sábado, 17 de junio de 2017

Trump y Kuczynski vuelven a hablar de la terrible situación en Venezuela


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una reunión con su homólogo de Perú, Pedro Pablo Kuczynski en la Casa Blanca en Washington, EEUU, 24 de febrero de 2017. Kuczynski dijo el viernes que expresó a su homólogo estadounidense Donald Trump que prefiere construir puentes en vez de muros y que apoya el libre movimiento de las personas a través de las fronteras. REUTERS/Yuri Gripas
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una reunión con su homólogo de Perú, Pedro Pablo Kuczynski en la Casa Blanca en Washington, EEUU, 24 de febrero de 2017. Kuczynski dijo el viernes que expresó a su homólogo estadounidense Donald Trump que prefiere construir puentes en vez de muros y que apoya el libre movimiento de las personas a través de las fronteras. REUTERS/Yuri Gripas

El presidente estadounidense, Donald Trump, habló hoy con el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, para tratar temas bilaterales, así como la “terrible situación” en Venezuela o la nueva política de Washington hacia Cuba.
EFE


Según informó la Casa Blanca en un escueto comunicado, Trump “discutió asuntos bilaterales y regionales”, incluida “la nueva política de Estados Unidos sobre Cuba”.
Asimismo, “los dos líderes reafirmaron su fuerte compromiso en la relación bilateral entre Estados Unidos y Perú” y hablaron “de la terrible situación en Venezuela”.
Kuczynski ha mantenido contactos periódicos con Trump desde febrero y en ellos la crisis de Venezuela, intensificado con los protestas desde abril contra los intentos del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de arrebatar el poder al Legislativo, controlado por la oposición.
Trump anunció hoy cambios en las medidas hacia la apertura con Cuba anunciadas desde diciembre de 2014 por el presidente estadounidense, Barack Obama.
Trump anunció una restricción de ciertos viajes de estadounidenses a Cuba y de los negocios con el Ejército de la isla, en un intento de endurecer la política de deshielo iniciada por su antecesor.
Trump, sin embargo, avisó de que no romperá las relaciones entre ambos países, mantendrá abierta la Embajada de EE.UU. en La Habana y no restaurará la política de “pies secos/pies mojados”, que durante más de 20 años otorgó un trato preferencial a los migrantes cubanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.