.

.

viernes, 30 de noviembre de 2018

En claves: La hiperinflación ya se comió al nuevo aumento salarial

hiperinflación


















Pedro García Otero / 29 nov 2018.- Tres meses y diez días después de la implementación del “Programa de Recuperación Económica”, el mismo ha tenido que ser sometido a un “factor de corrección”; y aunque Nicolás Maduro habla de que con el programa lanzado el 20 de agosto “Venezuela va a un proceso de estabilización de la economía”, los anuncios realizados este jueves demuestran que el Gobierno va muy por detrás de la hiperinflación. Y que ésta va a correr más duro todavía.


Lea más:
Maduro aumentó el salario mínimo a 4.500 BsS
Durante toda su alocución, adicionalmente, Maduro no ha hecho mención a dos factores fundamentales del programa de recuperación económica anunciado en agosto: Ni una alusión a la disciplina fiscal (todo lo contrario, los alimentos vuelven a alimentar la hoguera hiperinflacionaria) ni tampoco nombró el tema del precio de la gasolina, actualmente regalada, y a la que Maduro, hace tres meses, prometió poner en precios internacionales.
Además, el mandatario, que había hablado de “libre fluctuación” y “mecanismos de mercado” para el mercado de divisas, ha vuelto a decir que es el “dólar criminal” el responsable de “buena parte de los daños de la guerra económica”, aunque también hizo una corrección muy importante en el precio del llamado “dólar Dicom”, que ha venido distanciándose del precio de la divisa en el mercado paralelo, marcadora de la economía.
Las medidas de Maduro anuncian mayores complicaciones para los pagos en el país
La frase más repetida a lo largo del discurso fue “corrección”: Y a pesar de que anunció la “relantización” (en realidad es ralentización) de la inflación (una ralentización que solo se ve en Miraflores, pero que al mandatario le sirvió para justificar las cifras presentadas ante el FMI que hablan de una inflación de 860% para 2017), lo cierto es que los precios se están acelerando, y la inflación estimada por la banca para este año es de aproximadamente 480.000%.
En resumidas cuentas, los anuncios de Maduro, que pueden agruparse en seis grandes categorías o claves, muestran que sencillamente, la economía venezolana sigue peor; que el Gobierno no tiene ningún interés en corregirse, ni en corregir la madre de todos los desequilibrios, que es el déficit fiscal y la emisión inorgánica de dinero; al contrario, los refuerza y acelera el efecto disolvente de la hiperinflación.
Además, los anuncios parecen orientados a granjearle al mandatario algo de buena voluntad de cara al 10 de enero, fecha que mencionó en varias oportunidades a lo largo de la cadena de radio y televisión en la que anunció el “factor de corrección”. Una especie de “lanzamiento” de su próximo Gobierno, que, como se sabe, está siendo calificado de ilegítimo por la oposición venezolana y buena parte de la comunidad internacional.
A continuación, las claves:
1) ¿Cuánto vale un petro?
Maduro anunció el “factor de corrección” del petro, al que llevó de 3.600 bolívares (cifra que ofreció erróneamente, pues ya hace semanas que su precio era de 4.300) a 9.000 bolívares, y con esto, por supuesto, aumentó el salario de 1.800 a 4.500 bolívares.
A diferencia del aumento de 3.500% del salario anunciado en agosto, este, que es de 150%, ya queda rezagado de la inflación de estos tres meses, que fácilmente puede haber superado 700% (se estima que la inflación mensual agosto-noviembre es de 200%).
La economía no tendrá ningún problema en absorber este salario, pero Maduro mantendrá, ad infinitum, el pago del mismo a través del Carnet de la Patria. Por supuesto, con efectos políticos.
Pero más allá, cabe preguntarse, hoy, cuál es el precio del dólar Dicom, que se encontraba en los alrededores de los 90 soberanos. Si tomamos como cálculo grueso que un petro vale 60 dólares, o 9.000 bolívares, de entrada, cada “dólar Dicom” tendría que ajustarse a aproximadamente 150 soberanos. Veremos si el “mercado” cada vez más cuestionado del Dicom, hace la corrección.

Adicionalmente, si Nicolás Maduro prentendía hacernos creer que el Petro era una “moneda”, no manipulable, desde ayer, cuando la devaluó más de 60% en una cadena nacional de radio y televisión, nadie le comprará el discurso. Si es que alguien se lo compraba antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.