A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

martes, 3 de noviembre de 2020

Refinerías Amuay y Cardón pistonean y solo han operado 90 días en todo 2020

 HOME » A FONDO DESTACADOS


Cardón

Fallas eléctricas, incendios, derrames, fuga de gases, son algunos de los incidentes registrados en Amuay y Cardón. Estas refinerías han estado más paradas que activas. ¿Qué producen en apenas horas de operatividad y sin el resto de las unidades en funcionamiento?  



Pocos meses se puede decir del tiempo en el cual han estado operativas las refinerías de Amuay y Cardón, las cuales integran el Centro Refinador Paraguaná (CRP) en el estado Falcón, desde que se reactivaron en mayo pasado. Desde esa fecha, y más en los últimos meses, las diferentes unidades que conforman la infraestructura han estado sujetas a una serie de paradas y reactivaciones que han ocasionado serios incidentes.

Desde que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) inició en 2020 las labores para reactivar las refinerías, obligado por la creciente escasez de gasolina en el país y las dificultades para importar el combustible debido a las sanciones de Estados Unidos, han podido realizar operaciones en apenas tres de los últimos 10 meses, según señalaron trabajadores a TalCual. La falta de inversión para el mantenimiento de la infraestructura petrolera desde hace varios años ha sido la principal causa de la debacle en el complejo refinador venezolano con una capacidad de producción de 1,3 millones de barriles diarios (b/d) y que por ahora solo cubre menos del 20% de la demanda interna.

El representante sindical Iván Freites indicó que de acuerdo a los datos recabados por los propios trabajadores sobre la operatividad de las refinerías, en lo que va de año solamente Cardón ha podido poner en operatividad varias de sus plantas, más no así Amuay y El Palito, ésta última ubicada en el estado Carabobo.

«En los 300 días del año 2020, las plantas catalítica y de reformador en Cardón que son los únicos que han producido gasolina, han estado operativas apenas 90 días. Pero además eso no indica que durante ese tiempo hayan generado lo que necesita el país. En ese período han producido 20.000 barriles por día, mientras el consumo nacional es de 100.000 barriles diarios», dijo.

Otros trabajadores consultados coinciden en que la refinería Cardón ha estado produciendo apenas 20% de la demanda interna de gasolina y que debido a los problemas que han tenido durante este año, también ha disminuido la producción de otros combustibles como el diésel y el gasoil.

«Las refinerías han estado más paradas que activas. Podemos decir que han estado operando unas 17 semanas (tres meses y medio). En todo ese tiempo se ha procesado 1,8 millones de barriles de gasolina en lo que va de año, aproximadamente», resaltó un trabajador de la industria que prefirió mantener su anonimato por temor a represalias.

En la refinería Amuay -por su parte- el tiempo en el cual ha estado operando es menor, y solo ha estado generando nafta para ser enviada a Cardón para el mejoramiento de la gasolina y elevarla a la mejor calidad posible, resaltó Julio César Sifontes, trabajador de Pdvsa.

«Amuay tiene prácticamente operativa solo una planta y ha estado en funcionamiento como uno dos meses en todo el año, pero ojo, no han sido días de trabajo continuo», dijo el trabajador consultado.

Iván Freites recalcó que en las actuales condiciones de las plantas, resulta muy difícil estabilizar la producción de combustibles para cubrir el mercado interno, sobre todo por la mala situación de los servicios industriales como agua, vapor, aire y electricidad. Explicó que los continuos arranques y paradas a las que están siendo sometidas las refinerías causan severos incidentes.

Justamente el martes 27 de octubre ocurrió un suceso importante dentro de Amuay, que alarmó a las comunidades cercanas a la refinería. La información preliminar señala que hubo una explosión que generó daños en una parte de la estructura y por la cual hubo una fuga de gas. No obstante, de acuerdo a Freites, se trató de una implosión en una de las destiladoras, mientras que la administración de Maduro habla de un ataque con un misil enviado desde un dron.

«En horas de la tarde del lunes (26 de octubre), se presentó algo muy grave en Amuay. La planta se paralizó completamente el pasado viernes por problemas de servicios industriales como agua, vapor y aire, los cuales están fallando en todas las refinerías. Al paralizarse Amuay tenía 160 mil barriles de crudo y dos destiladoras también las pararon. La destiladora número 4 que hasta el viernes estaba trabajando con 90 mil barriles, tuvo una especie de explosión que se sintió a kilómetros de distancia. Según la información que tenemos, la planta destiladora atmosférica que está por encima de la presión atmosférica y unida a ella está la planta destiladora al vacío, y esta planta colapsó y lo que se generó fue una implosión», indicó Freites.

