lunes, 5 de junio de 2017

Rosneft evalúa venta de participación en Citgo por investigación en EE UU


La estatal petrolera rusa Rosneft está evaluando vender su participación en la refinería Citgo, propiedad de Petróleos de Venezuela, localizada en Estados Unidos, por temor a la investigación que adelanta el Comité para las Inversiones Extranjeras (Cfius, en sus siglas en inglés), afirmó una fuente del sector que prefirió mantener el anonimato.

Cfius dijo que Rosneft está preocupada por la investigación, entre otras cosas, porque tiene sanciones en territorio estadounidense. “Si vende las acciones a otra empresa se quita ese problema de encima”, señaló la fuente.
El 30 de noviembre del año pasado la petrolera rusa, dirigida por Igor Sechin, recibió 49,9% de las acciones de Citgo como garantía de un préstamo a Pdvsa por 1,5 millardos de dólares. Sechin, quien es un hombre muy cercano al presidente ruso, Vladimir Putin, se apresuró a registrar en una corte de Delaware, Estados Unidos, el derecho a retención de esas acciones en caso de que Venezuela o Pdvsa declararan en el futuro una cesación de pago de su deuda. Sin embargo, la situación ha cambiado en los últimos meses y ahora Rosneft pierde interés en estas acciones, ante la posibilidad de que se presente un problema legal con Estados Unidos.
Esta reacción tiene que ver con que hace poco más de dos semanas el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, declaró ante el Congreso que el caso de Citgo “es un asunto del que está muy pendiente”.
Hace algunos días la firma REDD publicó en un informe que Rosneft “aumentó sus acciones de 16,7% a 40% en la empresa mixta que maneja con la petrolera venezolana llamada Petromonagas”. Tal incremento implicó un desembolso de 500 millones de dólares. Asimismo, en el informe destaca que Rosneft accedió a comprar 49% de la empresa petrolera Essar, en India, con el fin de procesar petróleo venezolano a través de esta compañía.
En el mismo reporte anual de Rosnetf, la empresa señala que también está llevando a cabo transacciones de mercado para financiar derivados petroleros para Venezuela y Cuba.
Propiedad en riesgo
La operación de entrega de acciones de Citgo como garantía a un préstamo de Rosneft tiene que ver con la necesidad de refinanciar deuda o emitir una nueva para conseguir recursos adicionales, explica el analista petrolero Ramón Espinasa. “Hay relativamente pocos activos en Pdvsa para avalar deuda y por eso se ha utilizado a Citgo”.
Espinasa se refiere a las dos operaciones llevadas a cabo por Pdvsa el año pasado. La primera fue en octubre cuando la petrolera comprometió 50,1% de sus acciones de Citgo al colocarlas como garantía en el canje de los bonos 2020. De la segunda operación se tuvo conocimiento en diciembre: 49,9% de las acciones fue hipotecado a la petrolera rusa, como reconoció la propia industria en un comunicado.
“Venezuela sigue siendo propietaria de Citgo, pero está totalmente hipotecada. Si falla en el servicio de deuda o no le paga a Rosneft perderíamos a Citgo”, destaca Espinasa. Agregó que a esta situación se le suma el hecho de que la producción de Pdvsa actual es de 2,3 millones de barriles diarios, de los cuales 750.000 barriles diarios se venden a Estados Unidos. Gran parte de este petróleo se refina en Citgo. “Sin la refinería será muy difícil refinar el crudo extrapesado venezolano en otro lugar”, señala.
Para el economista Francisco Monaldi las operaciones llevadas a cabo con Rosneft ponen en riesgo la propiedad de Pdvsa sobre Citgo en caso de default, que “es un evento probable”. Destaca que en este momento se calcula que el valor actual de la refinería esté entre los 6 millardos y 7 millardos de dólares.
Explica que el haber dado en garantía a Rosneft 49% de las acciones de Citgo y el resto a los tenedores de bono, se abre la posibilidad de que en la eventualidad de un default Pdvsa pierda un activo cada vez más estratégico. “Es nuestra garantía de acceso al mercado americano ante la competencia del crudo canadiense que vendrá por el oleoducto de Keystone XL”.
Asegura que para Rosneft es una manera de garantizar que recuperará su crédito con la ventaja de que le abre la posibilidad de entrar a Estados Unidos. “Sin embargo, hay una importante probabilidad de que se vean forzados a vender el activo si la transacción no es aprobada por el Tesoro. En ese caso igual recuperan su dinero porque la garantía supera el monto del préstamo”.

Mejor opción
El economista Francisco Rodríguez asegura que cuando una empresa tiene los mercados financieros cerrados la mejor opción a veces es colocar sus activos en garantía para obtener financiamiento a un costo razonable. “En ese sentido, no me parece que la operación en sí sea problemática. Creo que el problema es mucho más profundo y tiene que ver con las políticas macroeconómicas insostenibles y la elevadísima carga fiscal y cuasifiscal que se le impone a Pdvsa, que le hacen imposible acceder a los mercados financieros internacionales en condiciones razonables”.
Sobre la posibilidad de que Pdvsa pueda perder Citgo en un eventual default, Rodríguez asegura que en teoría esto sí puede pasar. “Estados Unidos comenzó un chequeo de la transacción por el Comité para inversiones Extranjeras, pero ese comité solo puede hacer algo si se concreta la toma de control. Y para que eso pase tendría que haber un default, y Rosneft tendría que comprar bonos adicionales. No creo quiera exponerse de esa manera”.

Estratégica para Pdvsa
Citgo ha sido muy importante estratégicamente para Petróleos de Venezuela a lo largo de los años. A mediados de la década de los ochenta se llevó a cabo la internacionalización de la petrolera a través de la cual se adquirieron refinerías y canales de distribución en el exterior, con el fin de procesar crudos pesados y ácidos que son difíciles de vender.
Para la época ya se vislumbraba que el petróleo liviano comenzaría a escasear en los campos petroleros venezolanos y que si no se planificaba el crudo tendría que ser vendido a grandes descuentos. De allí que se comenzaron a establecer contratos a largo plazo con refinerías fuera el país, para que se adecuaran a los tipos de crudo.
Uno de los mensajes más fuertes del fallecido presidente Hugo Chávez durante su campaña en 1998 fue que al llegar a Miraflores iba a vender Citgo. Sin embargo, eso no ocurrió a lo largo de los años que gobernó. La razón obedeció a que entendió la importancia de la refinería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.