A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

martes, 27 de octubre de 2020

“Por sapo” escribieron con su sangre luego de degollarlo: El crimen que tiene a Táchira aterrorizada

 


Foto vía @douglasricovzla

 

 

El horrendo crimen de un joven, ocurrido en su propia cama, en el interior de su residencia ubicada en la Avenida Eleuterio Chacón de la localidad de Cordero, municipio Andrés Bello, donde fue localizado el cadáver en horas de la mañana del pasado viernes, por familiares que extraños por encontrar la puerta que da a la calle abierta, ingresaron para encontrarse con una macabra escena, puesto que los asesinos luego de degollar al hombre, hicieron pintas en las paredes con la sangre de victima, dejando la leyenda “Por sapo”.

Armando Hernández || LA NACIÓN 


En la población de Cordero hay consternación por lo dantesco del crimen y circulan conjeturas de diversa naturaleza. Algunas de ellas, en el sentido que pudiera tratarse de una venganza, otra colocan el hecho en el campo de los ritos satánicos, y hasta se habla de discusión con amigos, con quien la víctima estaba ingiriendo licor en su residencia, y estos lo asesinaron para robar sus pertenencias.

Localizan el cadáver


El cadáver fue encontrado a eso de las siete y media de la mañana del viernes, por un hermano de la víctima, que salió a laborar y notó que la puerta del apartamento de Luis Miguel, que habitaba en el segundo piso, se encontraba abierta, de par en par. Eso le causo extrañeza. De manera rápida subió por las escalinatas para llegar hasta el apartamento de su hermano y se encontró con una terrible escena. El joven obrero estaba muerto sobre su cama y el apartamento se encontraba en el más absoluto desorden. Había sangre por todos lados.
Las autoridades policiales mantienen silencio en relación al caso y se abstienen de hacer comentarios. No obstante se sabe que la víctima respondía al nombre de Luis Miguel Salazar Soto, de nacionalidad venezolana y 29 de edad, obrero, que para el momento no contaba con un empleo fijo, lo que le obligaba a realizar diferentes actividades. Era conocida como una persona honesta y trabajadora.

El hombre observó el cadáver del joven y despavorido salió a la calle en busca de auxilio. Los vecinos acudieron a sus gritos, y avisaron a Protección Civil Andrés Bello que envió paramédicos y una unidad ambulancia. Lamentablemente nada se podía hacer por ayudar a Luis Miguel, que se encontraba sin signos vitales. Fueron los mismos paramédicos quienes hicieron notificación a la policía, de manera que comisiones de Politachira se presentaron minutos después en el lugar de los hechos, una vivienda de dos plantas marcada con el No. 15-51, de la Avenida Eleuterio Chacón, frente al colegio María Auxiliadora.

Cuando los funcionarios ingresaron al lugar no podían dar crédito a lo que veían sus ojos, ante lo dantesco de la escena. En el dormitorio, sobre la cama, yacía el cadáver de Luis Miguel Salazar Soto y una extensa y profunda herida en la garganta. También se le observa heridas de arma blanca en el pecho. Sobre el cadáver fue lanzado un manojo de naipes. Rápidamente y muy impresionados, los funcionarios salieron de la casa y cerraron la puerta, en espera de las comisiones Contra Homicidios del Cicpc – Táchira, que advertidos de la situación llegaron en varios vehículos. Inmediatamente ingresaron al inmueble, escena del crimen.

Conocidos de la víctima

En el sitio de los hechos y ante la ausencia de información por parte de las autoridades, se conoció la versión aportada por familiares del finado. Este en horas de la tarde noche fue visto en su casa con dos hombres jóvenes, al parecer amigos de la víctima, con quienes ingería licor y jugaba a los naipes y al dominó. Estos hombres fueron visualizados por varias personas que no le prestaron mucha atención. Aun avanzada la noche se escuchaba la música y la bulla que había en el apartamento. De pronto el silencio. No se sabe con exactitud la hora en que ocurrió el crimen. Tal vez en horas de la madrugada cuando el ahora occiso dominado por el sueño y el licor, optó por dirigirse a su dormitorio y eso fue aprovechado por los asesinos, que ingresaron al lugar para causarle la muerte.

Todo ocurrió en el más absoluto silencio. Nadie escucho gritos, ni ruidos extraños, ni siquiera los familiares que habitan en la planta baja. Se cree que después de cometido el homicidio los delincuentes se dieron a la tarea de revisar todo en busca de objetos de valor, dinero, prendas y equipos, las gavetas abiertas y revueltas, así como los espacios vacíos en los lugares donde antes había objetos, así lo demuestran.

Llama la atención de este crimen fue la saña de los criminales. Había sangre por toda la casa, y lo que más impresionó fue un letrero escrito en una de las paredes, con sangre del obrero ultimado: “Por Sapo”, decía.

Sin pistas

Los detectives del Cicpc permanecieron por varias horas en el interior del apartamento, realizando su trabajo, buscando rastros, indicios, para identificar a los responsables del atroz crimen. Tras proceder al levantamiento del cadáver, lo subieron al vehículo del Cicpc, en el cual varios funcionarios partieron con destino a la morgue del Hospital Central, en tanto que otros tomaron diferentes rumbos, hacia diferentes puntos de Cordero. Ningún comentario por parte de eso funcionarios policiales. Uno de ellos apenas alcanzo a decir: “Nuestro trabajo está apenas empezando y no tenemos nada”. Y se marchó buscando la vía a San Cristóbal.

En el pueblo quedaron los vecinos consternados. Es una venganza y por eso el escrito con sangre en la pared, decían unos y otros argumentaban que se trataba de un robo.

De momento los investigadores no cuentan con una hipótesis y están en la etapa en que nada es descartable. Los familiares de Luis Miguel fueron trasladados a la sede del Cicpc para ser entrevistados. También se solicitó la presencia de algunos vecinos. Es importante saber quienes eran los amigos que estuvieron la noche del jueves en el apartamento del ahora occiso. Son los principales sospechosos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.