martes, 19 de septiembre de 2017

Trump alerta que Venezuela “está colapsando” y coordina acciones con latinoamericanos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, participa en una cena con líderes latinoamericanos en Nueva York, EEUU, 18 de septiembre de 2017. REUTERS/Kevin Lamarque
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, participa en una cena con líderes latinoamericanos en Nueva York, EEUU, 18 de septiembre de 2017. REUTERS/Kevin Lamarque
Donald Trump hizo el lunes su debut en la ONU con la mira puesta en la crisis política en Venezuela y acordó con un grupo de líderes latinoamericanos aumentar la presión sobre su gobierno para garantizar elecciones democráticas en 2018.
AFP

 
“El pueblo venezolano está muriendo de hambre, su país está colapsando”, afirmó Trump en el primer día de una intensa semana de debates diplomáticos en la ONU, durante una cena con los presidentes de Brasil, Colombia, Panamá y la vicepresidenta argentina en un lujoso hotel de Manhattan.
“Sus instituciones democráticas están siendo destruidas”, denunció. “Nuestra meta debe ser ayudarles y restaurar su democracia”.
Los participantes en la cena acordaron “la coordinación de acciones para asegurar que se respete la voluntad del pueblo de Venezuela, y que en el 2018 haya elecciones democráticas y se respete la voluntad popular, explicó a periodistas el presidente panameño Juan Carlos Varela tras la cena.
“En opinión de todos los participantes es preciso una solución democrática en Venezuela”, dijo por su lado el mandatario brasileño Michel Temer a periodistas.
La idea es aumentar las acciones de los países latinoamericanos y caribeños “para presionar por una solución democrática, pero una presión diplomática”, aclaró.
Trump dijo que el presidente venezolano Nicolás Maduro “ha desafiado a su propio país” y es culpable de “un gobierno desastroso”, lo cual puede requerir nuevas sanciones contra Caracas.
Washington ya ha impuesto sanciones contra Venezuela y el 11 de agosto alertó que Estados Unidos contemplaba un abanico de acciones contra Caracas, “incluida una posible opción militar si fuese necesario”.
Trump no repitió esa advertencia este lunes, pero dijo que Estados Unidos estaba preparado para nuevas acciones, sin dar más detalles.
Tras violentas protestas contra Maduro que dejaron unos 125 muertos entre abril y julio pasado, el gobierno y la oposición iniciaron hace unos días contactos en República Dominicana para sentar las bases de una negociación.
La oposición reclama garantías de que habrá elecciones presidenciales a fines de 2018, como ordena la ley, y la liberación de casi 600 opositores presos.
Los países invitados a la cena por Trump integran el Grupo de Lima, formado por 12 naciones latinoamericanas que en agosto condenaron el quiebre del orden democrático en Venezuela y se niegan a reconocer la Asamblea Constituyente impulsada por Maduro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.