A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

domingo, 21 de febrero de 2021

La podredumbre que no viste en el detrás de cámaras del “concierto” pro Álex Saab (Fotos)

 


Álex Saab fue detenido el 12 de junio de 2020 cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla caboverdiana de Sal tras una petición de Estados Unidos cursada a través de Interpol por supuesto blanqueo de millones de dólares. EFE/ Miguel Gutiérrez

 

 

Luego de rayar paredes, colgar pancartas, organizar caravanas y redactar cartas sin destinatario, el chavismo subió el nivel de su cinismo con el montaje de un mal denominado concierto, con el objetivo de lavar un poquito la imagen del polémico Alex Saab, empresario colombiano señalado por la Justicia de Estados Unidos de lavar millones de dólares en favor del régimen de Nicolás Maduro.


Más allá de las acusaciones, aceleradas luego de su captura en la isla de Sal en Cabo Verde, los ocupantes del Palacio de Miraflores han apelado a un sinfín de tretas para intentar enlodar la más que probable extradición de Saab a Estados Unidos.

Un grupo de personas con bolsas de comida hace fila para montarse en un bus al finalizar un concierto para pedir la libertad del empresario colombiano Álex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro, en Caracas. EFE/ Miguel Gutiérrez

 

Desde múltiples apelaciones en tribunales internacionales hasta la más reciente campaña mediática para exhibir una supuesta faceta de “héroe humanitario” ante las sanciones de la comunidad internacional contra el chavismo. Sin embargo, las jugadas de Maduro y compañía, como es costumbre, dejar expuestas sus costuras.

Un hombre carga una bolsa de comida luego de terminar un concierto para pedir la libertad del empresario colombiano Álex Saab. EFE/ Miguel Gutiérrez

 

Si no es por el estéril cambio de la detención preventiva en una cárcel africana al régimen domiciliario, es por las confesiones de un claro ilícito, al endosarle a Saab la condición de “embajador plenipotenciario” y de contratista en el negocio turbio de las cajas Clap. Aunque, lamentablemente, pagar y dar el vuelto ya suele ser muy común en los casos de corrupción que se acostumbran en Venezuela.

Un hombre carga una bolsa de comida luego de terminar un concierto para pedir la libertad del empresario colombiano Álex Saab. EFE/ Miguel Gutiérrez

 

Este sábado 20 de febrero no fue la excepción. Al concierto #FreeAlexSaab le faltó algo crucial: ocultar ante las cámaras que el supuesto apoyo popular hacia el empresario extranjero en realidad es prestado, muy lógico tomando en cuenta que hasta hace poco se trataba de una figura que el chavismo incluso negaba.

Un grupo de personas con bolsas de comida hace fila para montarse en un bus al finalizar un concierto para pedir la libertad del empresario colombiano Álex Saab. EFE/ Miguel Gutiérrez

 

En las gráficas tomadas audazmente por la agencia española EFE, quedaron retratados los típicos autobuses Yutong para movilizar a los perezosos manifestantes, de tapabocas caídos, y el irónico pago que recibieron: bolsas con productos Clap de mala calidad.

Un grupo de personas con bolsas de comida hace fila para montarse en un bus al finalizar un concierto para pedir la libertad del empresario colombiano Álex Saab. EFE/ Miguel Gutiérrez

 

Quizás, en el fondo, se trate de un buen botín para la ignorancia y el conformismo, vulnerables al control social que aplica el Palacio de Miraflores.

El chavismo no escatimó en gastar para montarse otra gran tarima. Foto: Cortesía

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.