viernes, 28 de julio de 2017

Por falta de acuerdos vislumbran aumento de confrontación


Solo diatribas caracterizaron las reuniones entre los enviados del gobierno y representantes de la MUD, por lo que en el PSUV, PPT y partidos de la oposición vislumbran un aumento de la confrontación social en las próximas horas, cuando se acerquen los comicios de la constituyente.
El ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, Jorge Rodríguez y Elías Jaua dijeron en los primeros encuentros del 25 y el 26 de julio que el presidente Nicolás Maduro podía suspender la constituyente por 45 días si a cambio la MUD inscribía sus candidatos, vía decreto del Poder Electoral.


La oposición rechazó la idea por considerar que Maduro pretendía que avalaran el fraude constitucional, y planteó cambiar las bases comiciales e ir a una consulta sobre la ANC. Miraflores dijo que no. Luego un grupo de la MUD propuso elecciones generales en el primer trimestre de 2018, con un nuevo CNE (dos rectores postulados por el oficialismo, otros dos porla MUD y un quinto de común acuerdo). “Quedó descartado”, afirmaron fuentes partidistas.
En vista de que Miraflores no aceptó prorrogar la ANC, la Unidad no siguió conversando y Rodríguez Zapatero se marchó anoche de Caracas harto y decepcionado, dijeron las fuentes. “Maduro tiene que reconocer la Asamblea Nacional, hacer elecciones generales y liberar presos políticos, entre otras exigencias. En conclusión, si quieren negociar tienen que retirar la constituyente, pues, de hecho, ya hay un conflicto político que aumentará. Las últimas reuniones evidenciaron los desacuerdos y que, lamentablemente, la confrontación es total e indefinida. Hay la determinación por parte de Voluntad Popular, Primero Justicia, el Movimiento Progresista, ABP yLa Causa R de jugarse la vida junto al pueblo. En las próximas horas se decidirá qué hacer. AD y UNT debaten”, señalaron.
La negativa del gobernador de Miranda, Henrique Capriles, de negociar con Miraflores impide cualquier acercamiento, a pesar de que Borges asiste y oye a las partes, expresaron.
Maduro lanzó ayer un reto a los jefes de PJ, VP, UNT y AD: instalar una mesa de diálogo, lo que fue entendido como un plan para dividir a la oposición. Avanzada Progresista alertó de “una inminente confrontación” y pidió a los partidos invitados por Miraflores evitarla.

El comité ejecutivo de AP, presidido por el gobernador de Lara, Henri Falcón, instó: “Siéntense a dialogar sin complejos ni ataduras ideológicas. Avanzada no tiene ninguna objeción a participar, si fuese llamada. La estrategia de todo o nada no funcionará nunca. La oposición no puede pedirle al presidente que renuncie y se vaya, ni el gobierno puede pedir a la oposición la aceptación incondicional de una constituyente. Debe ser un proceso donde ambos ganan algo y obviamente pierden algo. No es cierto que Venezuela y la democracia se acaban, se extinguen el 30 de julio. Quienes piensan así, están pensando en una guerra civil, en un fratricidio”.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.