viernes, 13 de octubre de 2017

Para 84% de los empresarios la situación de las industrias es mala


Las industrias del país enfrentan dificultades operacionales y económicas nunca antes vistas para mantenerse en el mercado, como consecuencia de las políticas económicas erradas del gobierno. Esta percepción es confirmada por 84% de los empresarios que considera que la situación actual del sector es mala o muy mala dentro de la encuesta Coyuntura correspondiente al segundo trimestre de 2017 y realizada por la Confederación Venezolana de Industriales, Conindustria.

“Tras haberse destruido la economía venezolana con las erradas políticas públicas, tenemos actualmente una situación muy delicada en la industria manufacturera cuya sostenibilidad para generar bienes y puestos de trabajo está seriamente cuestionada. Esta situación afecta la capacidad de la industria de seguir subsistiendo”, expresó Juan Carlos Olalquiaga, presidente de Conindustria, al presentar los resultados de la consulta.
Olialquiaga destacó que la actividad productiva ha sido fuertemente impactada en los últimos años por la falta de las divisas para adquirir las materias primas, insumos, repuestos y maquinarias, a lo que se suma la incertidumbre institucional debido a las políticas públicas y/o regulaciones que condicionan la operatividad de las empresas.
El también vicepresidente de la Asociación de Industriales Latinoamericanos, alertó que otro elemento de la crisis en el sector es la caída de la demanda nacional ante la pérdida del poder adquisitivo de los consumidores venezolanos, golpeados por la fuerte inflación que los lleva a adquirir los productos básicos, fundamentalmente alimentos.
En los resultados de la encuesta Coyuntura, 75% de los consultados aseguró que su cartera de pedidos disminuyó y solo 9% manifestó que hubo un aumento de los pedidos. Asimismo, 20% de las empresas indicó que no tenía tiempo de trabajo asegurado; es decir, estaban paralizadas. Otro 44% de la muestra respondió que apenas contaban con un mes de trabajo asegurado.
Otro dato de la consulta es que 76% de los industriales indicó una disminución en las ventas. Los sectores de madera y papel, y de productos minerales no metálicos reportaron que no concretaron ventas durante el segundo trimestre del año en curso.
En el ramo automotor, 88% de las empresas bajó sus colocaciones en el mercado nacional lo cual también se reflejó en las industrias de textil y calzado, y química y farmacéutica, con índices de 83% y 79%, respectivamente.
En la parte del sector alimentos, bebidas y tabaco, 52% de las empresas registró una baja en su cartera de pedidos, 26% se mantuvo igual y 22% subió, mientras que en la parte de la producción 65% disminuyó la manufactura, 13% se mantuvo igual y 22% aumentó.
En cuanto al inventario, 74% de los entrevistados advirtió que registraron una disminución, mientras que 79% afirmó que la producción se redujo. Los ramos más afectados por la caída en la producción fueron madera y papel, automotor y productos no metálicos.
Igualmente, 56% de los industriales encuestados reveló que el empleo se contrajo por la menor operatividad en las fábricas a lo que se suma la preocupación de 50% de los empresarios por la fuga de talentos, pues las instituciones han registrado una renuncia de personal calificado de 33%.
La situación registrada durante el segundo trimestre de 2017 llevó a que 50% de los empresarios expresara que no realizará inversiones, mientras que 45% y 5% solo harán las inversiones operativas (equipos, mantenimiento) y las mayores, respectivamente. Otro problema reflejado en la muestra el fuerte incremento de los costos de producción a 880% en un año.
Frente a estas dificultades, que se han acentuado desde 2014 a la fecha, a Conindustria le preocupa que 38% de las empresas considere que, de persistir las actuales circunstancias, no podrán mantenerse operativas en los próximos dos años.
Olalquiaga advirtió que fabricar productos en cantidades tan pequeñas no tiene razón de ser, pues no hay productividad ni competitividad. Esto se traduce en los constantes problemas de abastecimiento y precios de los bienes y servicios que están afectando severamente al consumidor, que cada vez tiene menos opciones para satisfacer sus necesidades.

La Cifra
76% de los industriales bajó sus ventas, pero en los sectores madera y papel, y productos minerales no metálicos reportaron que no concretaron ventas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.