.

.

viernes, 26 de mayo de 2017

Los escuderos de la resistencia


A combination picture shows demonstrators using shields to confront the Venezuelan National Guard (top) and members of Venezuelan National Guard using shields to confront protesters rallying against Venezuela's President Nicolas Maduro in Caracas, Venezuela May 24, 2017.   REUTERS/Carlos Barria
Los muchachos se defienden con escudos hechos a mano y en casa, mientras que las fuerzas represoras con escudos de materiales resistentes seguramente importados de algún país proveedor de armas de guerra   REUTERS/Carlos Barria

Organizados y activos a través de las redes sociales, reciben donativos de cascos, pinturas o cualquier otro material que les sirva para protegerse de la represión. “No somos terroristas, somos estudiantes, nunca hemos manejado un arma”, manifiestan a través de Instagram, publica La Verdad.
Lizaura Noriega / Maracaibo / lnoriega@laverdad.com


Dos sentencias emitidas el pasado 29 de marzo dieron pie para que un grupo de venezolanos saliera a tomar las calles para denunciar la ruptura del hilo constitucional. Estas protestas originaron que jóvenes, que no superan los 25 años, se organizaran a lo largo y ancho del país por más de 50 días consecutivos.
Los enmascarados, conocidos como los “escuderos”, son comparados con la película 300, ellos actúan como protagonistas y dan el frente en la primera línea de cada manifestación, enfrentando las fuerzas policiales y militares. Esta juventud también es la más expuesta a la hora de las detenciones, pues resultan heridos o víctimas de las fuerzas brutales.
Organizados y activos a través de las redes sociales, reciben donativos de cascos, pinturas o cualquier otro material que les sirva para protegerse de la represión. “No somos terroristas, somos estudiantes, nunca hemos manejado un arma”, manifiestan a través de Instagram.
Demonstrators clash with riot security forces while rallying against President Nicolas Maduro in Caracas, Venezuela, May 24, 2017. REUTERS/Marco Bello
Caracas, Venezuela, May 24, 2017. REUTERS/Marco Bello

Sus armas son las máscaras, escudos, bandera, cascos, piedras, resorteras y hasta música, para doblegar a los agentes del estado quienes, con tanquetas, camiones blindados, fuertes chorros de agua y gases lacrimógenos intentan neutralizarlos. Videos y fotos dan fe de las actuaciones de estos jóvenes, imágenes que en muchas ocasiones se han hecho virales.
“Es hora de dejar la gorrita y ponerse un casco”, manifiesta otra organización llamada Cascos vs. Bombas.
Y es que estos muchachos no están solos, detrás de ellos se encuentra la sociedad civil, quien los apoya desde el primer momento con campañas para recaudar fondos y poder llevarles comida a esos valientes que permanecen día y noche en protesta activa.
Demonstrators clash with riot security forces while rallying against President Nicolas Maduro in Caracas, Venezuela, May 24, 2017. REUTERS/Carlos Barria
Caracas, Venezuela, May 24, 2017. REUTERS/Carlos Barria

Los jóvenes se han valido de la mensajería directa a través de redes sociales para canalizar las donaciones de alimentos y equipos de protección que personas simpatizantes quieran hacerles.
Estos grupos estudian la posibilidad de expandir la iniciativa en otras ciudades del país.
“Estamos en el frente desde el comienzo y nos duele mucho ver como salen heridos en cada represión, por eso se nos vimos en la obligación y necesidad de crear esta organización para proteger a la mayor cantidad posible”, manifestó uno de los integrantes de la organización SOS_resistencia que prefirió mantenerse bajo el anonimato.
Recientemente Diosdado Cabello, vicepresidente del PSUV, acusó de “terrorismo” a las empresas de envíos internacionales por ingresar a Venezuela material de seguridad industrial y repuestos como máscaras, cascos, rolineras y otros equipos que calificó de “material de guerra” dado el uso que se les ha dado recientemente en las protestas contra el Gobierno.
El dirigente chavista mostró máscaras antigases, lentes protectores, resorteras, cascos, pelotas de golf, guantes y balines de metal, y aseguró que fueron incautados por los cuerpos de seguridad cuando varias empresas pretendían ingresarlos al país.
Cabello, además, leyó una lista con los nombres de varias empresas de envíos, con sus direcciones y números telefónicos. “Están trayendo material terrorista, van a ser juzgados por la ley antiterrorismo. Señores, están avisados, están trayendo material de guerra para Venezuela”, comentó a manera de advertencia.
“Están trayendo material subversivo para Venezuela. Señoras de clase media, son los que traen las resorteras y los balines para que asesinen a sus hijos. Llamen de una vez a la Embajada americana a ver si los va a defender, al Parlamento Europeo”, agregó Cabello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.