Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

jueves, 20 de febrero de 2020

Vigilante de Aeropuerto de Madrid desmiente al ministro Ábalos sobre "DelcyGate"


Magistrado español pidió a las autoridades de Aeropuerto de Madrid-Barajas conservar los vídeos de las cámaras de seguridad de aquella madrugada del 19/20 de enero

Las cintas de seguridad son un elemento más de prueba sobre el “DelcyGate”, y ahora mucho más, luego de que un vigilante del Aeropuerto internacional de Madrid-Barajas, desmintiera la versión del ministro de transporte José Luis Ábalos sobre su encuentro con la vicepresidenta de Venezuela Delcy Rodríguez, sobre quien pesan un grupo de sanciones por parte de la Unión Europea.


Según el miembro del cuerpo de seguridad del aeropuerto, el ministro Ábalos ingresó a una sala VIP con la funcionaria chavista, y sitúa la llegada del ministro entre la 12 y las 12:15 de la madrugada del 20 de enero.
El centinela asegura que el jefe de la cartera de trasporte intentó ingresar a un área restringida del Aeropuerto con una persona identificada como Koldo García Izaguirre, hombre de confianza del ministro.
“No lo logró, pero luego sí accede a ella acompañado de un comisario. En torno a la 1:30 de la mañana regresan de la zona de pistas el ministro con las personas que le habían acompañado junto con los que llegaban del vuelo de Caracas», precisó el vigilante.
De la misma manera, el centinela indicó que la persona que acompañaba al ministro le pidió “que dejara abierta la puerta que conecta la zona pública con la zona restringida para que los ocupantes pudieran acceder al avión”, al tiempo que aseguró que la dirigente venezolana “pisó suelo Schengen y que introdujo dos carros de maletas en España”.
También ha puesto de manifiesto en su declaración notarial que se montó un servicio especial y extraordinario de custodia policial a las 4:30 de la mañana, compuesto por cuatro agentes de la Policía Nacional y dos de la Guardia Civil, cuya misión fue custodiar la zona vip en la que se encontraban los ocupantes del vuelo procedente de Caracas y García Izaguirre.
Según este testigo, García Izaguirre habría comunicado a la tripulación del vuelo en el que se encontraba Delcy Rodríguez que el avión debía salir lo antes posible en dirección a Turquía, ante lo que estos habrían señalado que era imposible.
Vox presentó ante la Fiscalía Anticorrupción una ampliación de su denuncia contra el ministro de Transportes esta declaración ante notario del citado vigilante de seguridad del aeropuerto sobre el escándalo del «Delcygate».
Juez pide conservar vídeos
El pasado martes, un juez español visualizó “indicios de delitos” en los hechos del pasado 19/20 de enero en el aeropuerto de Madrid-Barajas, donde la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Eloína Rodríguez, sostuvo una reunión secreta con el ministro de Transporte español José Luis Ábalos.
En este sentido, la denuncia realizada por el Partido Popular español, trasciende la iniciación de la fiscalía, quienes no habían ordenado ninguna investigación referente al caso, así como tampoco trataron de impedir el "borrado de las cintas" de las cámaras de seguridad del aeropuerto.
Dicha orden judicial, llega en el momento preciso para impedir desaparezcan las cintas de seguridad, luego de que este miércoles venza el plazo de 30 días.
Según reseñó el medio español ABC, el magistrado emitió una misiva dirigida al Aeropuerto de Barajas, en la que solicita conservar “las imágenes grabadas por el circuito de videovigilancia” de aquel 19/20 de enero; con el fin de determinar las responsabilidades sobre el posible ingreso de la funcionaria chavista a la sala VIP del aeropuerto, a pesar de pesar duras sanciones sobre su persona.
Adicionalmente, el juez ibérico realizó la advertencia expresa de que la remisión de las imágenes de esa noche, debe cumplirse “bajo apercibimiento expreso de incurrir en delito de desobediencia a la autoridad judicial”, al tiempo que precisó que de los datos expuestos en el escrito de denuncia del Partido Popular “se desprenden indicios racionales de hecho delictivo”.
En la denuncia realizada por el PP español, solicitaban colocar los vídeos a disposición de la Fiscalía para la investigación de los hechos, así como de la “inacción” del Ministerio Público en lo referente a la denuncia que le presentó contra el ministro Ábalos por prevaricación, ya que no había adoptado ninguna medida al respecto.
Policías, jueces y fiscales consultados por ABC advierten de que en este caso hay un "conocimiento notorio" de que esas grabaciones pueden ser solicitadas en el futuro, bien en el marco de una investigación judicial, como finalmente ha ocurrido, o porque el Congreso lo acuerde.
“Cuando tenemos conocimiento de que en una comisaría se ha producido un incidente -explican fuentes policiales de forma gráfica- de inmediato hacemos un clonado de las imágenes de las cámaras de seguridad independientemente de que se haya presentado o no una denuncia. Es una decisión automática, porque se sabe que en un futuro pueden ser una prueba en un proceso judicial. De la misma forma parece lógico que ante unos sucesos como los de Barajas, e independientemente de cualquier valoración sobre ellos, se hayan conservado las grabaciones por si son requeridas”.

AENA no informa

Por tanto, hasta este martes, desde un punto de vista legal podría procederse al borrado. “Pero lo que está claro es que se habría actuado de forma imprudente, contraria a los usos habituales. Sería, desde luego, escandaloso”.
De acuerdo con el medio español, representantes del aeropuerto de Barajas manifestaron que “no se facilitaba información alguna” porque esas grabaciones “afectan al derecho de protección de datos de carácter personal”, a pesar de que en ningún caso se preguntó acerca de su contenido, sino simplemente sobre si iban a ser destruidas o no.

Congreso de España

Por otro lado, el Congreso español rechazó una moción propuesta por el Partido Popular donde se pedía la renuncia o remoción del ministro de Transporte, José Luis Ábalos, por la reunión secreta del 19-20 de enero en el aeropuerto de Madrid-Barajas con la vicepresidenta de Venezuela.
Dicha moción fracasó en la Cámara Baja, luego de recibir 148 votos a favor y 190 en contra.
El Partido Popular critica lo poco que sabe del asunto ya que Ábalos solo ha ofrecido parciales versiones sobre lo ocurrido.
Mientras que el Psoe y Podemos, aseguran que al PP no le importa lo que suceda en Venezuela “sino que usan la moción para desgastar al gobierno de Pedro Sánchez”.
Según las versiones del gobierno ibérico, Ábalos se presentó en Barajas para evitar que Eloína Rodríguez entrara en España y violara las sanciones de la UE que le impiden ingresar en su territorio, y a su juicio el objetivo se cumplió, porque la funcionaria chavista siguió viaje horas más tarde.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.