La versión oficial en voz del mandatario Nicolás Maduro es que la refinería de Amuay fue atacada con una «poderosa arma. Derribaron una torre con un nivel de espesor en sus aceros superior a un tanque. Quisieron provocar una explosión», dijo en una conferencia de prensa online desde el Palacio de Miraflores.

«Las refinerías las estamos levantando y las vamos a poner full producción. Ahora, tenemos que volver a la distribución eficiente del combustible. Es mi esperanza que lo resolvamos más temprano que tarde (…) Venezuela en este momento tiene reservas de gasolina para 20 días. Se ha logrado producto de que estamos produciendo un 30% más del consumo del país y también ha llegado gasolina de diversas regiones».

Sin protocolos de seguridad

Freites sostuvo que en Pdvsa no se están respetando los protocolos de seguridad que se deben ejecutar en caso de un arranque o parada de una refinería y, es por ello que se desencadenan los incidentes. De acuerdo a los lineamientos, los procesos de paradas de plantas contienen una serie de eventos y actividades que deben ser planificadas, programadas y ejecutadas basadas en una metodología para minimizar riesgos; su objetivo principal es el de realizar mantenimiento.

«Como a las refinerías las están arrancando y parando continuamente, ahora acostumbraron a que cuando detienen las operaciones en las plantas le cierran la alimentación, es decir, el flujo del crudo o la carga. Cierran la salida e internamente comienza a circular el producto y mantienen los quemadores encendidos del horno; esto lo hacen para evitar el proceso de precalentamiento y cuando arranque la planta ya tener listo el crudo para operar inmediatamente. Este es el apuro, no cumplen los protocolos de seguridad de arranque y parada de plantas, eso es obligatorio«, explicó el dirigente sindical.

El analista petrolero Luis Pacheco recalcó que la refinerías venezolanas no se están reactivando por completo, porque de ser así estarían produciendo al 100% de su capacidad o por lo menos a un porcentaje muy superior al actual. Explicó que cuando se informa que se reactivó una refinería es porque comenzó operaciones en algunas de sus unidades, mientras que continúan paradas otras plantas indispensables en el proceso de refinación.

«Simplemente algunas de las plantas pueden estar mezclando combustible que traen de fuera del país, o pueden estar mezclando nafta con crudo para producir, pero no hay una operatividad continua de todas sus unidades», señaló.

Pacheco recuerda que en las refinerías se activan procesos que son continuos y que si no han tenido mantenimiento, puede generarse algún inconveniente al ejecutarse un arranque cada dos o tres días.

«En el proceso de parar a cada rato la planta para reparar algo, lo que puede estar haciendo es dañando la refinería. No son como un carro que puedes apagar y luego encender, en las refinerías hay cambios de temperatura, de presión, son procesos continuos. Se puede prender la refinería pero el reto es mantenerla andando las 24 hora del día los 365 días del año», dijo.

Expertos han señalado que uno de los problemas de la precaria situación de la industria, es la falta de personal especializado, por lo que para Pacheco se requieren técnicos, una buena gerencia y recursos para recuperar toda la infraestructura de Pdvsa. «Están tratando de hacer cosas que no se pueden hacer».  

Pacheco acota además que a pesar de que las refinerías pueden producir algún volumen durante las horas que se encuentren operando, no se está generando un combustible de calidad o el que requiere el mercado interno debido a que no están funcionando todas las unidades.

Arranques y paradas

7 de mayo de 2020: cuatro trabajadores de Pdvsa resultaron heridos mientras intentaban reparar equipos en la refinería Cardón, según un documento visto por Reuters y cuatro personas con conocimiento del incidente. Los trabajadores, que según el reporte, sufrieron quemaduras por los hidrocarburos calientes vertidos mientras intentaban desmontar una válvula de un horno, no se encuentran en estado crítico.

15 de mayo de 2020: se reanuda la refinería Cardón después de haber estado inactiva desde 2019. Mientras la refinería de Anuay continuaba paralizada.

13 de junio de 2020: La unidad de craqueo catalítico de la refinería Cardón fue reiniciada el sábado 13 en la tarde, pero trabajadores alertaron que las condiciones de su puesta en marcha no eran estables. El objetivo era mejorar el combustible que llegaría de Irán. Se producía 26.000 bd de gasolina y gasoil.

6 de julio de 2020: un incendio en la planta catalítica de la refinería Cardón, fue producto de un remanente de crudo en el contexto del arranque de planta. Según el gobernador de falcón, Víctor Clark, el incendio fue controlado de manera inmediata por los trabajadores de la industria petrolera. Usuarios en las redes sociales reportaron una «humareda». Al parecer, el evento se habría registrado cerca de la planta catalítica.

