada y los límites actuales del oleoducto y el ferrocarril para llevar más crudo pesado desde Canadá a las refinerías estadounidenses del Golfo, la cantidad de crudo venezolano enviado a Estados Unidos podría seguir subiendo, incluso cuando la producción del país caiga a mínimos históricos.
Las importaciones estadounidenses de crudo venezolano “disminuirán, pero no caerán del mapa”, dijo John Auers, vicepresidente ejecutivo de Turner, Mason & Company.
Auers especuló que las importaciones estadounidenses de crudo venezolano podrían caer por debajo de 400,000 b / d en un año, pero dijo que no podrían caerse en absoluto. “Ciertamente hay un apetito por ese crudo en los EEUU y eso no va a desaparecer”, dijo Auers.


Aún así, las exportaciones de crudo venezolano continuarán, pero solo a la costa del Golfo. El crudo venezolano representó casi el 20% de todo el crudo importado por las refinerías de la costa del Golfo en mayo, según EIA.
Mientras tanto, las refinerías de la costa oeste de Estados Unidos, que importaron más de 2,3 millones de barriles de crudo venezolano en 2015, no han importado un barril venezolano desde noviembre de 2017, según el EIA. Las refinerías de la costa este de Estados Unidos, que importaron casi 13,8 millones de barriles de crudo venezolano en 2016, no han importado crudo venezolano desde octubre de 2017, según datos de EIA.
Actualmente, Valero es el mayor comprador estadounidense de crudo venezolano, ya que en mayo importó más de 201.700 bpd de crudo para sus refinerías de Port Arthur, St. Charles y Texas City, según la EIA. Valero importó más del 40% de los más de 489.600 bpd del crudo venezolano importado en mayo, según EIA.
Los 6 principales importadores de petróleo de Venezuela (mayo de 2018)



“Personalmente, no me sorprende que la parte relativamente grande de las exportaciones venezolanas se destine a Estados Unidos”, dijo Lejla Villar, analista de EIA. “Después de todo, los refinadores estadounidenses se encuentran entre los pocos clientes que todavía remiten pagos en efectivo por el petróleo crudo venezolano”.
Pero hay algunos factores que podrían provocar que las exportaciones venezolanas de petróleo a los EE. UU. bajen.
Por un lado, ha habido preocupaciones recientes entre los refinadores de la Costa del Golfo sobre la calidad del crudo venezolano, con más agua presente en el crudo.
“La calidad de ese crudo es degradante”, dijo Auers de Turner, Mason.
Venezuela también puede verse obligada a enviar crudo adicional a China y Rusia para pagar sus crecientes deudas.
Además, Estados Unidos ha amenazado reiteradamente con imponer sanciones al sector petrolero venezolano, un resultado que podría llevar a cero las importaciones estadounidenses de crudo venezolano, dijeron analistas.
“Si la administración impone sanciones a las importaciones de crudo venezolano, probablemente privaría al régimen de Maduro de una de sus últimas fuentes de ingresos y podría llevar al colapso del gobierno”, dijo McMonigle. “Pero creo que a la administración también le preocupa profundizar aún más la crisis humanitaria”.
Si los refinadores estadounidenses dejaran de comprar crudo venezolano, los analistas dijeron que esperaban que se enviara a los mercados asiáticos, principalmente a China e India, probablemente con fuertes descuentos.
“Esperaría ver un ajuste en los patrones de comercio bien establecidos, pero no necesariamente una eliminación de los barriles de crudo del mercado”, dijo Villar de la AIE.
Michael Cohen, jefe de investigación de materias primas energéticas en Barclays, dijo que sin el mercado estadounidense, Venezuela necesitaría encontrar otras refinerías latinoamericanas capaces de tomar crudos de menores grados y enviar más crudo a China y Europa.
“Obviamente, eso perjudicaría aún más la ventaja neta de PDVSA, pero sigue siendo preferible a ninguna exportación en absoluto”, dijo Cohen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.