.

.

lunes, 3 de diciembre de 2018

El perro Sully acompaña a George H. W. Bush (foto)


(Foto vía Twitter)


Juntos hasta el último adiós. El perro de George H. W. Bush también estuvo presente en la despedida del ex presidente estadounidense, que falleció este fin de semana. El labrador de apenas dos años fue inmortalizado junto al féretro del ex mandatario y la fotografía, distribuida por un portavoz de la familia, no ha tardado en hacerse viral. En ella Jim McGrath afirma: “Misión completada”, publica El Mundo.










Sully, un perro de servicio, se había convertido en el compañero inseparable de Bush desde el pasado mes de junio, poco después de que falleciera su esposa Barbara. El ex presidente sufría numerosos achaques, entre ellos Parkinson vascular, que le obligaba a depender de una silla de ruedas desde hace seis años.
Bush siempre fue un amante de los perros. Durante su estancia en la Casa Blanca, entre 1989 y 1993, tuvo dos perros de raza Springer Spaniel Inglés: Ranger y Millie. Y en los últimos meses de su vida lo ha acompañado Sully, un perro de asistencia entrenado para ayudar a personas con discapacidad física, mental o sensorial.
Sully, adiestrado por America’s VetDogs, una organización sin fines de lucro que trabaja en este campo desde 2003, bautizó al can con este nombre en homenaje a Chesley Sully Sullenberger III, el piloto que consiguió aterrizar un avión de pasajeros en el río Hudson en 2009.
El labrador no se ha separado ni un momento del ex presidente en los últimos meses. Hace tan solo unas semanas acompañó a Bush a votar en las elecciones de mitad de periodo. Su portavoz, Jim McGrath, publicó también una foto, en la que se podía ver al ex mandatario con Sully. “El 41º presidente acompañado por sus dos mejores amigos, Jim Baker y Sully, cumpliendo con su deber cívico y votando hoy”, escribió McGraph, en una imagen en la que también aparecía el ex secretario de Estado.




Tras su muerte este fin de semana, Sully acompañó a su amigo en el avión que lo trasladó a Washington D.C., donde se instaló la capilla ardiente. El jueves el ex presidente será enterrado en Texas. Al tratarse de un perro de asistencia, tras unos días de vacaciones en VetDogs en Smithtown, Nueva York, Sully se unirá de forma temporal al programa de perros del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, para ayudar a soldados heridos, según publicó en Facebook la organización. “Por mucho que nuestra familia extrañe a este perro, nos reconforta saber que traerá la misma alegría a su nuevo hogar, Walter Reed”, escribió en Instagram el ex presidente George W. Bush, hijo del fallecido George H.W. Bush.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.