Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

miércoles, 8 de abril de 2020

Falta de transporte colapsa a empresas e industrias


En cola, pedaleando la bicicleta y hasta a pie es la nueva forma de movilización de los guaros que ante la crisis de gasolina y la falta de transporte buscan alternativas para moverse de un sitio a otro.
Por María B. Jordán | LA PRENSA de Lara


Hacer una diligencia, comprar medicinas o alimentos es realmente un sacrificio para los larenses quienes ante la crisis por la gasolina en medio de la cuarentena se ven de manos atadas y sienten que han retrocedido unos años en materia de transporte.
Cuando son las siete de la mañana, es común ver a decenas de personas en las principales calles y avenidas de la ciudad, bien sea en sus bicicletas, caminando o pidiendo cola. Tal es el caso de Óscar Jiménez, quien montado en una bicicleta sale todos los días a trabajar desde su casa en la avenida La Salle hasta la calle 42, en cuyo recorrido tarda aproximadamente 20 minutos de ida y 20 de regreso. Aseguró que lo tiene que hacer ante la falta de transporte público.
Durante la mañana las personas siguen en bicicleta o caminando para hacer algún tipo de diligencia. “Yo soy la única que estoy saliendo de mi casa por protección ante el COVID-19, y lo hago en bicicleta en el mismo sector, pero para comprar comida”, relató Mileidy Rodríguez.
Otra historia muy común es de las personas que no tienen cómo movilizarse y se tienen que quedar esperando en alguna parada o avenida principal con la esperanza que algún conductor les dé la cola. En camiones, camionetas y hasta grúas, las personas aprovechan cualquier oportunidad para que al menos los dejen en un sitio cercano a su destino.

Las reparan
Enmanuel Colmenárez, quien tiene un taller de reparación de bicicletas en el centro de la ciudad dijo que recibe hasta tres diarias, cuando antes de la cuarentena y de la escasez de la gasolina sólo le llegaba una. Explicó que el mantenimiento puede salir en 350 mil bolívares, incluye ajuste completo de la bicicleta y su engrase.
Adicional a eso, un caucho puede salir en unos 600 mil bolívares, mientras que una tripa alcanza los 380 mil bolívares.
Sin surtir
Ayer las estaciones de servicio en Barquisimeto se mantuvieron cerradas. En un recorrido realizado por el equipo de La Prensa por varias bombas se evidenció que solamente estaban surtieron gas en dos estaciones, una en la avenida Libertador con 37 y en la avenida Andrés Bello con Carabobo
Adicional a eso, ayer en ninguna de las estaciones de servicio había cola de carros para surtir gasolina. Razón por la cual las personas aseguran que no les queda de otra que salir a sus trabajos caminando o en bicicletas por la falta de gasolina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.