Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

lunes, 11 de mayo de 2020

La impactante portada de O’Globo en homenaje a los más de 10.000 muertos por coronavirus en Brasil

La portada de O'Globo
La portada de O'Globo

“10.000 historias”, tituló el diario brasileño en su impactante portada en la que detalla los nombres de todos muertos en el país por el virus, al que calificó como el “evento más letal en Brasil en los últimos 102 años”. "Para que la dimensión humana de la tragedia no se pierda en la frialdad de las estadísticas, O’Globo honra las vidas reunidas en un monumento virtual”, agrega en la bajada el periódico.



Son tantos los muertos que con la portada no alcanzó y el diario debió destinar otras dos páginas completas para nombrar a cada una de las víctimas fatales de la pandemia.
“Las cifras de la pandemia en Brasil son elocuentes: en 55 días, el nuevo coronavirus ha matado a más de 10.000 personas. Desde la primera muerte, el 17 de marzo, los brasileños se han acostumbrado a ver aumentar el número de muertos al ritmo de los boletines diarios, en una progresión geométrica cuya frialdad vacía la dimensión humana y trivializa las consecuencias de la mayor catástrofe sanitaria del siglo”, asegura el periódico en su impactante cobertura.
O’Globo explicó que esta fue su manera de rendir homenaje a las historias que se esconden detrás de los números . “A través de un monumento virtual dedicado a las víctimas, el sitio repersonaliza las estadísticas con relatos breves de amigos y familiares”. Según detalla el medio, contó con una red de periodistas voluntarios que colaboraron para “recuperar la singularidad de estas historias”.
“Cuando dejamos de ver sólo los números y descubrimos las historias, lo que sentimos es diferente”, aseguró la periodista Alana Rizzo, una de las coordinadoras del la cobertura. Pero aún cuando todo sí se reduce a números, agrega, el coronavirus no es un número cualquiera: “Su letalidad es superlativa incluso cuando se compara con las tragedias que atormentan el imaginario colectivo brasileño. En menos de dos meses, el Covid-19 ya se ha convertido en el evento más letal desde la gripe española en 1918”.
“La enfermedad ya mata a diario a más del doble de las víctimas de uno de los mayores desastres en la historia del país, la ruptura de la presa de Vale en Brumadinho, que dejó 270 muertos el año pasado. Se necesitarían 37 accidentes como ese, uno cada 35 horas, para alcanzar el mismo número de muertes de Covid-19 en estos 55 días”, ejemplifica el periódico.
Un grupo de trabajadores y familiares en un cementerio en Río de Janeiro  durante el entierro de Neide Rodrigues, de 71 años, quien falleció de coronavirus. May 8, 2020. REUTERS/Pilar Olivares
Un grupo de trabajadores y familiares en un cementerio en Río de Janeiro durante el entierro de Neide Rodrigues, de 71 años, quien falleció de coronavirus. May 8, 2020. REUTERS/Pilar Olivares

Brasil superó ayer la trágica cifra de 10 mil muertos por por el virus y es el país más golpeado de América Latina y el sexto en el mundo. Mientras, continúan las críticas contra el presidente Jair Bolsonaro por su negativa a cumplir los protocolos de distanciamiento social recomendados en todo el mundo para contener la pandemia.
Hoy, el número de fallecidos siguió creciendo hasta llegar a los 11.123, según informó este domingo el Ministerio de Salud. Además de los casi 500 decesos de las últimas 24 horas, se sumaron 6.760 nuevos contagios en el mismo periodo y el total de casos roza los 163.000.
Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil con unos 42 millones de habitantes, se mantiene como epicentro de la pandemia en el país y sobrepasó los 45.000 casos de COVID-19, con 3.709 decesos.
El estado de Río de Janeiro, donde algunos municipios iniciarán este lunes el confinamiento absoluto, es la segunda región más azotada por el coronavirus, con más de 17.000 infectados y 1.714 fallecidos. Según fuentes hospitalarias, un 90 % de las camas de terapia intensiva en los hospitales privados de Río de Janeiro están ocupados, mientras que la red de salud pública ya colapsó.
Igualmente preocupa la situación en la empobrecida región nordeste del país, donde el estado de Ceará se convirtió en el tercero más azotado por el COVID-19, con 1.114 muertos y casi 17.000 casos confirmados.
Los trabajadores llevan ataúdes, que llegaron del estado de Santa Catarina al Puerto de Manaus y fueron comprados por las funerarias, en medio del brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Manaos,
Los trabajadores llevan ataúdes, que llegaron del estado de Santa Catarina al Puerto de Manaus y fueron comprados por las funerarias, en medio del brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Manaos,

En un intento de contener el avance de la pandemia, el gobierno regional de Ceará decretó el pasado viernes el confinamiento absoluto de la población en la capital Fortaleza. Sin embargo, tres días después, decenas de personas siguen desafiando las medidas de restricción. Diversos puntos de la ciudad registraron aglomeraciones este fin de semana, lo que obligó a que agentes de la policía intervinieran y cerraran varios establecimientos comerciales no esenciales.
Por su parte, Pernambuco, también en el nordeste, superó este domingo los 1.000 muertos por coronavirus y ha registrado en los últimos días un promedio diario de 700 infectados por día, totalizando 1.047 fallecidos y 13.275 casos. No obstante, el archipiélago de Fernando de Noronha, situado en ese estado, anunció que levantará a partir de mañana su confinamiento absoluto decretado el pasado 20 de abril, después de que no registrara ningún nuevo caso y todos sus 28 infectados se hayan recuperado de la enfermedad.
Brasil superó la víspera la barrera de los 10.000 muertos, menos de dos meses tras la confirmación del primer deceso por COVID-19, el 17 de marzo, y ya es el sexto país del mundo más afectado por la pandemia. El ministro de Salud, Nelson Teich, lamentó la marca alcanzada este domingo y aseguró que dará “lo mejor” para vencer “rápido esta terrible guerra”, que el presidente Jair Bolsonaro ha llegado a llamar una “gripecita”.
Por su parte, el mandatario brasileño volvió a desdeñar de la pandemia y ha calificado la crisis sanitaria que su país atraviesa como una “neurosis”, mientras se paseaba en una moto acuática.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.