Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

miércoles, 18 de marzo de 2020

Gobierno no garantiza gasolina para transporte de alimentos durante la cuarentena


Este martes 16 de marzo el suministro de gasolina fue suspendido en Barinas, pero en otros estados productores como Zulia, Carabobo, Táchira y Apure tampoco hay combustible



En medio de la cuarentena nacional anunciada por Nicolás Maduro y a pesar de haber ordenado al aparato productivo mantener sus operaciones, el gobierno no ha garantizado el suministro de combustible que necesitan los productores primarios y los transportistas para que puedan seguir sus labores y trasladar los alimentos a los mercados de los grandes centros de consumo.
“Necesitamos combustible para podernos mover, si no hay combustible no podremos mover nuestra mercancía, es inviable”, afirma Armando Chacín, presidente de Fedenaga. “Ya hay municipios y estados completos que no tienen gasolina y que no están despachando gasolina para ningún sector económico, eso por supuesto preocupa. Es imposible que nosotros podamos mover nuestros alimentos desde Apure, Zulia, Táchira, Mérida, si no tenemos combustible”.
Este martes 16 de marzo el suministro de gasolina fue suspendido en Barinas. En Zulia, Carabobo, Táchira y Apure, estados productores, tampoco hay combustible. Por Twitter se hizo viral un video de un funcionario de la Guardia Nacional que asegura que no hay combustible y que la orden dada por el gobierno es surtir solo a médicos que trabajen para el Estado, ambulancias y policías durante la cuarentena.
A quien le van a poner gasolina ? .... acá la respuesta .. a confesión de parte, relevo de pruebas 👇
234 personas están hablando de esto
«A los transportistas de queso que se trasladaron al estado Apure no les garantizaron la gasolina. Hay estaciones de servicio en la vía que uno toma que no tienen combustible. Y si llevamos una pimpina no nos permiten pasar», afirma un representante de los comercializadores de queso, quien solicitó el anonimato.
«Si llevamos combustible en alguna pimpina lamentablemente no nos permiten pasar, tenemos que echarlo a los camiones y dejar las pimpinas para que no haya problemas. La semana pasada hubo un problema con un compañero que llevó combustible en dos pimpinas y lo retuvo el FAES».
El covid-19, declarado pandemia global por la Organización Mundial de la Salud (OMS), llega a Venezuela en medio de una crisis sin precedentes con más de dos años en hiperinflación y seis en recesión, lo que ha reducido el tamaño de la economía a la mitad de lo que era en 2013, cuando Maduro llegó al poder, y dejado al país en un estado muy vulnerable ante los devastadores efectos de una pandemia como ésta.
El presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, sostiene que es imposible en la situación actual que vive el sector productivo venezolano poder mitigar los efectos de la pandemia, «de una manera medianamente normal como lo pueden estar haciendo países vecinos como Colombia, México o Argentina, ni hablar de Europa». Durante una sesión de la Comisión Consultiva de la Asamblea Nacional (AN) realizada este 16 de marzo, el dirigente empresarial indicó que es vital que se garantice el despacho de gasolina para que los pequeños y grandes productores de alimentos puedan seguir trabajando.
El sector primario, que lleva ya varios años golpeado por la falta de insumos, los controles impuestos por el gobierno, el colapso del sistema eléctrico, las expoliaciones e invasiones de tierras productivas y por el abigeato, apenas trabaja a 20% de su capacidad. En 2019 registró el peor ciclo de invierno (el más importante del año cuando se produce 70% de los rubros agrícolas) en los últimos 20 años. Se produjo a niveles de las décadas de los 60 y 70, cuando la población no superaba los 15 millones de habitantes.
“La producción ha caído a niveles del 20% y la caída de la demanda igual. El problema ahora es que están cerrando bombas de gasolina y gasoil a nivel nacional. La situación en Táchira (principal productor de hortalizas) es grave”, asevera Celso Fantinel, primer vicepresidente de Fedeagro.
Por su parte, el sector ganadero apenas puede aportar entre 35% y 40% de la carne que demanda el país, y entre un 30% y 35% de la leche y productos lácteos. Antes el 97% de la carne que se consumía era de producción local, y también 70% de la leche.
“No por el virus vamos a decaer, estamos tratando de maniobrar, aunque se necesita el esfuerzo del Estado que maneja de alguna forma el país para que pueda entender que necesitamos combustible para poder atender nuestras unidades de producción y bajar nuestra mercancía”, añade Chacín.

Plan de emergencia

El gobierno de Maduro ordenó a las empresas de alimentos a mantener sus operaciones con las medidas de seguridad que correspondan para una situación de emergencia que puede durar 45 días como escenario básico, según informó Banca y Negocios.
La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) informó en un comunicado que activó un plan de emergencia diseñado para atender situaciones sociales o naturales, y exhortó a las industrias manufactureras de alimentos afiliadas a la cámara a continuar trabajando con normalidad para producir los alimentos y contribuir con la seguridad alimentaria, así como «cumplir con los protocolos de proteger y respaldar a los empleados y obreros en sus respectivas áreas de trabajo».
Cavidea asegura que continuará «sus laborales de producción de alimentos para satisfacer los gustos y preferencias de los consumidores».

Maduro anunció en cadena nacional una “cuarentena social” en todo el país ante el incremento de los casos positivos de covid-19 en los últimos tres días. “A partir de mañana (martes 17 de marzo) Venezuela entera entra en cuarentena social desde las 5:00 am (…) medida drástica necesaria, Venezuela da un paso al frente, es la respuesta a la pandemia”, dijo el gobernante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.