Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

lunes, 11 de mayo de 2020

Ascensos del generalato se cocinan en la olla de presión de la lealtad

Ascensos
La lealtad tendrá un peso adicional en la carrera por los ascensos militares en 2020. El ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, ha dicho que el mérito para ser generales y almirantes “pasa por tener claridad constitucional y virtudes humanas, ser bolivariano, leal a la Patria”. Cerca de 1.068 generales y almirantes ha ascendido Maduro desde 2013


La carrera por los ascensos militares en 2020 no se detiene en tiempos del covid-19. El escrutinio de las Juntas de Evaluación Permanente (JEP) comenzó a principios de año, pero en el caso de los generales y almirantes de la Fuerza Armada Nacional (FAN) adquirió mayor visibilidad la tercera semana de abril.
Los grados superiores, por tradición, son ascendidos los primeros días de julio. En 2020, según fuentes consultadas,  dentro de los elemento a ponderar tendría especial peso la respuesta de los oficiales a la presión por evidenciar lealtad tras las acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra el gobernante Nicolás Maduro y el ministro de la Defensa, general en Jefe (Ej.) Vladimir Padrino López sobre el presunto delito de tráfico de drogas.
En el proceso de cocción de los ascensos, el Alto Mando se ha tropezado con la solicitud de bajas en todos los grados de la FAN, del que no escapan de los aspirantes al generalato y almirantazgo. “Al recibir los expedientes de los candidatos, según la antigüedad, se encuentran con las peticiones de baja que han sido represadas”, relata un general de la Aviación que pide reserva su identidad.
Ascensos del generalato

Se quieren ir

Las solicitudes de baja han sido una alerta permanente, en los últimos años, en los cuarteles. Pero no se conocen los reportes sobre su incidencia en los componentes militares, aunque se habla, de forma extraoficial,  que  es en el componente aéreo donde vuelan las peticiones con mayor fuerza.
Normalmente, la información sobre las bajas requeridas es manejada por el comandante general del Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional(GN), y ahora la milicia. Pero en el proceso de evaluación camino a julio de 2020 pudieran develarse más, señala el general consultado.
“La aparición en la lista de solicitudes de baja de un coronel, candidato a general, es suficiente aval para que sea sacado de la lista de posibles ascendidos”, añade otro oficial.
A Maduro le corresponde también designar a los oficiales que ostentarán el grado de mayor General en el Ejército, la Armada, la Aviación y la GN, rango que tienen por ejemplo los jefes de las Regiones Estratégicas de Defensa Integral (REDI), o almirante, en el caso de la Armada. A las promociones que les corresponde subir al generalato o al almirantazgo son a las de 1.995.

Lealtad para pasar

El Ministro de la Defensa, general en Jefe Vladimir Padrino López, informó, el 21 de abril, que había comenzado la evaluación integral para los ascensos de generales y almirantes. El alto oficial aseguró que el proceso se ejecutará con justicia. Al mismo tiempo, dijo que el objetivo de la evaluación es honrar los talentos y virtudes militares, así como los heroicos sacrificios de los defensores de la patria.

Siempre con el objetivo de honrar “a los talentos y virtudes militares” y los “heroicos sacrificios que hacen los defensores de la patria” iniciamos hoy la evaluación integral para ascensos de nuestros futuros Generales y Almirantes de la FANB. ¡Justicia!

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter


Tres días después, el 24 de abril, Padrino López analizó con el Estado Mayor Superior de la FAN los ascensos de los grados superiores. En ese sentido, enfatizó que el mérito para ser generales y almirantes “pasa por tener claridad constitucional y virtudes humanas, ser bolivariano, leal a la Patria”.
“Sin duda, estos ascensos, particularmente, tienen el ingrediente de retratarse con el régimen frente a las acusaciones de Estados Unidos. La Ley Constitucional de la Fuerza Armada Nacional, del 30 de enero de 2020, además de reforzar la potestad del Presidente de decidir a quienes ascienden, y a quienes no, enfatiza el elemento de la lealtad más allá de los perfiles y de la preparación”, esgrime José Antonio Rivas Leone, investigador del área castrense.

Ascensos ensombrecidos

El analista recuerda que la FAN ha sido trastocada por la sombra de las diferentes denuncias y acusaciones, con lo cual se incrementa su desprestigio y los generales y almirantes no escapan de los señalamientos.
“En el pasado cercano, no se conoció generales o almirantes que estuvieran dentro de su hoja de servicio señales de corrupción, señalamientos vinculados al tráfico de drogas o estar vinculados a hechos directos de violación de derechos humanos como ha ocurrido en el presente. Dentro de la historia militar contemporánea no se debe perder de vista cómo se ha venido desprofesionalización y, naturalmente, lo que en el pasado fue una Fuerza Armada Nacional que gozaba del respeto y de la colectividad venezolana, esto se ha perdido y tenía que ver con la cualificación ética y moral de estos hombres”, enfatiza José Antonio Rivas Leone.
El investigador acota que muchos de los oficiales llegan a los grados superiores sin los cursos ni la preparación adecuada.
“Desde hace algún tiempo, en los ascensos dejaron de privar las variables técnicas. Aun cuando siempre los ascensos de Estado Mayor, desde coroneles hacia arriba siempre han tenido una vinculación muy política por cuanto esos rangos requieren de tener un manejo estratégico y una vinculación, si se quiere, con la política, hoy por hoy más que vinculados con la política están politizados. Las variables de evaluación de las comisiones de ascenso están constreñidas a la adhesión del ideal gubernamental. Es decir, que existen dudas sobre las condiciones para ascender, señaladas por Padrino López”, indica una fuente castrense, que pidió guardar su identidad.

Ascienden a miles

En 2019, el gobernante Nicolás Maduro estrenó 183 generales y almirantes. “Todos los ascensos se hicieron cumpliendo con los parámetros de mérito, legales y reglamentarios”, esbozó Maduro, en el acto que se realizó a finales de junio, y no en julio como suele ocurrir. Además, el gobernante exigió “lealtad y compromiso máximo”.
El número de generales y almirantes del año pasado es similar al del 2018. Sin embargo, en 2017, Maduro promovió a 139 de estos oficiales. Desde la llegada de Maduro al poder, en 2013, hasta 2016, el gobernante ascendió a 563 generales y almirantes: 189 en 2013, 229 en 2014 y 145 en 2015.
La cifra fue referida, por el Ministerio de la Defensa, en el acto protocolar de los ascensos de hace cuatro años. Sí se suman los de los últimos 4 años, se tendría una lista de 1.068 generales y almirantes que han sido promovidos por Maduro, muchos de los cuales han pasado a retiro.
Ascensos del generalato
Luego de las acusaciones del Departamento de Justicia contra el gobernante Maduro y el ministro Padrino López, del 26 de marzo, las diferentes unidades de la FAN difundieron mensajes, y hasta videos cortos, para manifestar su lealtad a los señalados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.