A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

lunes, 19 de octubre de 2020

Nuevas tarifas del pasaje solo son un paliativo a la crisis transporte

 


transportistas - pasaje

Con el incremento, a los venezolanos se les irá medio sueldo en solo una semana. Un trabajador cuyo salario mínimo es de 400.000 bolívares, que se traslade diariamente en las rutas donde el pasaje tiene un costo de 30.000, invertiría 240.000 en solo una semana. El monto representa 60% de su salario y 30% de su ingreso mínimo mensual


El pasaje tiene nuevo precio. Sin embargo, representantes del sector transporte afirman que el ajuste, lejos enriquecerlos servirá para «no ahogarse en la orilla», pues las restricciones de movilidad que se han impuesto en el país por la pandemia, la escasez de gasolina y la profundización de la crisis económica han vuelto sus ingresos cada vez más irrisorios.


Los nuevos costos se derivan de reuniones en las que representantes del gremio y el gobierno de Nicolás Maduro presentaron su propuestas tarifarias. Los primeros tenían meses urgidos por obtener ingresos que tardaran menos en sucumbir ante la hiperinflación que azota a la nación.

*Lea también: Aunque sobra vocación, con un ingreso $3 al mes los docentes no pueden educar

La pandemia por el coronavirus llegó para profundizar la crisis en la que ya se encontraba el sector. Según el presidente de Bloque de Transportistas del Oeste de Caracas, Hugo Ocando, antes de llegar la covid-19 al país trabajaba solo 20% de la flota de unidades, al menos en Caracas, debido a los altos costos y la falta de repuestos.

El también presidente de Transporte Unido de Venezuela señaló que los primeros meses de cuarentena solo trabajó 5% de ese 20% debido a las escasez de gasolina y las restricciones de movilidad.

En este panorama cabría preguntarse si realmente el ingreso que en adelante percibirán los conductores cubre la estructura de costos para el cuidado y mantenimiento de las unidades de transporte y si alcanza para cubrir sus necesidades.

«Para no morir ahogados»

Uno de los primeros estados en anunciar el ajuste en las tarifas del pasajes fue Vargas. El 12 de octubre la alcaldía de la entidad publicó el decreto con los nuevos montos que oscilan entre los 30.000 y hasta los 180.000 bolívares dependiendo de la rutas, ya sea urbanas, troncales, periféricas y especiales.

El presidente del Bloque Unido de Transportistas de Vargas, Sergio Cárdenas, detalla a TalCual que una de las propuestas que los transportistas habían presentado, antes de publicarse el decreto, era de 50.000 bolívares el pasaje mínimo. El dirigente gremial señaló que esto habría representando una nueva brazada «para no morir ahogados en la orilla».

Según Cárdenas, ese monto aseguraba que la unidad se mantuviera en la calle con las mínimas condiciones de equipamiento, pero no para costear mantenimientos de gran envergadura.

Por su parte, el integrante del Comando Intergremial del Sector Transporte, Fernando Mora, tilda de complejo que los transportistas no tengan una tarifa que permita afrontar los gastos de mantenimiento y llevar comida a sus hogares. Coincide con Sergio Cárdenas en que la tarifa que proponían garantizaba el mantenimiento, los gastos operativos como el cambio de aceite, de filtro y correa.

Reitera que en el país el pasaje no llega a los diez centavos de dólar y que para tener un servicio de primera y que las unidades puedan ser mantenidas, el costo del pasaje debería estar alrededor de los 0,60 centavos de dólar. En este sentido, insiste en el planteamiento de que se otorgue un bono de transporte a los trabajadores para que puedan cubrir los costos.

Por el mal camino

El incremento también se aplicó en las líneas que cubren rutas entre entidades, como por ejemplo Caracas-La Guaira. El pasaje pasó de 40.000 a 100.000 para las rutas cortas y de 50.000 a 150.000 bolívares en rutas largas.

El vicepresidente de la línea Malavé Villaba, Mario Núñez, relata que son afectados por el crecimiento del precio del dólar. Detalla que la ruta entre ambas entidades exigen un mantenimiento fuerte., pues tanto los cauchos como el aceite tienen una vida más corta que la que podría tener si se trabajara solo a lo interno de la ciudad.

Para Núñez, el gobierno debe hacer un estudio de factibilidad del costo. En este sentido relata que el ajuste no se dio de un día para otro, pues en semanas anteriores se había aprobado subir las tarifas de 40.000 (ruta corta) a 80.000 y de 50.000 (ruta larga) a 100.000 bolívares. Sin embargo, después que dieron luz el mismo Ejecutivo mandó a ponerle freno al incremento.

«El aumento palea la situación porque estamos ahogados. El transporte va rumbo al fracaso», dice.

De acuerdo a lo expuesto por la autoridad de la línea Malavé Villalba, un caucho podría costar $250 y el aceite $90; mientras que el costo de los frenos oscila en $25 por rueda, además del gasto que generan la limpieza y mantenimiento de asientos.

El golpe para el bolsillo

Con el incremento a los venezolanos se les irá medio sueldo en solo una semana. Un trabajador, cuyo salario mínimo es de 400.000 bolívares, que se traslade diariamente en las rutas donde el pasaje tiene un costo de 30.000 invertiría 240.000 en solo cinco días. El monto representa 60% de su salario y 30% de su ingreso mínimo mensual.

El 12 de octubre también se legalizó una nueva tarifa de movilización en el estando Anzoátegui. De acuerdo con la Gaceta Oficial 41.981 de fecha 7 de  octubre, el ajuste es de 30.000 para un recorrido de máximo 20 kilómetros. Habitantes de la entidad también se encontraron con el incremento del sistema Bus de Tránsito Rápido (BTR) de 3.000 a 20.000 bolívares, lo cual causó malestar entre los pasajeros.

Para el presidente del  Comité de Usuarios de la zona metropolitana Barcelona – Puerto La Cruz, Pablo Malavé, esta última medida no se encuentra estipulada en el escrito nacional, por lo que instó a las personas a no cancelarlo.

“Aparte de que es llevada a Bs 20 mil, es totalmente ilegal la decisión porque la gaceta en ningún momento habla del transporte público y ellos (BTR) son públicos. Habla del transporte privado que presta un servicio público. Nosotros no podemos aceptar que el BTR comience a cobrar ese monto cuando una persona gana 400 mil bolívares al mes. Van a pagar Bs 40 mil diarios por una ruta y si agarran dos son Bs 80 mil. Sólo van a trabajar para pagar pasaje”, expresó según reseña de El Tiempo.

Paralizados

El también director ejecutivo de la Cámara Venezolana de Empresas de Transporte Interurbano, Fernando Mora, reitera que el sector lleva siete meses paralizado y enfrentando la crisis con sus ahorros.

En julio Mora señaló a TalCual que la emergencia sanitaria por el coronavirus empeoró la situación que ya el sector transporte enfrentaba. Detalló que las empresas de transporte interurbano solo pudieron pagar a sus trabajadores los primeros dos meses -desde que se declaró la cuarentena en el país- con fondos de ahorro.

Negó que hasta ahora el sector haya recibido respuestas a la petición. Detalló que de forma reciente sostuvieron una reunión en la que se les informó que se hace el esfuerza para que la banca pública pueda conceder los créditos «el tema es que los bancos dicen que es difícil por el volumen que se requiere al encaje legal».

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.