.

.

domingo, 25 de noviembre de 2018

El péndulo político de Latinoamérica gira a la derecha






     

De esta forma Brasil se une a Argentina, que pasó de un sistema presidencialista de izquierda de 12 años en el poder al gobierno del derechista Mauricio Macri. 

Colombia, que siempre ha sido un país de derecha, mantiene la tendencia. 

Ecuador, que eligió a Lenin Moreno como pupilo del izquierdista Rafael Correa, dio en el último año un giro inesperado a la centroderecha. 

De la misma forma sucedió en Perú que pasó del izquierdista Ollanta Humala a los derechistas Pedro Pablo kuczynski y Martín Vizcaya. 

Guatemala, Panamá, República Dominicana y Paraguay mantienen todos gobiernos de centro o centroderecha.


     

"Un desgaste evidente"

Dos analistas, el ecuatoriano Oswaldo Moreno y el venezolano Iván Rojas, coinciden en que Latinoamérica está atravesando por un desgaste "inevitable" de los partidos y políticas tradicionales de izquierda, que se han mantenido en el poder a lo largo de los años, sin señales de renovaciones sumamente necesarias para poder avanzar.

Rojas enfatizó en la teoría de que la izquierda perdió poder en este continente "gracias a malos resultados económicos, y el estancamiento de sus agendas". "Mientras más tiempo se mantenga una fuerza en el poder y menos promesas se cumplan es más difícil seguir ganando", destacó. 

Para Moreno, esta situación va más asociada al contexto y al poder de surgir de cada nación, pues para él el desgaste "depende de la coyuntura. Cuando hay dinero no hay problemas, pero cuando se acaba el dinero, cuando hay crisis económicas esto no cambia si se es de izquierda o de derecha". 

A principios de este Milenio la izquierda encabezaba una cruzada en toda Latinoamérica pero ahora, según los dos analistas, sus líderes y sus discursos necesitan renovación y actualización. 

Para Moreno y Rojas la izquierda "debe" crear nuevas fuerzas políticas, movimientos, nuevos líderes y mejorar el funcionamiento de las instituciones, ya que "los países que tienen éxito son los que mantienen instituciones sólidas y fuertes", destaca el analista ecuatoriano.

No todo está perdido 

A pesar de este desgaste, y de la perdida casi total del control de la región, Latinoamérica sigue abriendo espacios a la izquierda y a sus gobiernos, que no necesariamente están ligados a sistemas socialistas, comunistas o totalitarios. 

En México, Andrés Manuel López Obrador logró luego de tres intentos desterrar a la derecha del poder por los próximos seis años, y en Colombia la izquierda y la centroizquierda siguen creciendo.

En Uruguay se mantiene un sistema de izquierda que se ha consolidado "gracias a sus buenas políticas y propuestas de desarrollo" mientras que en Chile la centroizquierda y la centroderecha han compartido el poder entre Michelle Bachelet y Sebastián Piñera en lo que va de Siglo XXI; y en Venezuela izquierda casi alcanza 20 años en el poder, apuntó Rojas. 

Moreno argumentó que mientras "existan agendas pendientes en materia de reivindicación, desigualdad, desempleo, pobreza, habrá espacios para la izquierda, no solo en Latinoamérica sino en el Mundo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.