.

.

sábado, 8 de julio de 2017

Oposición se encamina hacia el acto de desobediencia “más grande” este #16J (+Papeleta)


Con banderas, cruces y bajo la lluvia los opositores se plantaron en Caracas.
Con banderas, cruces y bajo la lluvia los opositores se plantaron en Caracas.

La oposición venezolana anunció hoy las preguntas del referendo convocado para el 16 de julio por el Parlamento para que los ciudadanos se pronuncien sobre el proceso Constituyente activado por el Gobierno, una consulta que aseguran será “el “acto de desobediencia civil más grande de la humanidad”.
EFE


La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) explicó que serán tres las preguntas en dicha consulta (no vinculante), convocada al margen del Poder Electoral -acusado de servir al Gobierno- para hacer frente al cambio de Carta Magna que promueve el Ejecutivo mediante una Asamblea Nacional Constituyente (ANC).
En el referendo se espera que los ciudadanos se expresen sobre la elección de los miembros de la ANC, prevista para el 30 de julio, así como si demandan a la Fuerza Armada y a los funcionarios cumplir la actual Carta Magna y las decisiones del Parlamento, controlado por la oposición.
Además, los votantes en el referendo pueden dar el sí a la renovación de los Poderes Públicos, mayormente afines al Gobierno, y “a la realización de elecciones libres y transparentes, así como la conformación de un Gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional”.
La votación del 16 de julio tendrá como “garantes” a los rectores de cinco universidades del país, se realizará entre las 7.00 hora local (11.00 GMT) y las 16.00 (20.00 GMT) y estará supervisado por personas designadas para tal efecto.
Más de 50.000 voluntarios serán movilizados para intentar que la votación sea un “éxito” y los venezolanos en el extranjero podrán votar también en más de 200 ciudades de todo el mundo.
Según explicó el primer vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, todos los venezolanos mayores de 18 años están llamados a depositar su voto ese día en más de 14.000 mesas habilitadas en más de 1.700 edificios de grupos civiles y religiosos de todo el país.
Además de introducir su papeleta, en esta consulta que no será vinculante, quienes acudan a votar se adherirán formalmente con su firma al artículo 350 de la Constitución, que contempla el derecho a no reconocer a todo Gobierno que no respete las leyes de la nación.
El chavismo, por su parte, anunció para el mismo 16 de julio un simulacro de votación para ensayar la movilización de cara a la ANC.
El simulacro de los oficialistas servirá para “ensayar el voto y de esa manera garantizar que la gente vaya con seguridad a escoger sus constituyentes”, informó en la red social Twitter el gobernador del estado Nueva Esparta (noreste), el chavista Carlos Mata Figueroa.
Maduro, mientras tanto, encabezó hoy un acto de graduación de oficiales y desde allí pidió a los militares de su país lealtad absoluta ante supuestos planes para crear fisuras dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).
El gobernante pidió a los jóvenes militares “máxima vigilancia, máxima alerta, máxima lealtad para derrotar el intento de un complot contra la paz del país que pretende impedir las elecciones del 30 de julio”.
Asimismo, les instó a ser “leales siempre, traidores nunca” e ir a los cuarteles y unidades militares “a garantizar la lealtad absoluta de la Fuerza Armada”.
Entretanto, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) calificó la elección de la Asamblea Constituyente como la instauración de una “dictadura militar”.
“Esta asamblea será impuesta por la fuerza y su resultado será la constitucionalización de una dictadura militar, socialista, marxista y comunista”, afirmó el presidente de la CEV, Diego Padrón, durante la instalación de la Asamblea Plenaria del Episcopado venezolano.
“La CEV ha juzgado innecesaria e inconveniente la iniciativa presidencial de una Asamblea Nacional Constituyente, convocada sin consultar de manera directa y universal mediante un previo referendo consultivo la libre opinión del pueblo”, añadió Padrón.
La jerarquía eclesiástica, al igual que otros detractores, reclama que el Gobierno de Maduro no haya hecho un referendo previo a los ciudadanos para consultarles si estaban de acuerdo o no con la redacción de una nueva Constitución para reemplazar a la actual, aprobada por voto popular en 1999.
Venezuela vivió hoy una pausa en las protestas que desde el 1 de abril han sacudido al país y que han dejado 91 muertos y cerca de 1.500 heridos, según datos de la Fiscalía.
Para ver la papeleta haga clik aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.