.

.

domingo, 23 de septiembre de 2018

Venezuela en el menú pesado de Naciones Unidas

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Redacción 2001 | EFE | r2001@bloquedearmas.com
El unilateralismo del presidente de EE.UU., Donald Trump, Corea del Norte, las guerras en Siria y Yemen, otras tensiones en Oriente Medio y crisis como la venezolana dominarán este año las reuniones de los líderes mundiales en la Asamblea General de la ONU.



La gran cita anual de la diplomacia reunirá en Nueva York a más de 120 jefes de Estado y de Gobierno y a centenares de ministros para pasar revista a los asuntos clave de la agenda internacional.
Trump volverá a acaparar todas las miradas, tras el shock que supuso hace un año su primer discurso ante Naciones Unidas, en el que no dudó en amenazar con “destruir” a Corea del Norte y atacó con dureza a Venezuela e Irán.
En esta ocasión, se espera que el presidente estadounidense use un tono muy distinto con Corea del Norte, tras la histórica cumbre que celebró con Kim Jong-un y las alabanzas que ha dedicado a un líder del que el año pasado se burló llamándole “hombre cohete”.
Tras el reciente parón en las conversaciones entre las dos partes, Estados Unidos quiere utilizar la Asamblea General para volver a encauzar ese diálogo.
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, invitó a su homólogo norcoreano, Ri Yong-ho, a reunirse aprovechando la presencia de ambos en Nueva York, aunque este todavía no ha confirmado si acepta o no.
A diferencia de Corea del Norte, Irán ha visto cómo su relación con EE.UU. ha seguido deteriorándose, tras la decisión de Trump de retirar a su país del acuerdo nuclear sellado en 2015 y volver a imponer sanciones.
El magnate neoyorquino tiene previsto volver a la carga contra Teherán en una reunión del Consejo de Seguridad que presidirá el próximo miércoles.
El presidente iraní, Hasan Rohaní, que trata de salvar el pacto nuclear con el apoyo de las potencias europeas, estará también en Nueva York y, además de la relación con EE.UU., abordará a buen seguro las tensiones regionales con Arabia Saudí.
Un buen número de líderes de Oriente Medio se darán cita en la ONU, con la guerra siria y el futuro de la provincia de Idlib como asunto clave, pero también con atención para el conflicto yemení y la cuestión palestino-israelí.
Mientras, la crisis en Venezuela será protagonista con la presencia, a priori, del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y con varias reuniones paralelas sobre ella.
En una de esas citas, los cancilleres de Argentina, Colombia, Chile, Paraguay y Perú tienen previsto acordar una petición para que la Corte Penal Internacional (CPI) inicie una investigación preliminar sobre crímenes de lesa humanidad en Venezuela.
Además, habrá una reunión del llamado Grupo de Lima y otra sobre la migración masiva de venezolanos, en la que intervendrán el presidente de Colombia, Iván Duque, y el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.
Aunque los discursos en la Asamblea General arrancan el martes, desde primera hora del lunes los líderes tendrán una cargada agenda.
Ese día, Trump encabezará una reunión sobre la lucha contra las drogas, en la que se adoptará una declaración ya apoyada por cerca de 130 países. Además, numerosos jefes de Estado y de Gobierno intervendrán en una cumbre sobre la paz organizada para conmemorar el centenario del nacimiento de Nelson Mandela, cuya imagen quedará inmortalizada en la ONU con una estatua que se desvelará ese día.
En paralelo a las sesiones de la Asamblea se celebrarán centenares de citas sobre distintos asuntos, desde varios conflictos africanos a las armas nucleares, pasando por la migración, las políticas de desarrollo, las operaciones de paz o los derechos humanos.
Además, los líderes aprovecharán para mantener innumerables contactos bilaterales y reuniones regionales o de países aliados a lo largo de toda la semana.
Duque en el combo. El presidente de Colombia, Iván Duque, aseguró ayer que durante su viaje a Nueva York para asistir la próxima semana al 73 periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU hablará sobre los retos del país en materia de paz, cultivos ilícitos y la migración masiva de venezolanos.
“Va a ser una semana donde vamos a hablar sobre los retos de Colombia. Vamos a hablar de cómo queremos adelantar la reincorporación de las personas que la han apostado a la desmovilización, al desarme y la reinserción sin reincidencia (de los exguerrilleros de las FARC)”, manifestó Duque a periodistas en Bogotá.
El mandatario agregó tras su intervención en la inauguración del “Festival ideas al barrio” de Bogotá que también hablará sobre el problema de los cultivos ilícitos, por lo que instará a la comunidad internacional a apoyar al país en su lucha contra ese problema.
La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés) reveló esta semana un informe en el que detalla que los cultivos ilícitos en Colombia aumentaron el año pasado un 17 % con respecto a 2016.
Según la organización, el país pasó de 146.000 hectáreas en 2016 a 171.000 hectáreas en 2017.
De igual forma, el jefe de Estado hizo referencia al éxodo de venezolanos que llegan a Colombia huyendo de la crisis que se vive en su país.
“Obviamente seguir alertando a la comunidad internacional sobre la crisis migratoria y la crisis humanitaria que esta desatando la dictadura en Venezuela”, afirmó.
Para Duque la crisis venezolana merece una “gran acción de coordinación” internacional, para que ese “fenómeno” no siga en aumento. El presidente hablará el próximo miércoles por primera vez ante la Asamblea General de la ONU y donde se reunirá con sus homólogos de Estados Unidos Donald Trump, y de Francia, Emmanuel Macron, entre otros.
De igual forma, se reunirá con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y participará en la Cumbre Anual de Concordia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.