17 de junio de 2020: Pdvsa habría retomado las operaciones de la Unidad de Craqueo Catalítico de la refinería Cardón, según se informó en una nota de Reuters.

9 de julio de 2020: Pdvsa reinició la unidad de Craqueo Catalítico Fluidizado (FCC) en Cardón, luego del incidente ocurrido el 6 de julio en las instalaciones, que según Argus Media ocurrió luego que trabajadores petroleros repararan provisionalmente el funcionamiento de un compresor defectuoso que dejó fuera de línea las operaciones. Además, ese mismo día se registraron dos incendios en la refinería.

13 de julio de 2020: fuentes consultadas por la agencia Reuters revelaron que Pdvsa reinició la producción de unos 30.000 barriles diarios en la refinería Cardón, luego de poner en funcionamiento la planta de craqueo catalítico a finales de la semana pasada. Según los consultados, luego del incidente registrado en las instalaciones, se pudo reanudar la producción del carburante. De esta forma, Cardón se convertía en la única refinería de seis en Venezuela que produce gasolina en todo el país.

12 de agosto de 2020: Pdvsa inició nuevamente las operaciones en la unidad de destilación de la refinería de Amuay, en la que planea enviar la nafta producida en estas instalaciones a la vecina refinería Cardón para aumentar la producción de gasolina. Sin embargo, un días después los trabajadores informaron que su reactivación se haría efectiva cinco días después.

21 de agosto de 2020: la refinería Cardón que tenía meses paralizada, reanudó la producción de gasolina en sus instalaciones, luego que trabajadores de Pdvsa lograran poner en funcionamiento el reformador y estuvo generando unos 25.000 barriles diarios de combustible. Este reformador es una unidad de procesamiento de nafta que genera componentes de alto octanaje en la preparación de mezclas, que logra actualmente producir la cantidad de gasolina.

27 de agosto de 2020: el líder sindical Iván Freites informó que la unidad reformador en Cardón fue detenida por falta del insumo.

30 de agosto de 2020: de acuerdo con trabajadores de la refinería Cardón, el reformador de petróleo, crucial para la producción de gasolina, se encuentra detenido por una falla y falta de nitrógeno. Así lo dieron a conocer a la agencia Reuters un líder sindical y otras dos personas con conocimiento de la operación. “Sí, paró el reformador. Se disparó un compresor y según falta nitrógeno, sin embargo, hay alto inventario de carga para el reformador”, dijo a Reuters un trabajador de la planta, que habló en condición de anonimato por temor a represalias.

19 de septiembre de 2020: una falla eléctrica afectó las operaciones en el mayor complejo refinador de Venezuela, donde están Amuay y Cardón, informaron a Reuters seis trabajadores conocedores del incidente.

21 de septiembre de 2020: unos 25.000 barriles por día de gasolina se añadirían a la producción nacional, después de que Pdvsa reanudara las operaciones del craqueador catalítico de la refinería Cardón.

1° de octubre de 2020: paralizada la elaboración de gasolina en la refinería El Palito, de 146.000 barriles por día de capacidad instalada.

13 de octubre de 2020: alrededor de 25.000 barriles diarios de gasolina estaría produciendo Cardón según información proporcionada por los trabajadores, lo que representa el período de producción continua más largo de la procesadora desde abril pasado, cuando Pdvsa inició trabajos de recuperación de la refinería tras varios meses de inactividad.

16 de octubre de 2020: el craqueador catálitico de la refinería Cardón, clave en la producción de gasolina, se detuvo por una presunta falla, esto de acuerdo a la versión de líderes sindicales y dos trabajadores.

19 de octubre de 2020: la refinería Cardón reactivó sus actividades, a pesar de que se mantiene averiada la unidad de craqueo catalítico desde el pasado sábado 17 de octubre. Fuentes cercanas a Pdvsa indicaron a Reuters que la refinería reanudó sus labores de refinación de petróleo al reactivar la unidad de reformado catalítico, aunque la falla que originó la parada no se ha corregido.

20 de octubre de 2020: Pdvsa detuvo la producción de gasolina en una unidad destilación de la refinería Cardón.

22 de octubre de 2020: Pdvsa reanuda la producción de gasolina en la unidad de craqueo catalítico de la refinería Cardón, luego de haber permanecido paralizada por una falla en la unidad de destilación.

27 de octubre de 2020: una explosión se registró en la unidad de alquilación de la planta 4 en la refinería Amuay. El periódico falconiano La Mañana informó que el incidente ocurrió por un «evento» en la unidad de alquilación. De esta forma, se produjo una nueva parada en las actividades de refinación del complejo, lo que ha sido una constante en los últimos meses, en un contexto de escasez de combustible en todo el país.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.